Sábado 22 de Junio de 2024       •      Dólar= $934,30      •      UF=$37.538,11       •      UTM=$65.770

Cinco ventajas de integrar el
proyector interactivo en las salas de clases

Una de las innovadoras herramientas que más está contribuyendo en la transición tecnológica de la educación chilena son los proyectores interactivos láser de Epson, los cuales brindan nuevas opciones para mejorar la experiencia pedagógica.

En los últimos años, la educación en Chile ha pasado por múltiples cambios. No sólo se han integrado avances tecnológicos en la sala de clases, sino que también ha cambiado el paradigma de cómo se usa dicha tecnología y, junto a ello, las generaciones de estudiantes que actualmente ocupan las salas de clase ahora son nativos digitales, para quienes las herramientas digitales son esenciales en todos los niveles educativos, desde la formación básica a la profesional.

Epson ha apoyado esta transformación del aula con su tecnología de proyección láser interactiva que complementa la enseñanza en los establecimientos educativos en Chile. Gracias a su capacidad de transformar las anotaciones del pizarrón en archivos digitales, esta tecnología hace posible que todo lo anotado luego sea compartido como archivo a los estudiantes, enriqueciendo así la información para el estudio. Los proyectores interactivos son una herramienta versátil y con múltiples ventajas para la docencia moderna:


Tamaño de la imagen

La primera preocupación en cualquier sala de clases es que los alumnos puedan ver claramente el material expuesto. En educación existe lo que se llama “la regla de 4/6/8”, que establece las distancias límites en las cuales se puede situar un alumno respecto al pizarrón para mantener una buena visibilidad de los contenidos proyectados. Dicha distancia es proporcional al tamaño de la pizarra donde se imparten los contenidos.

Por ende, a mayor cantidad de alumnos, es necesaria una imagen más grande para que todos puedan ver sin dificultades, independiente del lugar de la clase donde se sitúen. El problema de las pantallas tipo televisores es que tienen un tamaño fijo y su costo aumenta a medida que son más grandes o que crecen en pulgadas. Esto resta posibilidades de adaptación cuando se trata de un establecimiento educacional con cursos que varían en la cantidad de alumnos.

Un proyector, en cambio, puede adaptar su área de proyección según las necesidades y el tamaño de cada sala de clases o el número de alumnos, dándole más adaptabilidad independiente de si el alumno se sienta al fondo de la sala o, de hecho, ni siquiera está físicamente en el mismo lugar. Cuando comparamos el costo por pulgada de un proyector interactivo versus el de una pantalla, el primero es mucho más económico y conveniente.


Larga vida útil

Hay un mito común respecto a los proyectores: su tecnología es anticuada, se calientan mucho y requieren mantenimiento constante. Estas viejas concepciones de los proyectores quedan atrás gracias a la fuente de luz láser, una de las tecnologías visuales de más reciente desarrollo en el mercado y que está reemplazando a las lámparas. Sus principales ventajas son su durabilidad (hasta 20 mil horas de uso prácticamente libre de mantenimiento), no se calientan en exceso, y pueden llegar a durar fácilmente más de 6 años con un promedio de uso de 8 horas al día.

Además, los proyectores logran eficiencia de la inversión en educación, ya que modelos como los proyectores interactivos de Epson entregan una alta continuidad operativa y requieren un bajo costo de mantención, siendo una solución tan versátil como económica.


Educación bidireccional

Una tendencia importante en las clases de hoy en día es lograr una mayor participación del estudiante en su propio aprendizaje. No sólo como un método de retención, sino también como formación de habilidades blandas tales como la socialización, resolución de problemas prácticos y un entendimiento más vinculante con lo aprendido.

“Los videoproyectores interactivos se han convertido en verdaderos pizarrones digitales, ya que ofrecen mayores recursos y la posibilidad de interacción entre los alumnos”, explica Luis Valenzuela, Channel Manager VAR de Videoproyección de Epson Chile. “A través de una propuesta de aprendizaje más dinámica, los estudiantes pueden participar bidireccionalmente, en lugar de sólo copiar lo que está delante, dándoles acceso a un mejor desarrollo cognitivo”.


Es un equipo visualmente no invasivo

Un problema que ocurre a menudo con la integración de nuevas tecnologías en la docencia es la dificultad de adaptación al espacio de la sala de clases. Sin embargo, los proyectores interactivos de Epson hacen que este proceso de acoplamiento sea mucho más fácil. Juan Pablo Achondo, Gerente de Productos de Videoproyección para Epson Chile y Bolivia, explica porqué el proyector es la opción menos disruptiva. “Una ventaja que tiene el proyector interactivo sobre la pantalla interactiva es que es un complemento a la pizarra tradicional. Cuando no está en uso, el proyector se apaga y la pizarra convencional sigue cumpliendo su función clásica. En cambio, las pantallas interactivas tipo televisor, aún cuando estén apagadas, permanecen instaladas sobre el pizarrón, dejando gran parte de un elemento clave para el aprendizaje completamente inutilizable. En ese sentido, el proyector es un producto mucho menos invasivo”.


Versatilidad y amplitud de conexión

Finalmente, en la actual era de transformación digital, es necesario que los equipos sean no solo compatibles con distintas formas de conexión, sino que con diferentes tipos de equipos. Esto incluye la capacidad de conectarse a diversas plataformas y aplicaciones de videoconferencia como pueden ser Microsoft Teams, Zoom o Google Meet; entre otras.

“Otra de las prestaciones en torno a la versatilidad es la posibilidad de guardar lo trabajado en la pizarra digital para luego consultar el material o continuar la explicación donde se tuvo que pausar”, añade Achondo. Con esta tecnología se crea un ambiente participativo e inclusivo, que ayuda a los alumnos a socializar mejor entre ellos y a relacionarse con su propio aprendizaje.


Videoproyección: un nicho de negocios en constante crecimiento y evolución

Hoy en día la videoproyección es una herramienta clave en muchos ámbitos, entre ellos educación y presentación de negocios, lo que aumenta su demanda y uso en diversos sectores. Por ello, el atractivo del negocio para los canales de venta integradores radica en que se trata de un mercado en constante crecimiento y evolución, que ofrece oportunidades para la venta de soluciones tecnológicas innovadoras.

Para sacar el mayor provecho de este nicho de negocio, desde Epson señalan que el primer paso es conocer las necesidades y expectativas del mercado y adaptarse a ellas para, luego, identificar las tendencias emergentes en el mercado de la videoproyección. Esta manera de abordar los proyectos permitirá brindar soluciones innovadoras para ofrecer un valor agregado frente a la competencia y generar ventajas competitivas.

Mayo 2023
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos Tecnológicos
CIBERSEGURIDAD: Cuando la Educación es más importante que la Tecnología
MERCADO DE LA DISTRIBUCIÓN TIC: Desafíos en la era del modelo híbrido
SERVICIOS GESTIONADOS DE IMPRESIÓN: Negocios de largo plazo y valor en servicio
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2023 Editora Microbyte Ltda.