Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Miércoles 24 de Julio de 2024         •         Dólar= $946,70         •         UF=$37.587,44         •         UTM=$65.967

Dra. Tatiana Riveros, Sociedad Chilena de Dermatología (Sochiderm):
“Es fundamental considerar el índice
de radiación UV durante la temporada otoño-invierno”

Para la miembro de la Comisión de Fotobiología de Sochiderm, la preocupación fundamental frente a la exposición de los rayos solares debe estar enfocada preferentemente al índice UV, que representa la intensidad de radiación ultravioleta proveniente del sol. Si bien asegura que en invierno, el riesgo de sufrir quemaduras es menor, los trabajadores deben siempre mantener medidas de protección, ya que el daño provocado por la exposición al sol es acumulativo.
Dra. Tatiana Riveros.

¿Por qué debemos protegernos de la exposición al sol durante otoño e invierno?
La Ley 20.096 (promulgada el año 2006) y el DS 594 (de 1999) plantean una serie de exigencias que deben cumplir los empleadores de trabajadores expuestos a radiación UV, considerando como tales a aquellos que ejecutan labores sometidas a radiación solar directa entre los días 1 de septiembre y 31 de marzo, desde las 10:00 a las 17:00 horas, y a aquellos que desempeñan funciones habituales bajo radiación UV solar directa con un índice UV igual o superior a 6, en cualquier época del año.

Entonces, más que hablar de una temporada en específico, lo importante es cumplir no solo los períodos determinados por la ley, sino también con el índice UV (que representa el riesgo de quemadura solar). Normalmente, en invierno este índice en la zona central no supera el 6, pero si una persona está trabajando en altura, el valor puede aumentar y ahí se deben aplicar las exigencias en cuanto a protección.

En estos meses, ¿los rayos solares bajan su intensidad o son igualmente peligrosos?
La diferencia sustancial entre invierno y verano pasa por el riesgo que tiene la persona de quemarse con el sol. Claramente, en invierno el riesgo es menor porque los rayos solares tienen menor intensidad. Sin embargo, siguiendo con la idea planteada anteriormente, lo más importante es que los trabajadores tengan siempre en cuenta la intensidad que va a tener el índice de radiación ultravioleta. El tema es que podemos estar en pleno invierno, pero el índice UV puede estar por sobre el nivel 6 en una superficie en altura; es decir, da lo mismo si es julio o febrero. Hay que considerar que en la cordillera, este índice aumenta en un 20% cada 1.000 metros. En ese sentido, resulta fundamental considerar el albedo que se produce, el reflejo de la radiación solar cuando cae sobre el planeta. En el caso de la nieve es altísimo, llegando a reflejar un 85% de la luz, en comparación a solo el 18% que puede tener el suelo sin vegetación.

Los daños por exposición al sol son acumulativos. Durante esta temporada, ¿se incrementa esa acumulación?
En primer lugar, cabe advertir que, independientemente de las actividades que realice cada persona, es fundamental que se proteja siempre de la radiación UV. Antes de los 18 años, el ser humano normalmente acumula entre el 50% y 80% de la radiación solar que va a tomar en la vida. Por tal motivo, es vital que las personas se cuiden frente a la exposición al sol.

Respecto a la pregunta específica, concretamente toda exposición solar se acumula. Las manchas cafés que aparecen en el cuerpo, y que normalmente la gente la asocia a la edad, son en realidad producidas por la acumulación de sol que sea ha tomado durante toda la vida. En general, durante la época de otoño e invierno, la gente tiende a relajarse más con respecto a esta situación y no se toma el tema tan en serio.

Trabajadores de la construcción u otros que laboran al aire libre, ¿de qué manera deben protegerse durante estos meses?
Si el índice de radiación UV es inferior a 6 durante esta etapa del año, la exigencia de cuidado para este tipo de trabajador no es tan exigente o permanente, aunque siempre hay que tratar de aplicar las medidas de protección recomendadas. A modo de comparación, en verano el índice de radiación UV puede sobrepasar el nivel 11, que es lo máximo permitido. Entonces, el caso es diferente cuando hablamos de personas que laboran en el norte del país y/o en zonas de altura, ya que debido a las condiciones de radiación UV ahí deben cuidarse de manera permanente.

La exposición a ambientes laborales con contaminantes u otras sustancias en suspensión, ¿dejan a la piel con mayor probabilidad de daño ante el sol?
Lamentablemente, no existen estudios científicos concluyentes que avalen fehacientemente las situaciones antes mencionadas. Distinto es el caso de investigaciones que sí han comprobado que en caso de personas que trabajan cotidianamente con hidrocarburos, como, por ejemplo, el alquitrán, sí pueden contraer enfermedades como el cáncer en caso de que esta sustancia se impregne en la piel. Afortunadamente, las medidas actuales protegen bien al trabajador en este sentido y ese tipo de situaciones casi no se ven hoy en día.

¿Qué recomendaciones podemos hacer respecto de auto revisión o auto cuidado?
Resulta muy importante que cada persona se fije en varias aspectos puntuales. Por ejemplo, cada vez que una herida demora mucho en cicatrizar, es un punto importante a considerar para acudir a un especialista. O también, hay que poner atención cuando aparece algún bulto en el cuerpo; o que un lunar cambie de forma o aspecto (color, superficie,forma) o que se haga sintomático (que arda, pique, etc.). Esto no significará forzosamente que estos lunares sean malignos, pero sí deben llamar nuestra atención.

En materia de prevención, resulta aconsejable revisar anualmente el tipo de protección que se emplea para combatir los rayos UV y, además, acudir al menos una vez al año al dermatólogo. Asimismo, vale la pena mencionar que es importante sintetizar vitamina D a través de la exposición al sol por espacio de diez o quince minutos o a través del consumo de alimentos como el pescado.


Compartiendo conocimiento en fotoprotección laboral

Los seminarios de SUNWORK -de entrada liberada-, buscan dar a conocer el resultado de los últimos estudios científicos, que muestran la relación entre aumento de cáncer de piel en trabajadores expuestos a ambientes contaminados y radiación ultravioleta. Es por ello que en su próxima edición titulada “Radiación ultravioleta y contaminación: una sinergia ideal para el cáncer de piel”, se entregarán los conocimientos necesarios para que todas aquellas personas relacionadas con la salud ocupacional, desarrollen una cultura de autocuidado en el trabajo y cumplan la normativa descrita por las Leyes 20.096, 16.744 y ampliada en la Guía Técnica de RUV.

Se tratarán temas como: RUV y contaminación: ¿cuál es a la realidad de nuestro país?; Contaminación ambiental y sinergia con la radiación ultravioleta; Radiación ultravioleta y contaminación, cuidados de la piel y daño en los trabajadores expuestos; La fórmula ideal: ¿existen en la actualidad moléculas que protejan a la piel correctamente de ambos riesgos?; Prevención, promoción y daño; y El compromiso de la empresa privada con la salud pública.

Con esta medida, se pretende potenciar el cuidado de la piel de los trabajadores expuestos, como desarrollar conocimiento sobre información actualizada referente a los cambios ambientales y la sinergia entre radiación ultravioleta y contaminación. Así también dar a conocer los filtros actuales y los nuevos avances en fotoprotección, así como potenciar la toma de decisiones informadas, que impacten positivamente en los trabajadores expuestos.


Lugares y fechas

Copiapó: Viernes 7 de Julio, Hotel Antay, de 8:00 a 13:30 hrs.

Santiago: Viernes 8 de Septiembre, Hotel Crowne Plaza, de 8:00 a 13:30 hrs.
Abril 2017
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.