Sábado 20 de Julio de 2024       •      Dólar= $934,31      •      UF=$37.593,51       •      UTM=$65.967
mp3a.jpg (6239 bytes)
No hacer oídos sordos:
Educar sobre el buen uso de los MP3

Dada la propensión de las nuevas generaciones a escuchar música a muy altas intensidades de sonido, el canal está debiendo enfrentar la responsabilidad de educar al público sobre la conveniencia de utilizar sus reproductores MP3 a volúmenes moderados, y sobre el daño irreversible para la capacidad auditiva que puede derivarse de ignorar esta recomendación.

La falta de conciencia acerca de la necesidad de proteger nuestros sistemas auditivos es un problema global, y está despertando una preocupación creciente en círculos médicos.

La última edición del Journal of Pediatrics, una de las publicaciones periódicas de mayor prestigio en el mundo de la pediatría, incluye los resultados de una investigación realizada por la University Medical Center de Rotterdam, en Holanda, que muestra que ni los jóvenes ni sus padres perciben la gravedad del peligro de utilizar dispositivos MP3 a altas potencias de sonido.

Conviene recordar que los decibelios (dB) son una unidad logarítmica, y que una diferencia de 3 dB (que es la mínima diferencia de intensidad de señal apreciable para un oído humano sano), representa una duplicación de la intensidad del sonido.

De este modo, un sonido de 88 dB es dos veces más potente que uno de 85 dB, y uno de 91 dB es cuatro veces más potente.

mp3b.jpg (1973 bytes)El rango de intensidades de sonido que el ser humano es capaz de percibir está entre 0 dB (umbral de percepción) y 140 dB (umbral de dolor auditivo), y buena parte de los reproductores de MP3 son capaces de generar sonidos de hasta 115 dB.

Para hacerse una idea de lo que significan esos números, el ruido ambiente en el centro de Santiago durante horas de trabajo fluctúa alrededor de 78 dB, y la turbina de un avión a reacción genera intensidades de sonido de alrededor de 130 dB.

Por regla general se recomienda utilizar protectores para los oídos cuando se enfrenta intensidades de sonido por encima de 100 dB. Pero en lugares donde la exposición al ruido es prolongada (como en algunos puestos de trabajo), se recomienda utilizar protectores a partir de los 85 dB.

Lo más importante para la prevención de la sordera es que todos sepamos que las 30.000 neuronas que conforman los nervios auditivos (que son los instrumentos que traducen los sonidos en impulsos eléctricos y los transmiten al cerebro para su procesamiento), no se regeneran.

mp3c.jpg (3072 bytes)Ellas se van desgastando irreversiblemente con el uso, como la suela de un zapato.

Este desgaste es marginal para intensidades de sonido de hasta 85 dB, pero más allá de ese nivel comienza a aumentar en forma exponencial.

Obviamente, mientras menos neuronas auditivas nos quedan en funcionamiento, menor pasa a ser nuestra capacidad auditiva, hasta derivar en los diversos grados de sordera.

Los productores de dispositivos MP3 van a tener que reaccionar muy pronto ante el peligro de juicios masivos por daños y perjuicios.

Ya en febrero del 2006 Apple Computer debió defenderse de una primera demanda masiva (class action suit) por los daños auditivos causados por sus Ipod, que producen sonidos de hasta 115 dB.

Además de enormes compensaciones monetarias, los demandantes exigían un software upgrade limitando el volumen máximo a 100 dB, como el que Apple incluye en los Ipod que vende en Francia. Ese país tiene una regulación sanitaria que impide la venta de MP3s con potencias máximas de sonido superiores a 100 dB.

Mayo 2008
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos Tecnológicos
ALMACENAMIENTO PARA DATA CENTER: Un mercado que seguirá en alza y desarrollo
CIBERSEGURIDAD: Cuando la Educación es más importante que la Tecnología
MERCADO DE LA DISTRIBUCIÓN TIC: Desafíos en la era del modelo híbrido
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2023 Editora Microbyte Ltda.