Miércoles 22 de Mayo de 2024       •      Dólar= $890,93      •      UF=$37.372,71       •      UTM=$65.182
ingram1.jpg (7263 bytes)
Por Alejandro Castro, Gerente General de Ingram Micro Chile.
El cambio

Me imagino que a muchos de ustedes la palabra algo les dice, pero son pocos los que se cuestionan acerca de esto. En general pensamos que el cambio es algo que sucede, pero normalmente a los que nos rodean. Difícilmente nos cuestionamos en forma permanente nuestra forma de vivir, de tomar decisiones y de cómo administramos nuestros negocios, etc, pero el cambio es más necesario y cada vez más constante de lo que pensamos o imaginamos.

¿Por qué debemos cambiar?

Si uno analiza el negocio en el cual está, se dará cuenta que esta pregunta hay que hacérsela y responderla en forma permanente, al menos una vez en el semestre, ya que la industria y los negocios, producto de la globalización, la tecnología y la competencia, cambian mucho más seguido de lo que queremos o nos damos cuenta.


¿Cómo enfrentar un proceso de cambio?

Considero que hay cinco elementos fundamentales y que nos pueden ayudar a planificar y ejecutar un proceso de cambio dentro de nuestras empresas:

1.- Análisis de la empresa y su entorno: Es prioritario hacerse preguntas básicas y por supuesto encontrar la respuesta a temas como, ¿En qué ne-gocio queremos estar? ¿A qué clientes les queremos vender y a cuáles no? ¿Dónde están las nuevas oportunidades de crecimiento rentable? ¿Quiénes no son nuestros clientes y deberían serlo? ¿Quién es nuestra competencia? ¿En qué se diferencia de nosotros?

Estas son sólo algunas…

2.- Análisis FODA: Identificar claramente cuáles son mis fortalezas para potenciarlas y apalancar nuestra estrategia competitiva en ellas, dónde y cuáles son las oportunidades de la industria y/o negocio en la cual estamos participando, que nos pueden dar crecimiento rentable en el mediano y largo plazo.

ingram2.jpg (6886 bytes)Cuáles son mis debilidades para poder minimi-zarlas o eliminarlas y cuáles son las amenazas de mi competencia y el entorno para prepararse y enfrentarlas.

3.- Definición de la estrategia: Cómo y con qué armas me desenvolveré en el mercado, bajo qué premisa (costo v/s diferenciación) desarrollaré mis planes, con qué recursos contaré, qué tipos de productos y/o servicios serán los principales, a qué clientes llegaremos, etc.

4.- Objetivos e indicadores de desempeño: Estos deben ser claros, medibles, entendibles y alineados a todo nivel de la organización. Los objetivos por área deben ser coherentes y complemen-tarios entre sí y cada uno de ellos debe tener su propia forma de medir y evaluar el desempeño en forma constante y sistemática.

5.- Planeación del cambio: Una vez definido lo anterior, recién podemos empezar a pensar en cómo implemen-taremos el cambio, quiénes serán los líderes del proceso, qué alcance le queremos dar, cómo y cuándo lo comunicaremos, quiénes y cómo se hará el seguimiento y la evaluación del proceso, y cómo le informaremos a la gente el estado de avance del mismo.


Todo proceso de cambio es complejo y largo. Hay que "evangelizar" a la gente y ser capaces de transmitir y convencer de que es el camino correcto, de que dependemos del esfuerzo y compromiso de cada una de las personas que conforman la organización, y el líder debe conseguir que la gente lo siga y se comprometa con él en términos personales y profesionales.

Diciembre 2006
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos Tecnológicos
CIBERSEGURIDAD: Cuando la Educación es más importante que la Tecnología
MERCADO DE LA DISTRIBUCIÓN TIC: Desafíos en la era del modelo híbrido
SERVICIOS GESTIONADOS DE IMPRESIÓN: Negocios de largo plazo y valor en servicio
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2023 Editora Microbyte Ltda.