Martes 11 de Agosto de 2020       •      Dólar= $790,49      •      UF=$28.660,96       •      UTM=$50.322

CENTROS DE DISTRIBUCIÓN Y BODEGAS
Soluciones constructivas más sustentables e innovadoras

Soluciones y materiales para Eficiencia Energética (EE), pavimentos de mejor calidad, construcción en base a estructuras modulares y prefabricadas, diseños a mayor altura y flexibles, entre otras, son algunas de las últimas tendencias que se están utilizando en el desarrollo de nuevos centros de distribución. En este reportaje, conoceremos algunas de estas novedades.

La evolución en el diseño y construcción de bodegas y centros de distribución (CD) ha avanzado de forma acelerada debido a que la forma de almacenamiento también se ha desarrollado sustancialmente. Esto, sumado al altísimo valor del suelo, ha provocado que, en la actualidad, el bodegaje sea mucho más vertical que horizontal, obligando a las bodegas a crecer en altura.

A su vez, el desarrollo tecnológico como, por ejemplo, la incorporación de la robó- tica o el uso de los "Digital Twins" (Gemelos Digitales), ha influenciado en las decisiones de diseño. Junto a ello, la automatización ha cambiado el tamaño de los espacios y la cantidad de personal se ha visto reducida.

De acuerdo con Álvaro Peña, Director de la Escuela de Ingeniería en Construcción PUCV, hoy la edificación tiende más hacia las estructuras prefabricadas de diversas materialidades (hormigón, acero, madera, elementos compuestos y reciclados) y estructuras modulares para disminuir los tiempos de ejecución y dotar de mayor versatilidad, entregando áreas más diáfanas y generando espacios que en el tiempo pueden tener diferentes usos.

“Al mismo tiempo, la arquitectura industrial, estimula el espíritu científico y, con él, la innovación en materia tecnológica a gran escala, donde la tensión también está en llamar la atención con el diseño, y convertir el edificio en un hito arquitectónico”, afirma.

“La proliferante necesidad de alinearse con el grave problema de la crisis climática ha influenciado en los procesos secundarios y subproductos, como lo es la eliminación de basura o escombros, la reducción de demanda energética, y la calidad de los materiales de construcción que tengan un menor impacto en el medioambiente”, agrega Pablo Ruiz, Docente Unegocios FEN U. de Chile.

Jaime Silva, Gerente Corporativo de la Constructora Francisco Lorca, apunta que el cambio de normativa de la Ley General de Urbanismo y Construcciones (LGUC) ha impactado en las características de las construcciones en lo que respecta a protección ignífuga, redes de control de incendio y condiciones de acceso universal. “Además, el SEIA (Servicio de Evaluación de Impacto Ambiental) obliga a hacerse cargo del efecto que ocasionará la construcción”, precisa.

A esto se suma las diferencias entre CD para arriendos y aquellos hechos a la medida, ya que el arrendatario debe adaptarse a las condiciones constructivas y a los espacios. “La gran diferencia radica en que un CD se preocupa tanto del almacenamiento de la mercancía, como de su transporte y distribución, dada la tecnología e infraestructura que poseen. Una bodega particular, por lo general, no es tan integral y solo soluciona la primera variable de almacenaje y transporte hacia el mismo centro”, señala Nicolás Caama- ño, Profesor de Arquitectura UDD.


Últimas tendencias

Junto con factores como mayor altura, calidad de pisos y medidas de seguridad y Eficiencia Energética (EE), también se ha entendido que la infraestructura representa un punto importante para la productividad y calidad del servicio.

“Todos somos capaces de comprender que un operador que cuenta con las condiciones mínimas de confort tiene un índice de productividad más elevado que uno que no las posee, así como también el impacto psicológico que se genera en los usuarios”, comenta Ruiz. “Las grandes bodegas destinadas al acopio deben ser rápidamente vaciadas en el menor tiempo posible reduciendo su tamaño y capacidad”, señala.

