Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Sábado 20 de Julio de 2024         •         Dólar= $934,31         •         UF=$37.593,51         •         UTM=$65.967

Riesgos en espacios confinados
Artículo gentileza de Gelson Ibáñez, Docente de la carrera de Técnico en Prevención de Riesgos de Universidad del Pacífico, y Asesor en Prevención de Riesgos en ACHS.
Los espacios confinados pueden albergar ambientes altamente tóxicos o inflamables. Dado el alto número de accidentes ocurridos en estos lugares, los trabajadores que allí desarrollan sus labores deben seguir un estricto protocolo.

En variadas empresas, encontramos en sus procesos productivos espacios confinados relacionados en forma directa (estanques, reactores, calderas) o indirecta (túneles, pozos, silos, etc.) con su misión y objetivos. Por las características especiales y riesgos inherentes de estas áreas, las organizaciones están obligadas a tomar medidas preventivas para resguardar la salud de los trabajadores que allí laboran, dado que se podrían exponer a peligrosos niveles de toxicidad, inflamabilidad, carencia de oxígeno, baja de iluminación y trastornos posturales, entre otros riesgos. Cabe recordar que estos riesgos están presentes no solo en todas las áreas productivas de la industria, sino también en algunas labores domésticas, como por ejemplo, la limpieza de fosas sépticas.

Según estadísticas de NIOSH, cerca de 200 fallecimientos se producen anualmente al realizar trabajos en espacios confinados, de los que un 60% sucedió durante labores de rescate a víctimas que permanecían inconscientes. Además, dos tercios de estas muertes se deben a atmósferas peligrosas, que en el 70% de los casos ya existían antes de entrar en dicha zona. En este sentido, se estima que más de un 80% de los accidentes que ocurren en espacios confinados, se podrían evitar si los trabajadores fueran capacitados en cuanto a los riesgos y las medidas preventivas que deben adoptar, y si las empresas programaran en forma adecuada estas tareas.


Peligros habituales

Por lo general, se define como Espacio Confinado, aquel lugar que por su diseño tiene un número limitado de aberturas de entradas y salidas, y que cuenta con una ventilación natural desfavorable que podría contener o generar altas concentraciones de contaminantes en el aire, no estando destinado para una presencia continua de los trabajadores.


Actos:

• Realizar labores sin planificación (improvisación).

• Ingresar a espacios confinados sin la evaluación previa y permanente de las concentraciones.

• No respetar períodos de reentrada (existencia de gases).

• No usar los EPP definidos en los procedimientos y acordes a los agentes existentes.

• Realizar trabajos sin compañía y/o supervisión, en especial cuando se requiere utilización de equipos de respiración autónomos y similares.

• Desconocimiento sobre los síntomas asociados a la exposición y procedimientos de evacuación sobreconsumo eléctrico.


Fuente o situación:

• Procedimiento de trabajo seguro inadecuado o inexistente.

• Espacios confinados sin señalización y advertencia de peligro.

• Labores sin supervisión.

• Falta de información respecto a los gases y sustancias existentes, o que se generarán.

• Inexistencia de procedimientos de emergencia.

• Falta de ventilación.

• Planificación y ejecución de operaciones, sin considerar los tiempos de reentrada.


Base legal

Los cuerpos legales que sustentan las medidas que se deben aplicar en espacios confinados son:

• Ley Nº 16.744, Seguro Social contra Riesgos de Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales.

• Decreto Supremo N° 40, Reglamento sobre Prevención de Riesgos Profesionales.

• Decreto Supremo Nº 594, Reglamento sobre las Condiciones Sanitarias y Ambientales Básicas en los Lugares de Trabajo.


Medidas Preventivas

• Planificar y ejecutar el trabajo junto a un supervisor o equipo de trabajo. Revisar, analizar y cumplir con el procedimiento existente.

• Antes y durante la tarea en los lugares identificados como “espacios confinados” (o desconocidos), evaluar las concentraciones de los agentes contaminantes.

• Acceder y laborar solo en lugares a los que se tiene autorización.

• Siempre trabajar acompañado, jamás solo, especialmente cuando se utilizan equipos autónomos.

• Utilizar todos los EPP definidos en el procedimiento, así como también verificar el funcionamiento de alarmas de aviso.

• Mantener comunicación con el equipo de trabajo, y en especial sobre el estado de salud (se debe estar atento a los síntomas de lesiones o efecto de los agentes).

Septiembre 2017
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.