Inicio
Facebook
Twitter
Martes 21 de Noviembre de 2017         •         Dólar= $637,02         •         UF=$26.683,19         •         UTM=$46.692
14/07/2017
Comercio exterior de Chile crece un 9% en el primer semestre
Comercio exterior de Chile crece un 9% en el primer semestre
Aduanas implementa software para combatir riesgos del comercio exterior (25/07/2017)
Firman convenio que busca evitar operaciones ilícitas de comercio exterior (27/06/2017)
Carga de comercio exterior movilizada por puertos chilenos crece un 4% (12/01/2017)
Comercio exterior chileno desciende en 2016 (11/01/2017)

Las exportaciones e importaciones chilenas en este primer semestre de 2017 alcanzaron los US$ 62.667 millones, es decir, crecieron un 9,0% respecto al mismo periodo del año anterior.

Desde comienzos de los años 90, Chile abrió sus puertas al mundo con el objetivo, entre otros, de incrementar los intercambios comerciales como uno de los caminos para integrarse a otras plazas e ir acercándose al desarrollo. Hoy existen accesos preferentes a 64 mercados que engloban el 64,1% de la población del planeta y representan el 86,3% del producto interno bruto mundial.

En esta primera mitad del año las exportaciones FOB sumaron US$ 31.694 millones, lo que supone un incremento de un 6,1% anual. En tanto, las importaciones FOB se situaron en los US$ 29.201 millones, con una subida de un 12%. De esta forma el superávit de la balanza comercial fue de US$ 2.493 millones, cantidad menor a la conseguida en similares días del pasado ejercicio 2016.

Durante 2016, las compraventas con el exterior de Chile totalizaron US$ 118.742 millones, experimentando una contracción anual de un 4,8%. La caída fue menor que la observada en 2015, de un 14% anual.

Los empresarios chilenos siempre han visto en el extranjero un reto para crecer, competir, acceder a nuevas tecnologías, de tal manera que su oferta sea de calidad y añada valor a precios asequibles. El aprendizaje habido en los últimos 20 años ha sido mayúsculo, permitiendo en la actualidad contar en la canasta de productos con algunos que llegan a más de 150 naciones esparcidas por toda la tierra, como es el caso del vino.

Entrando más al detalle, cabe decir que las expediciones industriales, las silvoagropecuarias y pesqueras han crecido un 2,8%, el total se ajusta al 50% de lo transado. Así, las primeras supusieron US$ 12.302 millones, con un alza anual de 6,7% en comparación con el periodo enero-junio de 2016. Sobresalen los mayores envíos de salmón, equivalentes a US$ 465 millones, seguidos por las cargas de químicos, que aumentaron en US$ 117 millones, y del resto de los alimentos procesados (sin incluir el salmón), que se expandieron en US$ 80 millones. La celulosa y los productos del subsector forestal y muebles de madera sufrieron caídas en el período, de 3,9% y 1,1% respectivamente, igual a una merma de US$ 54 millones entre los dos respecto a iguales fechas de la contabilización precedente.

Las remesas forestales, agropecuarias y pesca retrocedieron un 8,8%, obteniendo US$ 3.561 millones. Se justifica por la caída en un 11% de los pedidos de frutas (en especial cerezas y arándanos), que concentraron el 87% de las facturaciones del sector.

Por último, las ventas mineras –US$ 15.831 millones- anotaron una evolución anual de 9,5%. Los mayores intercambios de cobre -un 8% por encima del dato de 2016-, unidos a un precio promedio un 22% superior del mineral, explican el alza. También el resto de minerales, con excepción del oro, registraron aumentos, con una progresión conjunta de 26%.

Las importaciones de bienes de capital, intermedios y de consumo experimentaron ascensos. Las compras de maquinarias alcanzaron los US$ 5.997 millones, una mejora de 0,7% anual debida a mayores adquisiciones. Los valores considerables se perciben en los ingresos de petróleo -45% de crecida- y gas natural -53%-, que llevan a los productos intermedios a elevarse en un 11%. En total facturaron US$ 15.171 millones, un 49% de lo adquirido fuera de las fronteras. Llaman la atención las explosivas internaciones de mercancías de consumo -22% anual- cifradas en US$ 9.806 millones.

Repasemos los más demandados por los chilenos: automóviles (35%), carne (30%), otros alimentos (32%), gasolinas (219%) y gas licuado (36%); bienes intermedios como carbón mineral (38%), gas natural licuado (53%), aceite lubricante (37%); y bienes de capital como camiones y vehículos de carga (42%), buses (53%), motores y turbinas (55%) y calderas de vapor (74%).

“Con el objeto de que bienes y servicios chilenos compitan con mayores ventajas en latitudes foráneas hay que insistir especialmente entre aquellos que son primerizos en atender a materias como ser cuidadoso con el medioambiente en origen y destino; si está en el negocio de la alimentación, velar por la inocuidad alimentaria, trazabilidad, etc. Quien no cumple termina afectando al resto de exportadores. Es recomendable atender a posibles alianzas con compañías extranjeras con la finalidad de incorporase a cadenas de valor que permitan ir más allá de los recursos naturales”, señala Tomás Pablo Roa, Presidente Ejecutivo de Wolf y Pablo Consultores, S. L.

GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.embdinero.clwww.embconstruccion.clwww.revistahsec.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
2 Editora Microbyte Ltda.