Jueves 13 de Junio de 2024       •      Dólar= $918,49      •      UF=$37.508,14       •      UTM=$65.770

DISPOSITIVOS ELECTRÓNICOS
Mercado mostrará signos de recuperación en 2023

Durante este año, crecerá en Chile la demanda de dispositivos informáticos a medida que se reactivan los proyectos públicos y privados. Además, los consumidores están prefiriendo productos de gama alta con procesadores más robustos para jugar o trabajar. En tanto, las empresas están empezando a adoptar Device-as-a-Service, donde el hardware, el software y la gestión de dispositivos se externaliza a un proveedor externo.
Mariangella Castagnino, Analista de Tecnología de IDC Chile.

IDC, firma de inteligencia de mercado para los mercados TIC, espera que la demanda de dispositivos electrónicos comience a mostrar signos de recuperación en 2023, después de que la incertidumbre económica y política empujara a las empresas y a los consumidores a postergar la renovación de sus dispositivos.

De acuerdo con los análisis, no era probable que el mercado volviera este año a los niveles récord de ventas registrados en 2021, cuando los consumidores y las empresas se apresuraron a comprar computadores, tabletas y teléfonos inteligentes para adaptarse a la escolarización y trabajo en línea durante las cuarentenas, como consecuencia de la pandemia.

Las compras de notebooks y computadores de escritorio por parte de los consumidores aumentaron un 55% y un 62% en 2020 y 2021 respectivamente; mientras que las compras de los mismos dispositivos por parte de las empresas subieron un 11% y un 22%. Sin embargo, el nerviosismo por un plebiscito sobre una nueva Constitución en septiembre de 2022, combinado con una elevada inflación, un volátil tipo de cambio, líneas de crédito limitadas y una inminente recesión para 2023, provocaron una drástica caída de las ventas.

Se prevé que el PIB de Chile registre un crecimiento negativo del -1,0% en 2023, por debajo de la media del 2,1% prevista para América Latina y por debajo del crecimiento del 2,0% de 2022. En tanto, la inversión en tecnologías corporativas como la nube, la inteligencia artificial y los servicios de TI, crecerá por encima de los niveles del PIB, ya que las empresas se ven obligadas a buscar una mayor eficiencia e innovar para mejorar su competitividad. Las compras de dispositivos en general seguirán cayendo en 2023, pero a niveles mucho menores que en 2022.


Consumo

El segmento de consumo fue el más afectado en términos de ventas de dispositivos en 2022, con una previsión de caída de las ventas de notebooks y computadores de escritorio del 58% en 2022 tras crecer un 62% en 2021. De hecho, durante el evento de descuentos “Black Friday” de finales de noviembre, que registró una caída interanual del 5% en las ventas en términos reales, la electrónica de consumo fue una de las categorías más afectadas.

Mariangella Castagnino, Analista de Tecnología de Consumo de IDC Chile, comenta que “además del aumento de los precios impulsado por la inflación, los consumidores también prefieren productos de gama más alta para jugar o trabajar, lo que deja a los retailers con stock sin vender, parte del cual puede guardarse para las campañas de Navidad o de vuelta al colegio. Y si bien 2023 comenzará lento, las ventas deberían progresar a lo largo del año para alcanzar niveles cercanos a los de 2019”.

“Los retailers se han quedado con stock sin vender de computadores de entrada con procesadores i3, Celeron y Pentium, que ya no son funcionales para los profesionales. Por otro lado, los presupuestos de las empresas han cambiado; se han dado cuenta de que necesitan una mejor combinación de hardware, aunque compran en menor volumen. Sin embargo, esperamos que para 2023 se vean mejoras en la cadena de suministro y que las marcas vuelvan a producir a plena capacidad”, menciona la analista.

Las ventas de tablets, que se dispararon un sorprendente 80% en 2021, cuando estos dispositivos se compraban para que los estudiantes hicieran clases en línea, caerán un 60% en 2022. La demanda de tabletas de entrada está cayendo y los consumidores están migrando de modelos de 8” a otros más premium de 10” y 11” con procesadores más robustos que pueden soportar todo tipo de aplicaciones.

Lo mismo ocurre con los smartphones, donde las marcas y los minoristas se están centrando más en impulsar los modelos de gama media-alta, especialmente a medida que la cobertura de las redes 5G sigue expandiéndose por todo el país. Las ventas de teléfonos inteligentes caerían un 19% en 2022, pero solo bajarán un 3% en 2023, predice IDC.

“La tecnología 5G proporciona a las personas una banda ancha móvil más rápida para descargar y enviar archivos, así como una conexión más estable para los jugadores y aquellos que consumen contenidos de video a través de sus smartphones”, señala Mariangella Castagnino.


Empresas y Pymes

Al igual que en el segmento de consumo, en los segmentos corporativo y de pequeñas y medianas empresas (Pymes) se ha producido un cambio hacia la compra de dispositivos de gama alta con procesadores más potentes, a medida que las empresas continúan su transformación digital y se adaptan para dar soporte a entornos de trabajo híbridos.

En 2023, se pronostica que aumente la demanda de computadoras de escritorio (+46%) y estaciones de trabajo (+4%) a medida que la gente empiece a volver a las oficinas en formato híbrido, mientras que la reactivación de los proyectos en cartera de gobierno y empresas, suspendidos durante la pandemia, impulsará la demanda de dispositivos informáticos.

En el segmento de las Pymes, se espera que las ventas de notebooks disminuyan solo un 8% en 2023, frente a una caída del 59% durante 2022. Un mayor enfoque en mejorar la experiencia tanto del cliente como del empleado, impulsará las inversiones en dispositivos más robustos.


Nuevas tendencias

Una tendencia que se espera que se consolide en los próximos años es la de Device-as-a-Service, en la que las empresas externalizan la gestión de su hardware, software y dispositivos a un proveedor externo como forma de reducir no solo los costos, sino también el número de recursos humanos que brindan mantenimiento al área de la empresa. “Estamos viendo una mayor madurez en diferentes sectores de la economía en cuanto a cómo perciben y adoptan los dispositivos y muchos están considerando ahora DaaS como una opción”, afirma la analista.

Del mismo modo, el mercado de impresión está en proceso de transformación a medida que se digitalizan más documentos y se masifica la impresión láser debido a las imágenes más nítidas y los tonos negros que proporcionan. Está evolucionando para convertirse en parte de un servicio gestionado que incluye la administración de documentos, la seguridad y los procesos automatizados alojados en la nube.

El segmento de la impresión láser corporativa ha comenzado a mostrar signos de recuperación a partir de noviembre de 2022, a medida que se renuevan los contratos en áreas como el sector público, la minería, la banca y el comercio minorista. “En 2023, esperamos que la seguridad comience a formar parte de la propuesta de valor, convirtiéndose en un diferenciador de ventas tanto para las marcas como para los socios de canal. Los proveedores deberán ofrecer soluciones que aborden los problemas de seguridad que se presentan en sus fuerzas de trabajo, cada vez más remotas, por lo que es importante proteger el documento, el dispositivo y los datos”, concluye Mariangella Castagnino.


Artículo gentileza de IDC Chile. / www.idclatin.com
Enero 2023
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos Tecnológicos
CIBERSEGURIDAD: Cuando la Educación es más importante que la Tecnología
MERCADO DE LA DISTRIBUCIÓN TIC: Desafíos en la era del modelo híbrido
SERVICIOS GESTIONADOS DE IMPRESIÓN: Negocios de largo plazo y valor en servicio
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2023 Editora Microbyte Ltda.