En aquellos casos donde los recintos son abiertos al público, la infraestructura representa parte de la imagen corporativa de la compañía, teniendo mayor cuidado en el diseño y el mensaje que se desea transmitir. “Una bodega o CD debe agregar valor en la cadena. Para ello es necesario entender la naturaleza del negocio en que está inserta, con el foco en el cliente”, agrega Ruiz.

En general, sostiene Peña, la tendencia comprende la construcción en base a estructuras modulares y prefabricadas de un piso, con edificios anexos asociados para dar cabida a oficinas, centros de operación y/o fabricación. “Muchos edificios de todo el mundo se centran no solo en su objetivo principal de albergar una línea de producción, sino que también en llamar la atención por su diseño”.

Por su parte, Caamaño explica que las últimas tendencias implican reducir al máximo el consumo, principalmente, eléctrico para procesos de climatización interna e iluminación. “Dichos CD están optando por sistemas de sustentabilidad pasiva, entendiendo en la actualidad un galpón como un espacio habitable no muy distinto a un edificio de oficinas que debe tener un confort mínimo”.

Respecto a los materiales y tecnologías más demandados, Caamaño postula que siempre los sistemas estructurales desmontables o modificables serán los óptimos por la constante alteración y ampliaciones de estos espacios. “Los tradicionales son aluminios y revestimientos tipo zinc que dadas las tecnologías de la actualidad se pueden encontrar en distintas formas y colores. También, en un porcentaje muy controlado, el vidrio templado se ha ido introduciendo en dichos materiales. Esto, por lo referente a la entrega de mejor confort y sustentabilidad en el control lumínico”, precisa el docente.

De acuerdo con Silva, los nuevos materiales y tecnologías permiten períodos de construcción más rápidos y eficientes, y con estándares mejores que hace 20 años. “Un ejemplo son las pavimentaciones. Antes, cuando se usaban cerchas vibradoras, eran faenas larguísimas y que se iban haciendo por etapas. Hoy con la construcción de pavimentos de gran panel se pueden construir grandes superficies diariamente, y por supuesto, el resultado es mucho mejor que con las tecnologías anteriores”.

Según Peña, dentro de los materiales más demandados por este mercado, se encuentran los paneles de GRC; hormigón ligero con fibra de vidrio; madera laminada y aglomerada; estructura de acero y vidrio; panel sándwich; construcción modular en base a containers o materiales reciclables, y hormigón prefabricado.

“El beneficio radica en generar obras sustentables, o sea, que la obra tenga un equilibrio en lo social, económico y medioambiental. En ese sentido, se priorizan estructuras más amigables con el medioambiente, que generen bajos impactos durante la construcción y operación, siendo además óptima en su diseño y costo”, indica el académico.


Eficiencia Energética y sustentabilidad

Para los entrevistados, el tema del desarrollo “verde” es fundamental, sobre todo al momento de racionalizar el consumo de energía y ser eficientes en dichos términos. En este contexto, aparece la innovación en materiales como telas, elementos reciclables y artículos de mayor durabilidad y menos impacto al medio ambiente.

En términos generales, afirma Peña, se pueden apreciar distintas aplicaciones de elementos pasivos y activos en cuanto a Eficiencia Energética como paneles fotovoltaicos, luz natural, biofiltración, plugin para automóviles eléctricos, sistema de ventilación cruzada, extracción natural y control lumínico. “Se emplean, además, estrategias de control de radiación solar en fachadas; uso de iluminación natural cenital de los recintos, sin utilizar iluminación artificial diurna”, detalla.

Ruiz resalta que este es un factor fundamental y un atributo cada vez más apreciado por los trabajadores, los clientes y la comunidad. “El costo de construcción se ve incrementado al implementar conceptos de EE y sustentabilidad que, si bien dicho incremento puede ser recuperado en el tiempo teniendo beneficios económicos aún mayores, hay que tener el capital inicial”, enfatiza. “Felizmente el usuario ha elevado sus propios estándares, preocupándose mucho más de los impactos colaterales que tiene una construcción industrial, así como también a su proceso productivo e imagen corporativa, estando dispuesto a aumentar el presupuesto con tal de cumplir dichas expectativas”, acota.

