Sábado 20 de Julio de 2024       •      Dólar= $934,31      •      UF=$37.593,51       •      UTM=$65.967

MUJERES EN INFORMÁTICA
El aporte que aún está pendiente

Su contribución a generar ambientes de equilibrio, exactitud para generar reportes y gran potencial de comunicación, son algunas de las ventajas que traería a la industria TI la incorporación de más mujeres en carreras informáticas.

Frente al déficit de 6.000 profesionales y técnicos TI que tiene el país, según la Asociación Chilena de Empresas de Tecnología (ACTI), y a la baja participación de mujeres a nivel mundial en este mercado -que de acuerdo a estimaciones de la Universidad de Standford solo llega a un 25%- surge una serie de interrogantes.

¿Por qué tan pocas mujeres se dedican a la informática, si los voceros de la industria tecnológica reconocen sus méritos? ¿Cuáles son las competencias propias del género que hace de las mujeres un recurso relevante en los equipos tecnológicos? ¿Qué están haciendo las empresas TIC para atraer mayor talento femenino?

Según Gladys Villablanca, Jefa de Desarrollo Informático Interno en Kibernum, “la industria tecnológica sigue siendo un mundo de hombres, todavía se promociona muy masculinamente, cuando tiene la ventaja de ser una carrera donde uno se puede acercar a una diversidad de temas, da la posibilidad de entrar y aprender de cualquier negocio desde la mirada informática, que es una mirada de dar soluciones y de optimizar”.

En esta línea, Marcelo Román, Gerente General de ACTI, ha comentado a los medios de comunicación que “las mujeres tienen una baja participación en la tecnología, en la educación básica y media, lo que continúa en sus carreras, donde escogen aquellas orientadas al área humanista mucho más que las relacionadas a las tecnológicas por diversos motivos, fundamentalmente sociológicos. A pocas mujeres cuando pequeñas les regalan un lego o un computador; existen otro tipo de regalos, tales como muñecas o ropa, lo que tiene influencia en las carreras que posteriormente estudian”.

En Chile, según la ACTI, la participación femenina en el mercado TI es de apenas un 5%, aun cuando de acuerdo al ranking Forbes la informática y gerencia de TI está en el lugar 18 de entre las 20 carreras mejor pagadas para mujeres a nivel mundial.

La cultura brogrammer -juego de palabras entre brother (hermano) y programmer (programador) y las responsabilidades familiares y de maternidad, serían las principales razones por las cuales las mujeres no escogen carreras TI, o por las que abandonan su desarrollo profesional en esta área.

Para Marcela Torres, Directora del proyecto SEGA de Kibernum, “las mujeres que se mantienen y desarrollan una carrera en la informática son pocas, porque esta es una industria de mucha presión. Presión por los niveles de servicio, por la continuidad operativa, por la adrenalina de la contingencia y por el efecto que tiene la permanente conexión y el estilo 24x7 en la vida familiar y personal. Sin embargo, aquellas que nos desarrollamos en este mundo tenemos la ventaja de ser muy comprometidas”.

A juicio de la profesional, para lograr esto es imprescindible contar con una buena red de apoyo que permita conciliar el trabajo y la vida personal. “Sin estas redes se hace más difícil y es ahí donde algunas mujeres toman otros caminos, pero sus competencias y fortalezas para el cargo y mercado tecnológico están intactas”, precisa.


Fortalezas de género al servicio de las TI

Las profesionales de Kibernum coinciden en que hay una competencia propia del género femenino, que al estar al servicio de la informática mejora el desarrollo de los proyectos. Esta es la comunicación. Gladys Villablanca habla del factor comunicacional como una herramienta femenina que minimiza los errores. “Las mujeres estamos en constante comunicación, haciendo preguntas, y eso es un plus en el desarrollo de un proyecto; porque podemos identificar con mayor facilidad una situación que puede ser desfavorable para el proceso. Si a esto sumamos que están en permanente demostración, los proyectos son verdaderos desafíos para nosotras y, por lo tanto, tenemos un nivel de impecabilidad mayor en la entrega de informes y en el seguimiento de un caso, entre otras tareas”.

Por su parte, Marcela Torres explica que en su experiencia de más de 18 años en el mundo informático “he constatado que las mujeres están bien cuando han cumplido con lo prometido y si eso lo llevamos a los proyectos de TI, es una tremenda fortaleza de cara al trabajo con el cliente. Somos muy detallistas y tratamos de mantener controladas todas las situaciones”.

De acuerdo a estas mujeres, en el ámbito informático las programadoras, analistas, o cualquiera sea el cargo que ejerzan en la industria TI, contribuyen a generar un ambiente de equilibrio, a darle armonía a los equipos de trabajo. Al respecto, desde el mundo público y privado, a través de CORFO y de iniciativas como Girls in TECH, Kodea y otras, esta brecha de mujeres profesionales y técnicas está intentando revertirse, a fin de concretar el aporte que puede hacer el género femenino a la industria.

Junio 2016
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos Tecnológicos
ALMACENAMIENTO PARA DATA CENTER: Un mercado que seguirá en alza y desarrollo
CIBERSEGURIDAD: Cuando la Educación es más importante que la Tecnología
MERCADO DE LA DISTRIBUCIÓN TIC: Desafíos en la era del modelo híbrido
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2023 Editora Microbyte Ltda.