Lunes 23 de Mayo de 2022       •      Dólar= $831,69      •      UF=$32.562,50       •      UTM=$55.537
Biomateriales:
El packaging que no deja huellas

La idea de que un material de empaque pueda “desaparecer” después de cumplir sus funciones y sin dejar huellas -debido al uso de materiales biodegradables, naturales y renovables-, está generando I+D+I (Investigación, Desarrollo e Innovación) en un ámbito de impacto global: el packaging.

Los biomateriales están apareciendo con frecuencia en la nueva oferta de alternativas "sustentables", pues aparentemente son más amistosos con el medioambiente en comparación con algunos materiales tradicionales utilizados en la fabricación de envases y embalajes. Sin embargo, es necesario desmitificar ciertos aspectos: no todos los materiales biodegradables son compostables (1) o derivados de plantas sustentables.

Hoy en día existen fuentes fósiles para plásticos que se degradan con facilidad, mientras que un film o un ladrillo fabricado con el mismo biomaterial no se compostará en igual período de tiempo, por lo que no sería clasificado acorde. Lo mismo ocurre con un film de PE con sales metálicas que permitan su degradación en cuatro años.

A continuación, exponemos algunos de los principales biomateriales que encontramos en la industria del packaging:

bio2.jpg (7310 bytes)
La bandeja EarthCycle está hecha de fibra de palma, fuente renovable que de otro modo sería basura. El film Natureflex que sella el envase se origina en fuentes renovables. Premio 20th Dupont Awards for Packaging Innovation.

PLA (Acido Poliláctico): Es uno de los materiales más mencionados. Proveniente de azúcares derivadas del almidón de maíz (genéticamente modificado en general), el PLA es parecido al PET por su transparencia. Puede mezclarse en procesos de reciclaje con PET, dañando la cadena de reciclado de este último. La barrera al gas del Acido Poliáctico es menor y su punto de derretimiento es bajo, aunque se están mejorando estas propiedades. Se puede compostar comercialmente en unidades de alta temperatura.

Almidón: Suele ser agregado a otros materiales por ser quebradizo. Algunas empresas están produciendo bandejas prensadas y horneadas para usos de corto plazo, existiendo investigación para elaborar un material termoformable basado en almidón soluble en agua (proyecto a cargo de la empresa australiana Plantic).

Celulosa (Celofán): Este material compone uno de los films plásticos originales y se hace a partir de pulpa de papel. Es muy sustentable y no compostable, sin embargo, en noviembre del año pasado la empresa Innovia Films lanzó Natureflex, material que cumple con esos requisitos.

Papeles y Cartones: Se manufacturan de fuentes totalmente renovables y biodegradables. Cuadruplican la energía y el agua usados para confeccionar y distribuir films plásticos y, por lo general, son menos durables.

Caña de azúcar: Es la base para muchos productos, incluyendo el etanol y la producción de alcohol. Tiene un alto contenido en celulosa y es adecuado para contenedores bajos y no transparentes. Otro aspecto positivo es que es un material bueno para compostar.

Hojas de palma: Otro elemento que también es compostable.

Poliésteres Alifáticos (Aliphatic Polyesters): Son derivados de fuentes fósiles que son compostables y biodegradables. Además, si son añadidos al almidón o al ácido poliláctico pueden producirse materiales útiles para el packaging. Es importante destacar que ambos films son delgados y pueden termoformarse.

PHA/PHB:
El polyhydroxyalkanoate y polyhydroxybutrate son materiales poliésteres manufacturados por bacterias que se alimentan de almidón cosechado. Es un material nuevo, interesante de seguir. Pese a que no son transparentes, son termoformables y biodegradables en jardines y en el mar. Se piensa que serán los materiales del futuro.

bio1.jpg (7450 bytes)
En esta caja de chocolates vendida por Marks & Spencers (RU), la bandeja está hecha de material “Plantic”, plástico compostable. Premio 20th Dupont Awards for Packaging Innovation.

PVOH: El polivinilalcohol es un plástico de fuente fósil, soluble en agua y utilizado principalmente como recubierta para cápsulas de lavaplatos.

Carbonato de calcio o tiza: Se ha convertido en un material importante, ya que es usado como relleno. El CaCO3 no es compostable, pero al ser un componente similar al polvo se agrega a materiales compostables para generar cuerpo.

Materiales híbridos: Hablamos de almidones mezclados con PP o PE (polipropileno o polietileno). Se usan cada vez más -aunque no son compostables ni reciclables- para el reemplazo de plásticos provenientes de fuentes fósiles con almidón. Esto está llevando a muchas empresas a considerarlos como un intermedio, sobre todo para bandejas contaminadas por alimentos que suelen ir a basurales en vez de reciclarse.

Oxo-biodegradabilidad u oxo-degradabilidad: Se refiere a un proceso de dos etapas donde, en teoría, un aditivo del masterbatch reduce el peso molecular del polímero a un punto tal que puede ser consumido por microorganismos que pueden consumir las partes degradadas (más pequeñas), es decir, se comen el producto. Estos materiales son controversiales porque no existe evidencia científica que compruebe su biodegradabilidad, la que se demoraría entre dos a seis años, según las condiciones ambientales. Lo anterior hace que no cumplan con las actuales normas de Estados Unidos y Europa (3).


La existencia y masificación de los biomateriales se fundamenta en que las agendas de los gobiernos en el mundo están preocupadas por el cambio climático, por ende, están ejerciendo presión sobre las industrias para controlar sus emisiones y reducir desechos. En tanto, los consumidores también solicitan productos amistosos con el medioambiente, impulsando a las industrias hacia el desarrollo de materiales más verdes, insertos en un concepto de sustentabilidad.

El hecho que una bolsa tenga impreso un texto "biodegradable" no nos asegura que no permanezca algún tipo de residuo en el ambiente, ni que mágicamente vaya a desintegrarse en el corto plazo. Es por ello que los materiales nuevos deben ajustarse a normas que le aseguren al usuario que el manejo postconsumo sea el más limpio y adecuado y su rotulación debe ser clara para el consumidor.

Fuentes:

(1) Para cumplir la norma EN:13432, es necesario que el compostaje aeróbico del material resulte en una desintegración tal que el 90% de la masa pueda pasar por una manga de 2 mm en el transcurso de 12 semanas.

(2) Descripción materiales: Terry Robins.

(3) Según Pat Reynolds.

(4) Ver Proyecto de Norma en Consulta Pública NCh288.c2003 Compost. Clasificación y requisitos: INN, Chile.

Por María Loreto Valdés, Diseñadora, Miembro IPPO (International Packaging Press Organization) y Docente Escuela de Diseño UNAB. lorevaldes@mi.cl

Marzo 2009
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Mindugar. Somos Soluciones en Transportadores Intralogísticos
Logra notables reducciones de costos, tiempos en tareas intensivas en mano de obra y reduce riesgos de lesiones, caídas o por ergonomía en la carga de bultos. www.mindugar.cl
Desayunos
PROYECTOS INMOBILIARIOS LOGÍSTICOS: ¿Qué nos depara el nuevo año?
SOFTWARE LOGÍSTICO: Cuando la bodega se convierte en el core del negocio
SISTEMAS DE ALMACENAJE: Un mercado que avanza y se regula
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.