Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Miércoles 21 de Febrero de 2024         •         Dólar= $966,31         •         UF=$36.776,80         •         UTM=$64.343

Kim Connors, CIFFC:
“Un método colaborativo promueve la conciencia de prevención en incendios forestales”

Hace más de 30 años, una organización canadiense se dedica exclusivamente al combate de incendios forestales a través de un método colaborativo entre sus provincias y entidades internacionales. De cómo gestiona el modelo y de los beneficios de este, conversamos con Kim Connors, Director Ejecutivo de Canadian Interagency Forest Fire Centre (CIFFC), quien visitó el país en el marco del seminario “911 Chile”.
Kim Connors.

¿Por qué crear una organización única para el combate de incendios forestales?

Esta idea nace al finalizar los ‘70 ante la problemática de los incendios forestales en el territorio canadiense, y se concretó en 1982. Para combatir estos eventos, se requiere la ayuda de diferentes actores, y la única forma de hacerlo correctamente era definiendo estándares y a través de un modelo colaborativo. Entonces, el Canadian Interagency Forest Fire Centre (CIFFC) se crea para ayudar a integrar los problemas y enfrentar los incendios de manera colaborativa y coordinada.

¿Cómo funciona esta colaboración?
Al iniciarse un incendio forestal, se da aviso al centro, desde donde se activan los protocolos de combate y gestionamos la disposición de equipo profesional (como aviones, bombas y diferentes elementos necesarios en la tarea) para combatir el fuego en el lugar. El sistema nos ha permitido llegar con ayuda y recursos a todo el territorio canadiense cuando se presenta el evento.

A nivel internacional, funciona de igual forma. En estos casos, la coordinación con el país al que se presta ayuda es de suma importancia, por lo que vemos cuál es el mejor modo para manejar los recursos, así como las demandas de los suministros de personal y equipos.

No obstante, lo principal de este modelo es la protección de la comunidad y la preparación ante un incendio. Por ello, es importante decir que la prevención comienza con el individuo y, luego, se expande a la comunidad; las personas requieren conocer estrategias de mitigación y prevención, para ir creando conciencia. Creo que esos son puntos clave en esta situación.

¿Qué características tienen los países con los que colaboran?
Lo que buscamos es que el país cuente con estándares y sistemas de operación similares a los nuestros, de modo de asegurarnos que podemos trabajar juntos. De ahí en adelante, se gestionan las formas de cooperación y cómo destinaremos recursos cuando se enfrente un incendio forestal. Es una ayuda recípro ca, porque, en esta materia, siempre se sigue aprendiendo de las experiencias. En esta medida, cooperamos con Estado Unidos, Australia, México, Nueva Zelanda y Sudáfrica.

¿Quién asume los costos y responsabilidades de sus actividades?
En Canadá, cada provincia asume las responsabilidades y costos en el control de los incendios forestales, sin importar si se trata de terrenos públicos o privados. En esa medida, a pesar de que somos una organización privada sin fines de lucro, el gobierno federal nos comanda como institución, es decir, tiene el control de las acciones que realizamos. Si bien el gobierno federal contribuye con un tercio de los costos de operación del CIFFC, los dos tercios restantes –así como el 100% del costo de los proyectos colaborativos– son financiados por las provincias y territorios, mediante un modelo que considera diferentes variables relativas al tamaño de su programa y uso de recursos externos.

¿Colaboran con partners privados en algún momento?
Efectivamente, tenemos algunos partners de la industria y esto hace que la colaboración sea más efectiva. En esta esfera, trabajamos con diferentes grupos como agencias de gobierno, gerentes generales de organizaciones no gubernamentales, y de la industria privada, ya que todos pueden aportar a un mismo fin. Así, recogemos la experiencia desde sus sectores, y fortalecemos el modelo de cooperación. Sin embargo, esto es un trabajo a largo plazo, que se realiza antes de una emergencia, en donde se definen las estrategias de colaboración.

¿Qué resultados se consiguen por medio de un modelo colaborativo como este?
Para nuestro propósito de respuesta al fuego, los efectos son medibles en la reducción de la duración de los incendios y la reducción del valor en riesgo (VaR), ya que sin los recursos invertidos en su control, el incendio seguiría creciendo con consecuencias en pérdidas mucho peores. En dicha medida, el modelo basado en la colaboración ha sido exitoso.

¿Trabajan con algunos modelos predictivos?
Sí. Hay algunos métodos predictivos que conjugan la topografía, clima y otros elementos que permiten predecir el comportamiento del fuego en un período de tiempo, lo que es de gran utilidad para aplicar estrategias de supresión. Ahora bien, es importante decir que bajo ciertas condiciones, hay incendios que son difíciles de apagar y, por eso, se debe tener estrategias para esos casos y predecir cómo serán esas condiciones.

Los incendios se relacionan con el clima, la topografía y el combustible; se puede identificar el combustible; el clima es dinámico pero predecible; y la topografía es constante. Entonces, si aplicamos cálculos se pueden predecir los comportamientos del fuego, lo que es información valiosa a la hora de alertas a comunidades involucradas.

Septiembre 2017
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.