Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 18 de Julio de 2024         •         Dólar= $925,93         •         UF=$37.594,72         •         UTM=$65.967

Uso de red de incendio en edificios
Por Sergio Albornoz Godoy, Experto en Prevención de Riesgos en RHemer Emergencias.
Por normativa, las redes de agua son un elemento de combate contra incendios, y para su funcionamiento eficaz se deben tener en cuenta algunas consideraciones referidas a su instalación y mantenimiento.

De acuerdo al Artículo 53º del Título IV del Reglamento de Instalaciones Domiciliarias de Agua Potable y Alcantarillado (RIDAA), en toda edificación se deberá implementar un sistema de redes para la provisión de agua que se denominará como “red de incendio” (red seca y red húmeda).

En los inmuebles destinados a la reunión de personas (hospitales, comercio, escuelas, industrias, edificios públicos y deportivos, entre otros), así como también en los edificios de tres o más pisos, se deberá considerar para utilización contra fuegos incipientes una boca de incendio de 25 mm como mínimo por piso, conectada al sistema de distribución de agua del edificio.

Esta red está diseñada para ser utilizada por los usuarios de los inmuebles, que no tienen experiencia en el uso de líneas presurizadas para extinguir incendios y siempre que sean fuegos incipientes, vale decir, con menos de 3 minutos de desarrollo y, por ende, con poca temperatura, humo y gases tóxicos que puedan afectarlos. No se puede emplear en fuegos de mayor desarrollo, pues aumenta la posibilidad de daño hacia la persona que opera la manguera, además de entregar un caudal (cantidad de agua por minuto) insuficiente para fuegos medianos y de presión baja, lo que no permite lanzarla a mucha distancia.

Las personas de las comunidades y organizaciones donde se encuentran estas redes hú- medas deben practicar su uso dentro del Plan de Emergencia correspondiente, teniendo muy presente que, frente a un principio de incendio, la medida inicial es dar la alarma y, luego, tratar de extinguirlo si tiene algún medio disponible y no expone su integridad física. Algunos errores comunes Entre los errores frecuentes que se encuentran en estas redes, está el uso de mangueras colapsables en lugar de semirrígidas, aspecto expresamente exigido en la norma. Esto, debido a la rapidez de uso de las semirrígidas, que no necesitan ser desplegadas completamente para ser utilizadas, a diferencia de las colapsables, que obligan a desplegarlas completas antes de presurizarlas, provocando muchas veces estrangulaciones y cruces que disminuyen o anulan su utilización. Este aspecto es especialmente sensible en personas sin experiencia en combate de incendios, además de la presión y nerviosismo propios de enfrentar un incendio.

Con respecto a la red seca, esta es de uso exclusivo de Bomberos. Se trata de una cañería de acero galvanizado de 100 mm exigida para edificios de 5 o más pisos. Por esta, se debe transportar el agua para combatir incendios medianos y grandes, con caudales de 24 litros por segundo, con una presión de 5 bares en la salida más alejada del punto de alimentación. El agua es inyectada por Bomberos desde sus carros bomba por una entrada doble de 75 mm, ubicada cerca de la entrada de la edificación.

No es extraño que plantas u objetos ornamentales obstaculicen esta conexión de alimentación de la red seca. Las comunidades donde existen estos sistemas deben revisarlos en forma periódica, asegurándose de que funcionen en caso de ser necesarios ante un incendio.


Principales aspectos a considerar:

• La red seca debe ser probada en forma efectiva por Bomberos a lo menos una vez al año, presurizándola con agua y verificando que no presenta roturas o fugas.

• Se deben revisar cada una de las salidas en los pisos para comprobar que las uniones y llaves se encuentran en buen estado y cerradas.

• Verificar que la válvula de despiche ubicada en la parte más baja de la red seca se encuentre operativa y cerrada.

• Revisar la válvula de venteo ubicada en la parte más alta de la red seca, de manera de comprobar que permite la salida del aire en la medida que se va llenando con agua y evitando la salida de esta cuando se completa la capacidad de la red.

• Mantener despejada la zona de la entrada de la edificación donde se ubica la alimentación de la red seca, con tapas en ambas entradas, para evitar que personas irresponsables ingresen basura en la cañería, la que puede bloquear el paso del agua.


Siguiendo estas medidas se podrá contar con un sistema de alimentación de agua para incendios que funcione y facilite el trabajo de extinción efectuado por Bomberos.

Septiembre 2017
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.