Sábado 20 de Julio de 2024       •      Dólar= $934,31      •      UF=$37.593,51       •      UTM=$65.967
Reconocimiento facial
“Te veo y te reconozco”

Si bien el reconocimiento facial no es nuevo, cada vez son más las aplicaciones y usos de esta tecnología con la ventaja de que no se requiere de la autorización de la persona en cuestión para ser identificada. Su uso se ha extendido en aparatos como celulares y cámaras celulares, pero ya se habla de usos más complejos, como la identificación en cajeros automáticos en reemplazo de las tarjetas de identificación magnéticas.

Mientras más interactuamos con máquinas y sistemas en las actividades diarias, más importante se ha vuelto la necesidad de que el dispositivo reconozca en forma autónoma y confiable que con quien interactúa es realmente el dueño de la cuenta o quien tiene el acceso autorizado. Y en esta búsqueda de autenticación, el reconocimiento facial por parte de dispositivos electrónicos comienza a jugar un papel de mayor relevancia.

El sistema de reconocimiento facial es una aplicación dirigida por un ordenador que identifica automáticamente a una persona en una imagen digital. Esto ocurre gracias al análisis de partes del rostro de un sujeto, comparados con una base de datos de rostros capaces de encontrar coincidencias.

El sistema de reconocimiento facial requiere de los siguientes elementos y procedimientos: primero, la imagen de una cara “desconocida” ingresa al sistema (llamada test image) y se busca su presencia en un banco de imágenes de caras conocidas (training images). Realizar todo el barrido por el banco de imágenes en tiempo real es el asunto más complejo del sistema. Obviamente, esta comparación de caras puede hacerse contra una cara “conocida”, entregando una respuesta positiva o negativa como resultado de la comparación, o una búsqueda por todas las caras conocidas hasta encontrar la coincidencia.

La tecnología implica la interacción de distintas disciplinas, como el procesamiento de imágenes, el reconocimiento de patrones, visión por computadores y redes neuronales. Esto porque al procesar un rostro tridimensional, las luces y los volúmenes harán que la imagen capturada siempre difiera de lo almacenado, por ende, es necesario que el sistema sea capaz de salvar estas diferencias.


Principales usos


Hay varios ejemplos donde el reconocimiento facial ha sido útil. En las elecciones presidenciales de 2000 en México se utilizó para evitar el fraude electoral, y la iniciativa fue copiada en Estados Unidos para evitar que las personas obtengan licencias de conducir falsas.

Otros usos potenciales es la identificación en cajeros automáticos, en reemplazo de las tarjetas de identificación magnéticas, así como un login para notebooks a través de las webcams incorporadas. Un uso médico que se ha propuesto son dispositivos que ayuden a las personas con prosopagnosia o ceguera facial, que es una incapacidad neuronal de reconocer rostros.

Otros usos expandidos del reconocimiento facial son las cámaras fotográficas digitales con detectores de sonrisas y ojos cerrados. Más adelante, las cámaras podrán identificar dentro de varios rostros el del objetivo de la toma, cambiando automáticamente el foco y la sensibilidad de la fotografía para lograr la mejor captura del sujeto.

En el área de Policía Internacional de Alemania, hay un pórtico segmentado donde aquellos ciudadanos que se inscriban, pueden ahorrar bastante tiempo con sólo pasar por esa sección del aeropuerto.


Atributos del sistema de reconocimiento facial


Este dispositivo es más caro y engorroso de aplicar que otros sistemas de identificación biométrica, pero tiene la ventaja de que no requiere de la autorización del sujeto y su disponibilidad para ser identificado. Por ejemplo, un escáner de iris o un reconocimiento dactilar necesita que el usuario a identificar se exponga al detector, mientras que el reconocimiento facial se puede aplicar a una multitud, sin previo aviso.


Aplicaciones actuales del reconocimiento facial


Algunos software y sitios webs con los que interactuamos actualmente usan el sistema de reconocimiento facial, como el banco de fotos de Google, Picasa, donde es posible asociar caras con personas, permitiéndose realizar consultas a la base de datos en búsqueda de fotos de sujetos en las que aparezcan con otras personas.

Sony y su Picture Motion Browser (PMB) analiza cada fotografía, y la compara con otras caras idénticas, para facilitar el proceso de etiquetado, y puede reagrupar las fotos en las que una persona está sola, acompañada o en pareja. Facebook y Windows Live PhotoGallery también incluyen software de reconocimiento de caras.

Otros dispositivos que cuentan con reconocimiento facial incorporado son UltrabookXPS 13 de Dell, Satellite Z830 de Toshiba y IdeaPad U410 de Lenovo, entre otros.

A nivel local, se han desarrollado iniciativas como la de los alumnos de la Universidad Federico Santa María, quienes recientemente crearon una aplicación para celulares que permite identificar a personas mediante reconocimiento facial.

La herramienta denominada Idee opera al capturar una imagen, la que posteriormente permite obtener información de manera inmediata, reemplazando la tradicional tarjeta de presentación.

La nueva aplicación permite recibir información sobre quien se tiene en-frente, reemplazando así a la tradicional tarjeta de presentación y obtener datos como teléfono o nombre de la persona y almacenar instantáneamente la información de la persona en la agenda del smartphone.

Noviembre 2012
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos Tecnológicos
ALMACENAMIENTO PARA DATA CENTER: Un mercado que seguirá en alza y desarrollo
CIBERSEGURIDAD: Cuando la Educación es más importante que la Tecnología
MERCADO DE LA DISTRIBUCIÓN TIC: Desafíos en la era del modelo híbrido
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2023 Editora Microbyte Ltda.