Jueves 14 de Noviembre de 2019       •      Dólar= $795,58      •      UF=$28.102,65       •      UTM=$49.229
15/10/2019
Reducción de Huella de Carbono en el transporte

Reducir la Huella de Carbono es un desafío para todas las empresas nacionales, principalmente en el sector transporte, que, según datos del Ministerio de Ambiente, representa el 35% de la matriz del consumo energético nacional, concentrado en un 99% en los derivados del petróleo y, en particular, el transporte vial es normalmente el mayor emisor de CO2 dentro del sector.

Considerando estos datos, hacer más eficaz, sustentable y económico el desplazamiento de las personas y el traslado de las mercaderías es uno de los objetivos de las ciudades inteligentes. Para lograrlo, estas aprovechan las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) aplicadas al transporte y la logística, generando importantes beneficios para la propia actividad y también para los usuarios.

El desarrollo del sector, gracias al aporte de tecnologías de vanguardia como el Internet de las Cosas, el Blockchain, el Big Data y el Machine Learning, impulsará el crecimiento del negocio logístico en los próximos años, permitiéndole optimizar los recursos y aumentar la productividad.

Por ejemplo, una flota conectada permite la trazabilidad integral del proceso logístico y un seguimiento de los bienes más predictivo, rápido, preciso y seguro. Además, teniendo certeza de la ubicación de los camiones, se pueden mejorar los tiempos de entrega y la comunicación con los clientes, aumentando la satisfacción de los consumidores.

En este contexto, existen tendencias que marcarán el transporte en los próximos años, enfocadas en la reducción de la huella de carbono en el transporte Terrestre, principalmente en el de carga, donde aplicaciones como T-Cargo (www.t-cargo.cl), la primera plataforma regional de transporte colaborativo de Latinoamérica, que conecta a transportistas con empresas generadoras de carga contribuyen a la optimización del transporte automotor de mercancías en la región.

T-Cargo nos entrega datos de las tendencias que marcarán al transporte en los próximos años y que están enfocados en la reducción de agentes contaminantes:

- Telemática: Permitirá que los dispositivos móviles sean controlados a través de controles y el tablero de los vehículos, permitiendo el aprovechamiento de la potencia de la computadora y la conectividad incorporada en los teléfonos inteligentes de sus conductores.

- Vehículos conectados: En unión con los vehículos automatizados podrían converger hacia una nueva categoría, los vehículos conectados y automatizados, que podrían reunir los beneficios de ambas tecnologías y conducir con mayor seguridad y eficiencia.

- Análisis del estilo de conducción: Saber cómo conduce el chofer permite contabilizar el consumo de diesel y medir las emisiones de CO2. La tecnología permite a los responsables de gestionar la flota de vehículos de transporte de mercaderías recibir información acerca de los tiempos en los que el vehículo estuvo parado, los periodos de ralentí, condiciones de conducción brusca o medición de la temperatura del motor.

- Optimización de rutas: Otra información muy útil que proporcionan los sistemas de posicionamiento global (GPS) es conocer el nivel de tráfico de las rutas en tiempo real para así armar los itinerarios más rápidos y eficientes. Como resultado de la reducción de kilómetros y esperas innecesarias, se mejora la rentabilidad y el consumo de diesel.

- Vehículos autónomos: Emplearán una combinación de sensores, cámaras, radares, GPS de alto rendimiento, detección y determinación de la luz (LIDAR), inteligencia artificial (IA) y Machine Learning (Aprendizaje Automático), para alcanzar sus respectivos niveles de autonomía.

- Control del mantenimiento: El correcto mantenimiento de los vehículos tiene un impacto ambiental positivo. Según estudios, un vehículo que recibe un programa de mantenimiento preventivo adecuado, consume un 9% menos de diesel. Además, se alarga la vida útil y se minimizan las roturas repentinas, que complejizan la operación y sacan de uso al vehículo que necesita ser reparado.

- Aplicaciones de transporte colaborativo: Plataformas de conectividad, cómo T-Cargo, permiten trabajar de forma colaborativa y te ayudan a conseguir cargas más fácil y rápido. Además, te permiten viajar siempre con el camión cargado y ayudando a otros mediante la conexión con empresas medianas y pequeñas que muchas veces no encuentran una manera eficaz de trasladar sus productos.

Noticias Relacionadas
Costos de transporte aumentaron 0,4% en septiembre en Chile (28/10/2019)
TPS presenta su tercer reporte de sustentabilidad (24/09/2019)
SKC Transporte recibe dos premios del Consejo Nacional de Seguridad (02/07/2019)
Puertos de Biobío apuestan por la sustentabilidad (25/06/2019)
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.