El académico destaca algunos elementos como sistemas de tragaluz solar, que permiten iluminar el interior de amplios recintos; y una adecuada aislación en cuanto de temperatura, ruido, material particulado u olores, entre otros.

De hecho, dado al alto valor de la energía y la escasez de agua, Caamaño se- ñala que ha llevado a que crear normas dentro de las direcciones de obras municipales, “en donde se piden plantas de tratamiento de agua y un porcentaje de paneles solares que aporten al consumo eléctrico”.

Pese a ello, Silva sostiene que este tema todavía está en pañales en nuestro país y será una materia por desarrollar en los próximos años. “A modo de ejemplo, se podrían aprovechar grandes superficies de techos en las bodegas para instalar paneles solares y proveer de electricidad. De esa manera, se disminuiría el costo del consumo eléctrico del centro o se podría generar un negocio adicional aportando energía al sistema central”.


Consideraciones

Aspectos tales como la normativa actual, ubicación, accesos o posibilidad real de edificación son solo algunos de los temas esenciales a considerar antes de adquirir o arrendar un espacio logístico. “Las principales consideraciones son siempre los accesos hacia el predio, ya que el impacto vial es muy decisivo en la funcionalidad”, postula Caamaño. “Luego, está el estudio de cabida, que indica qué cantidad de superficie se puede construir en el primer nivel y en el total del terreno. Además, hay que considerar el sistema de almacenamiento y la altura máxima”, añade. De igual modo, es primordial la flexibilidad y crecimiento futuro del recinto, junto con la importancia de la fachada y su relación con la ciudad, como la interfaz entre el medioambiente y el espacio de trabajo.

Según Peña, existen tres variables que se identifican en este proceso: producto, reposición y volumen. Una vez que se entiende el modo de operar que tendrá la bodega, recién se puede pasar al diseño (distribución interior, envolvente, pasillos, alturas) y dar cabida al quehacer del lugar. “El estudio de obra implica adoptar una perspectiva territorial, condicionada en cuanto a su localización por la zona habitada y su relación con el territorio, tanto para obtener fuentes de energía como materias primas, tanto en ríos como en líneas de comunicación”.

A su vez, es importante prever los plazos de tramitación de los proyectos que afectan negativamente a la inversión, como los permisos de edificación, evaluación ambiental, mitigación vial y otros.

Silva afirma que, con la irrupción del e-commerce, las instalaciones serán mucho más automatizadas en lo que se refiere a las condiciones para su operación que lo que son hoy en día. “Creo que también habrá mucha más robótica que permitará tener seguridad a distancia, control de accesos, luminarias, etc.”.

Para Ruiz, la industria y sus instalaciones son sistemas orgánicos, es decir, evolucionan, se adaptan, se destruyen y reconstruyen, lo que obliga a crear una constante revisión de sí mismos, mejorando elementos de seguridad, productividad, logística, demanda y tecnología, entre otros aspectos. “Hoy se ha logrado establecer una aceptable proporción entre máquina y humano, no solo por el endurecimiento de las exigencias normativas que rigen la infraestructura industrial, sino que también por el avance de la tecnología que da mayor automatización, monitoreo y diagnóstico, pero también ha impactado las exigencias del público hacia la industria”, añade.

Caamaño concluye, indicando que si actualmente el porcentaje de automatización es de un 30% en 20 años estará cercano a un 70%, “haciendo de los CD un ecosistema de ingeniería ultra optimizado y que se convertirán en verdaderas torres verticales”.

Diciembre 2019
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Pablo Briceño: “La Logística no está ajena a los grandes cambios de hoy”
El consultor de proyectos de despacho y productivos se refiere a las tendencias que están marcando a la Logística actual.
Advertisement
Desayunos
PROYECTOS INMOBILIARIOS LOGÍSTICOS: ¿Qué nos depara el nuevo año?
SOFTWARE LOGÍSTICO: Cuando la bodega se convierte en el core del negocio
SISTEMAS DE ALMACENAJE: Un mercado que avanza y se regula
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.