Miércoles 17 de Julio de 2024       •      Dólar= $914,54      •      UF=$37.598,36       •      UTM=$65.967

HUMEDAD AL INTERIOR DE LAS VIVIENDAS
Determinando los factores para abordar soluciones y precauciones en este tema

Para cualquier propietario y usuario de una vivienda, uno de los principales enemigos en la construcción es la humedad interior que se puede producir por diversas causas, por lo que es muy importante estar conscientes de dichos factores para poder determinar tratamientos o mejoras para abordar un posible problema de este tipo.

Lilian Berríos.

Humedad al interior de la vivienda

Esta humedad es causada por agentes externos, tales como humedad del material de construcción o del entorno en el cual se emplaza la vivienda. Con relación a factores del entorno, el Artículo 5.7.13 del Capítulo 7, del Título 5 de las Ordenanzas Generales de Urbanismo y Construcción (OGUC), establece la colocación de capas aislantes a prueba de capilaridad o la construcción de drenes para terrenos húmedos o en los que exista aguas subterráneas, si la Dirección de Obras Municipales lo estima necesario. Desde este punto de vista, se requiere que al momento de adquirir una vivienda, el comprador verifique las condiciones del entorno y las características del radier, las cuales deben estar establecidas en las Especificaciones Técnicas de la Vivienda, siendo este un documento que el propietario debe tener disponible para futuros arreglos de su propiedad.

Por otra parte, en varias ocasiones, la humedad del radier queda atrapada por el piso flotante, el cual presenta deformaciones a medida que el radier va perdiendo su humedad. Por tal motivo, los especialistas en pisos flotantes establecen una humedad máxima para el sustrato que va a recibir este tipo de piso.

Hay ocasiones en la que humedad del suelo en el cual está instalada la vivienda, sube por capilaridad hasta el nivel de los guardapolvos llegando inclusive a formar hongos en las partes inferiores de los muros. Este fenómeno se produce por la falta de aislación bajo el radier. En el Documento Obra Gruesa / Fundación y Radieres / Ascensión Capilar por Radieres, perteneciente al Instituto de la Construcción, Proyecto Innova Chile, Guía Técnica para la Prevención de Patologías en las Viviendas Sociales, se establece las características que debe cumplir el radier y el material que está bajo él, para evitar que el agua suba por capilaridad hacia el interior de la vivienda.

Del mismo modo, es indispensable que los habitantes de las viviendas no aporten humedad a las paredes exteriores mediante el regadío o la instalación de plantas adosadas a los muros. También, es altamente conveniente que la techumbre tenga instalada canaletas recolectoras de agua lluvia, de manera de disminuir el agua que pueda caer por las fachadas de la vivienda durante la lluvia.

Foto 1

Humedad producto del uso de la vivienda

Este tipo de humedad se produce por efecto de condensación. Respecto a este asunto, el Manual de Diseño para Edificaciones Energéticamente Eficientes señala que, dependiendo de las condiciones de los materiales de construcción, podría haber un desfase de cuatro horas aproximadamente en que la temperatura del ambiente exterior pase al interior de la vivienda. Esto explicaría por qué durante las mañanas las paredes interiores de algunos departamentos presentan gotas de agua. Si uno analiza la rutina general de una familia y los horarios de menor temperatura ambiente, se tiene que normalmente la menor temperatura se produce aproximadamente a las 04:00 am, y es probable que en cada hogar el despertar sea tipo 06:00 am, momento en el que posiblemente se produzca el mayor diferencial térmico en los muros y por tanto se inicie la condensación.

Foto 2

En invierno la condensación se ve aumentada además por el tipo de calefacción que se usa en las viviendas. Teóricamente, se estima que un litro de parafina aporta un litro de agua en forma de vapor al ambiente después de su combustión y en el caso del gas licuado el aporte es aún mayor. Por tal motivo, es importante destacar que el uso de calefacción en base a parafina o gas licuado genera vapor de agua, lo que es un aporte de humedad al interior de las viviendas al momento de su uso. Esta situación se ve agravada cuando la pintura o papel mural de los muros presentan barrera de vapor, no permitiendo el paso del vapor, que se produce en el interior de la vivienda, hacia el muro y por ende hacia el exterior.

La mejor manera de reducir la condensación en el interior de los hogares es mantener una ventilación constante y permitir el flujo de aire fresco. Para disminuir la humedad en las paredes se sugiere no arrimar los muebles completamente a los muros y permitir que estos se aireen.
 

Foto 3

Humedad por filtraciones en estacionamientos subterráneos

El tercer punto a abordar en este artículo dice relación con una humedad que no afecta directamente a los habitantes de las viviendas porque la sufren de manera esporádica los estacionamientos subterráneos de los edificios. Está presente en todo momento y es producto de filtraciones que ocurren a través de las losas de hormigón. En general en estos casos la humedad se manifiesta como manchas superficiales blanquecinas, llamadas eflorescencia, y que son producto de la cristalización de sales solubles, tal como se muestra en las Fotos 1 y 2.

Las filtraciones son con mayor intensidad en el primer subterráneo, ya que la superficie de esta losa está expuesta al ambiente y por tanto recibe agua de la lluvia o del regadío.

La mejor manera de reparar estas filtraciones es impermeabilizando la losa de hormigón por su superficie expuesta al ambiente, sin embargo se debe evaluar la calidad de la terminación y de los defectos que esta pueda presentar, de modo de reparar primero dichos defectos y posteriormente impermeabilizar. Existen métodos alternativos para reparar las filtraciones de la losa por su cara inferior, mediante la inyección de productos especiales, pero se debe tener en cuenta que la reparación puntual de las filtraciones no es una solución que preserve la durabilidad de la estructura y se debe estar revisando la superficie en forma constante.

La reparación de las filtraciones en una estructura de hormigón armado es una tarea que no debe esperar, dado que la presencia de agua en la losa de hormigón incide directamente sobre la disminución de la vida útil de la estructura por cuanto comienza la corrosión de la armadura de la losa. Lo que no se debe aceptar es la colocación de bandejas de latón por debajo de la superficie inferior de la losa, las que reciban el agua de la filtración y la conducen hacia el exterior, tal como se muestra en la Foto 3.

Fuente:Lilian Berríos, Jefe de Sección Servicios Especiales Unidad Resmat del área DICTUC Construcción.

Junio 2014
.......
Comentarios acerca de este artículo
Claudia Elizondo Particular (04/07/2016)
Necesito cotizar arreglo de humedad
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
CLIMATIZACIÓN: Un mercado centrado en mejorar la calidad de vida
AISLACIÓN TÉRMICA Y ACÚSTICA: Aportando al buen vivir
VENTANAS Y HERRAJES: Los desafíos de un mercado altamente competitivo
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2023 Editora Microbyte Ltda.