Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Viernes 12 de Julio de 2024         •         Dólar= $912,83         •         UF=$37.602,00         •         UTM=$65.967

Anclaje a líneas de vida para trabajos en vertical

Los trabajos en vertical requieren un tratamiento especial, ya que en caso de caída, las consecuencias generalmente son graves. Si bien algunas de estas actividades se pueden realizar con máquinas y robots, en las que llevan a cabo seres humanos, siempre es necesario estar anclados.

La línea de vida es un elemento que forma parte de un sistema de detención de caídas que, en conjunto con el arnés de seguridad y otros accesorios, tiene la finalidad de ofrecer una protección continuada contra caídas de alturas. En este sentido, es muy importante recalcar que una línea de vida es parte de un sistema. Ante una caída, todo el sistema sufrirá la fuerza de choque, al final del que está la persona a la que queremos proteger. Es necesario el cálculo de dicha fuerza de choque para una correcta evaluación de riesgos. Recordemos que una cadena es tan débil como su eslabón más débil, por lo que se instala un absorbedor de energía, para proteger tanto al trabajador como al propio sistema que lo retiene.

Existen distintos tipos de líneas de vida vertical, que son un subconjunto del total de las posibles líneas de vida. Todas las líneas de vida fijas deben cumplir con lo siguiente:

Es necesario que dispongan de una placa en el acceso a la línea de vida con la siguiente información:

1. Identificación de la línea de vida (modelo, localización, etc.).

2. Fecha de instalación.

3. Fecha de última revisión.

4. Número de usuarios simultáneos de la línea de vida.

5. Cualquier requerimiento específico de esta línea de vida (longitud y tipo de cabo de anclaje, tipo de conector, etc.).

Deben revisarse detalladamente por un técnico calificado y debe ser, al menos, con una periodicidad anual.

La instalación conlleva el desarrollo de un procedimiento de trabajo seguro para la misma.

También debe desarrollarse un procedimiento de rescate, donde se detalle cómo proceder en caso de que uno o varios operarios sufran una caída y queden en suspensión. Debemos tener en cuenta la peculiaridad de que el síndrome del arnés o trauma por suspensión (víctima inmóvil y en suspensión) requiere una evacuación en el menor tiempo posible, pues existe peligro de muerte en pocos minutos.

Los usuarios deben disponer de la formación e información necesaria para el uso de la línea de vida y también formación de trabajos en altura, procedimiento de trabajo y procedimiento de rescate.

Toda línea de vida requiere una distancia mínima de seguridad para su uso seguro. A menor altura de instalación de una línea de vida, más complicado es que sea segura. En distancias libres de seguridad inferiores a 5 o 6 metros, es muy crítico el diseño e instalación de líneas de vida.

Debe tenerse en cuenta que es más insegura una medida de protección que no protege que la carencia de este tipo de medidas, por la falsa sensación de seguridad que produce. Es habitual encontrar líneas de vida que no protegen contra el riesgo de caída.

A mayor altura de instalación de la línea de vida con respecto al usuario, mayor seguridad, dado que se reduce el factor de caída.

Es interesante el estudio de instalación de sistemas retráctiles asociados a las líneas de vida overhead, dado que facilitan el uso seguro de las mismas, además de garantizar que se trabaje siempre en factor de caída cero.

Normalmente llevan algún tipo de sistema de aviso o testigo, para que en caso de caída que ponga en riesgo la integridad de la línea de vida, se pueda detectar por los siguientes usuarios y no utilizarla hasta su próxima revisión.

Y atención, las líneas de vida no están pensadas ni cumplen norma para realizar trabajos en suspensión.


Líneas de vida verticales

Una línea de vida debe cumplir una primera premisa de tener más de 15º de inclinación para considerarse vertical.

Verticales rígidas (de cable o de rail): Dado que como la disposición de la línea de vida es vertical, tanto el cable como el rail, sufren un esfuerzo de tensión y, ante este esfuerzo, ambos materiales se comportarán de un modo rígido. Los principales elementos que conforman estas líneas de vida son:

- Línea de anclaje de cable o de rail.

- Carro, si es de rail.

- Anclajes de inicio y fin de línea.

- Absorbedor de energía. En el caso de la línea de vida de cable, lo incorpora la línea en la parte superior. En las de rail, no lo incorpora la línea.

- Soportes intermedios (si son necesarios)

Verticales flexibles (normalmente de cable): Los principales elementos que conforman estas líneas de vida son:

- Línea de anclaje.

- Anclajes de inicio. No disponen de anclaje de final. En la parte inferior no están ancladas, por eso son flexibles.

- Peso muerto. En la parte inferior disponen, normalmente, de un peso muerto para facilitar el uso de la misma, para que la línea de vida mantenga una cierta tensión y facilite el ascenso.

- Absorbedor de energía situado en la parte superior.

- Soportes intermedios (si son necesarios).

Para el usuario de esta línea de vida, es obligatorio como mínimo el uso de arnés anticaídas, un carro específico y un conector. Todos los elementos que componen el sistema deben cumplir todas las normas correspondientes y haber sido revisados antes de su uso.


Líneas de vida temporales

Las líneas de vida temporales, sean horizontales o verticales, cumplen las siguientes características:

Es de vital importancia una correcta evaluación de riesgos y una correcta supervisión, dado que la instalación de estas líneas de vida normalmente no es realizada por personal especializado.

Son todas flexibles. Pueden ser de diversos materiales, pero las más comunes son fabricadas con materiales textiles, por su ligereza y su relación resistencia/precio, pero también las hay de cable de acero.

Pueden ser instaladas por el usuario.

Son para un uso puntual: se instalarán antes de la realización del trabajo y se retirarán después de la realización del mismo.

Temporales Verticales: Las líneas de vida verticales tienen las siguientes peculiaridades:

El usuario-instalador de la línea debe haber recibido la formación correspondiente según se establece en la Resolución Nº 1.031 exenta, de 29/05/09, del Instituto de Salud Pública, que aprueba la guía que contiene recomendaciones para la selección, uso, mantención, limpieza, almacenamiento y control para trabajos con riesgos de caída.

La resistencia mínima del sistema, debe ser de 22kn.

En Chile, hay que mirar la “Guía para la Selección y Control de Equipos de Protección Personal para Trabajos con Riesgo de Caídas” (disponible en www.ispch.cl)


Artículo gentileza de Pilar Almagro, CEO de VertiSub Group, y Fiz Álvarez, Rescate y Entrenamiento Internacional VertiSub, en conjunto con ACHS.
Noviembre 2016
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
francisco canales contratista (22/12/2016)

No hay que mirar la guía del ISP.
Hay que cumplirla a raja tabla.

GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.