Viernes 20 de Septiembre de 2019       •      Dólar= $713,30      •      UF=$28.029,86       •      UTM=$49.033
21/08/2019
Outsourcing: Adaptabilidad y flexibilidad en infraestructura logística
Claudia Araya, Gerente Comercial de GrupoExpro.

“Habitualmente el outsourcing o subcontratación se asocia a flexibilidad en la gestión del recurso humano, pues cuando una compañía externaliza puede aumentar la plantilla laboral que ejecuta sus procesos productivos o de servicios para responder a oportunidades de nuevos negocios. Esta adaptabilidad del talento humano ha hecho del outsourcing un factor importante para el crecimiento y productividad de muchas compañías y para que la economía en su conjunto movilice sus recursos a las áreas donde más se necesita”, indica Claudia Araya, Gerente Comercial de GrupoExpro.

De esta manera, explica la ejecutiva, las compañías pueden ajustar su plantilla laboral cuando quieren reaccionar rápido y no dejar pasar oportunidades de negocios cuya planta estable no es capaz de solventar, cuando desean probar nuevas líneas de negocios sin comprometer recursos de manera permanente hasta verificar la efectividad de esta línea, y cuando son multinacionales cuya planta laboral es definida por casa matriz, lo que dificulta emprender nuevas acciones.

“También una importante motivación de las compañías para externalizar en Chile es reducir la dependencia de la conflictividad laboral. Al externalizar, se asegura la continuidad de operaciones porque si la huelga de trabajadores ocurre en la empresa de outsourcing, la mandante puede reemplazarla por otra empresa de outsourcing. Estas son las principales razones de compañías para externalizar sus áreas de logística, producción, comercialización, telecomunicaciones, call center, entre otras”, dice Araya.

“Sin embargo, el outsourcing no sólo permite a las compañías obtener recursos humanos. También facilita a las compañías obtener infraestructura y equipamiento de modo flexible para llevar a cabo sus procesos productivos o de servicios. Para enfrentar oportunidades y probar nuevas líneas de negocios, las compañías pueden avanzar a un outsourcing más profundo e integral, conocido como Business Process Outsourcing (BPO) de Segunda Fase”.

Según Claudia Araya, “este outsourcing de segunda fase consiste en delegar en una empresa externa la ejecución de un proceso, incluido recurso humano, equipamiento e infraestructura. Esta modalidad integral aporta mayor agilidad a la gestión pues no se depende de distintos proveedores y permite que exista una cabeza responsable del proceso externalizado. Si una empresa externaliza el recurso humano y obtiene el equipamiento desde otro proveedor, se provocan desinteligencias y diluyen las responsabilidades en la ejecución del proceso”.

En el caso de logística, señala, cuando una compañía realiza externalización de segunda fase, la empresa de outsourcing se hace cargo de la gestión del proceso logístico completo, incluidos: personas que ejecutarán la tarea; espacio físico; maquinaria como por ejemplo grúas horquilla, trilaterales o clamp; vehículos y equipamiento tecnológico, entre otros.

“Para una externalización realmente eficiente, el proveedor de outsourcing se debe adaptar a la compañía mandante, y no al revés. Es decir, en el outsourcing de segunda fase, la empresa externa se debe adaptar a las necesidades de espacio físico, maquinaria y tecnología de la mandante”, asegura la ejecutiva.

En Business Process Outsourcing de Segunda Fase en el área logística, es fundamental definir en conjunto –entre mandante y empresa de outsourcing- el espacio físico y lugar de ubicación, que según las necesidades del proceso logístico, puede quedar próximo a planta productiva, puerto, carretera o puntos de venta, añade.

“También la empresa de outsourcing se debería adecuar al software de gestión y operaciones de la mandante para que haya una correcta transmisión de datos de inventario y trazabilidad de productos del centro logístico. Entonces, es fundamental que cuando una compañía progrese a la segunda fase de externalización solicite a la empresa de BPO capacidad de adaptación”, aclara Araya.

“Otros casos de outsourcing de segunda fase se dan en call center, donde el contratista provee las ejecutivas telefónicas, y junto con ello las oficinas, equipamiento telefónico, computadores, entre otros. Es decir, se encarga del proceso completo y se responsabiliza de punta a cabo por su ejecución, liberando a la mandante de una carga de trabajo extra”.

De acuerdo con Claudia Araya, “también se aplica externalización de segunda fase cuando industrias delegan un proceso productivo completo en una empresa de outsourcing, y ésta provee los operarios, planta física, maquinarias y herramientas. Afortunadamente cada vez más compañías han comprendido las ventajas de hacer crecer su negocio a través de un sistema flexible como el outsourcing o externalización”.

“En Chile, hay importantes compañías multinacionales y también nacionales que han avanzado a esta segunda fase que incluye recurso humano, equipamiento e infraestructura. Únicamente falta que esta modalidad más profunda de outsourcing se difunda, para que las compañías y la economía en general transiten hacia una etapa de mayor flexibilidad, adaptabilidad, productividad y el crecimiento que tanto se requiere hoy”, concluye la Gerente Comercial de GrupoExpro.

Noticias Relacionadas
Exportadores chilenos en Asia Fruit Logística 2019 (06/09/2019)
Negocios Globales convoca a ejecutivos para analizar el mercado de softwares para Logística (08/08/2019)
Expo Bodegas & Logística 2019: Se acerca el mayor encuentro para profesionales de la Logística en Chile (23/07/2019)
Equipo Expo Bodegas & Logística se reúne con sus patrocinadores (28/06/2019)
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.