Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Miércoles 24 de Julio de 2024         •         Dólar= $944,14         •         UF=$37.588,65         •         UTM=$65.967

Siete medidas de seguridad para grúas horquilla
Por Pablo Astudillo Suárez, Ingeniero en Prevención de Riesgos, especialización en Maniobras de Izaje y Gestión Medio Ambiental. Docente en el Instituto Profesional Santo Tomás. / pastudillo3@santotomas.cl
El trabajo de movimiento de cargas se ha ido intensificando a medida de que el mundo incrementa su industrialización, realizando maniobras de levante e izaje. En este contexto, la grúa horquilla se ha transformado en un equipo fundamental, siendo necesario considerar diferentes acciones para prevenir los riesgos inherentes a su uso.

Hoy en día las grúas horquilla son equipos imprescindibles en muchas industrias, por lo que la posibilidad de que ocurran eventualidades no deseadas, se incrementa por la alta exposición que implica su utilización en el lugar de trabajo.

De hecho, y según las estadísticas, los accidentes más frecuentes relacionados a las grúas horquilla son, en primer lugar, la caída de material en suspensión, seguido por los volcamientos y choques, dejando en tercer lugar los atropellos (estos presentan la mayor probabilidad de terminar en una fatalidad). Las lesiones generadas en cualquiera de las tres situaciones pueden ser múltiples, desde contusiones hasta fracturas y lesiones graves por aplastamiento y aprisionamientos, sin mencionar las lesiones por caída de material como cortes e incluso amputaciones de extremidades, o quemaduras y choques eléctricos por realización de trabajos especiales.

Con mi experiencia en el rubro y la información que he recabado a lo largo del tiempo, he podido identificar los puntos críticos de estos trabajos, por lo que los invito a tener en consideración las siguientes medidas de seguridad para trabajar con las grúas horquilla.


1. Formarse

Nadie que opere o trabaje con una grúa horquilla puede “desentenderse del tema”; darle la posibilidad a algún trabajador para que aprenda o practique dentro de las dependencias de la empresa es una idea errónea.

Además, se debe contratar personal calificado y certificado. Funciones como riggers y supervisores están subestimadas, pues cada uno de ellos juega un papel fundamental, por lo que ellos también deberían estar capacitados y certificados. Verifique que todos lo estén.


2. Informarse

Aunque estén todos ya estén calificados para la labor, es necesario conocer el rubro en el que se trabajará, debido a que cada empresa tiene sus procesos, ciclos y métodos para realizar los trabajos. Esto, sin mencionar el comportamiento de los distintos tipos de carga según el rubro y las necesidades de la compañía (por ejemplo, líquidos inflamables oscilantes o cargas sólidas inestables).

Por otra parte, los equipos que se encuentran disponibles en el mercado se operan de forma distinta dependiendo de sus características, tamaños y tipo de combustible (gas, diésel, eléctrico), por lo cual es recomendable que el operador se familiarice con los dispositivos y mandos antes de realizar maniobras para trabajar.


3. Revisar e informar

Toda condición anómala que se encuentre debe ser informada inmediatamente, ya sea en el entorno del trabajo como en el equipo mismo, para que estas sean evaluadas y solucionadas lo antes posible. Se debe incentivar una cultura de verificación metódica mediante listas de chequeo y procedimientos de revisión del entorno. Revisión de cuñas, extintores, conos de estacionamiento y sistemas de comunicación, deben estar presentes en estas listas, así como también los sistemas de monitoreo del vehículo (nivel de combustible, aceite, temperatura, etc.).

Si no nos sentimos en buenas condiciones para operar la grúa horquilla, comuniquémoslo. Los estados somnolientos y el cansancio afectan enormemente los reflejos del operador, así como las preocupaciones y las aflicciones emocionales. Además, el frío extremo retarda las reacciones en las extremidades, sin mencionar el aumento de los riesgos si se ingieren medicamentos específicos.

Todos estos elementos descritos deben ser evaluados antes de conducir, y operar bajo los efectos del alcohol y las drogas está absolutamente prohibido.


4. Observar

En la parte posterior de la grúa horquilla se encuentra emplazado el “contrapeso”. Por lo general, esta sección del equipo pesa más de una tonelada y sirve para elevar materiales sin perder la estabilidad. No obstante, al retroceder, se puede golpear y arrollar a una persona, lastimándola gravemente. De igual modo, la parte delantera del vehículo representa un riesgo similar, ya que sus “uñas” son capaces de atravesar materiales muy duros, pudiendo afectar letalmente a un trabajador que se encuentre en el trayecto.

Entonces, es importante observar a las personas que estén en el sector y coordinar los movimientos; a menudo se suele perder la visión, pues la torre de elevación de la grúa horquilla bloquea el enfoque frontal con las cargas, por lo que se recomienda no conducir con restricción visual. Nos podemos apoyar con un rigger, evitando los puntos ciegos, y con la delimitación de áreas, para restringir el ingreso de personal no autorizado.

También debemos tener en consideración el terreno de trabajo, inclinaciones y pendientes afectan la estabilidad del equipo cargado. Estas deben ser tomadas en retroceso para evitar que la carga caiga hacia delante. La densidad del terreno es un factor primordial, ya que el vehículo podría estancarse en un lugar con terreno suelto o volcarse por falta de estabilidad y agarre de los neumáticos,.


5. Conservar

En las especificaciones técnicas entregadas por el fabricante (tabla de carga), se detallan las capacidades de levante que poseen estos equipos móviles, especificando la altura y peso límites maniobrables de forma segura y que en ningún caso debemos sobrepasar.

Asimismo, cabe recordar que las grúas horquilla son equipos de levante, por lo cual toda acción de izaje que se realice amarrando eslingas a las uñas del equipo deben ser prohibidas. Verifique que no se realicen estas malas prácticas.

No todas las cargas se encuentran aseguradas de la misma forma; en algunos casos, los embalajes se encuentran mal afianzados, por lo cual hay que seleccionar la forma más adecuada para levantar las cargas. Muchas veces los pallets vienen en mal estado, por lo que el operador deberá indicar si esa carga se puede manipular, debido a que existe la posibilidad de que el material caiga y se dañe; en algunos casos, es mejor informar y no mover cargas que podrían colapsar. Recuerde tomar las cargas con la mayor cantidad de área de la uña en la base de sujeción, tomando abiertas las cargas; y se recomienda trasladar las cargas a la menor altura posible

Diciembre 2017
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
Silvana Mussatto Propal Agrocomercial Quillota (16/02/2018)

Buen articulo. solo solicitarles información para prevenir accidentes en cruces de horquillas y peatones, Las bocinas superar los decibeles, las luces nadie las ve.. quedo atenta. Gracias.-

Mauricio Herrera PAREX Chile (05/01/2018)

Buenas recomendaciones de carácter administrativo. Creo conveniente complementar con más información referente a controles de ingeniería, como el dispositivo de alerta de peatones o el blue spot, alarmas sonoras, etc. Saludos.

Fernando Nuñez Tagler S.A. (18/12/2017)

Muy interesante artículo. Aprovecho de comentarles que tenemos a la venta un dispositivo de alerta de peatones para grúas horquilla, origen España.
Pueden contactarnos al 224781100.

Fernando Nuñez

Pablo Rackservice.cl SpA (15/12/2017)

Lo que Falta en este articulo son los daños causados por grúas horquilla a Rack, nosotros somos especialistas en evaluación y reparación de Racks

GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.