Viernes 6 de Diciembre de 2019       •      Dólar= $778,44      •      UF=$28.267,34       •      UTM=$49.623

Gustavo Norambuena, FEN - Universidad de Chile:
“Es fundamental que una empresa conozca el propósito de automatizar”

La entrada de nuevos operadores al mercado, la irrupción de las nuevas tecnologías y la mayor exigencia de los clientes, han generado que la logística enfrente, al igual que otras industrias, el desafío de la eficiencia en la gestión y operación. ¿Cómo llegamos a lograr eficiencia? ¿Es la automatización la respuesta? Son algunas de las interrogantes que este académico, Director General de Empresas, Área Corporativa FEN - U. de Chile, dilucida a continuación.
Gustavo Norambuena.

¿Cómo ha cambiado la cadena de suministro con las nuevas tendencias?
En mi experiencia la cadena de suministro no ha cambiado lo suficiente; seguimos viendo grandes centros de distribución, con grandes volúmenes de mercadería almacenada, generando mermas importantes y muchas ineficiencias en su operación como, por ejemplo, excesivos tiempos de desplazamiento para armar cada pedido. Por otra parte, veo poca flexibilidad, orientación hacia el cliente y coordinación entre las áreas de planificación, recepción y despacho.

El e-commerce ha venido a “desnudar” estas falencias, facilitando la aparición de pequeños operadores, más flexibles en su operación y con mayor orientación a los clientes.

Por ejemplo, si vemos el caso de las compras por Internet de un cliente final, no es posible que el horario de despacho del producto no sea en coordinación con la persona que lo va a recibir. El valor del suelo, por otro lado, ha hecho que los grandes centros de distribución se alejen del radio urbano, lo que les obliga a repensar su operación, en especial considerando tiempos de desplazamiento mayor y mayor riesgo de asaltos en sus desplazamientos. Sin embargo seguimos teniendo centros de distribución gigantescos y horizontales, cuando en países más desarrollados ya se están viendo todo tipo de bodegas verticales.

¿De qué manera la automatización puede ayudar a hacer más eficiente la logística?
Es un error pensar que la automatización de los procesos por sí sola va a eficientar la operación logística. Es una herramienta más y solo será provechosa si antes se revisan y hacen más eficientes los procesos. Siempre hago la analogía de la automatización con la pavimentación de un camino, debido a que antes de pavimentar se debe emparejar; de lo contrario, se estarían eternizando todas las irregularidades y defectos de este. Esto mismo sucede con la automatización. Asimismo, también es un error pensar en generar 'rapidez' en la cadena logística. No gano nada con entregar un pedido rápido si este va defectuoso o incompleto, lo que significaría generar un reenvío de este. Lo que debemos desarrollar es la 'fluidez y fiabilidad' de la cadena logística, es decir, antes de pensar en hacerlo rápido, se debo pensar en cómo cumplo con los plazos acordados y luego en cómo -en forma consistente- reduzco esos plazos. Se debe buscar la fórmula de entregar los pedidos ‘bien y al primer envío’.

¿Cómo describiría el nivel de automatización de los procesos logísticos en nuestro país?
En comparación con países más avanzados, donde vemos robots preparando pedidos o moviendo productos, creo que la automatización es bastante escasa en Chile y está enfocada principalmente en WMS, sistemas de manejo de pedidos (picking), sistemas de planificación y de estimación de demanda, y de diseño de rutas de reparto. Es decir, todo el movimiento de mercadería sigue siendo manual.

¿Qué factores debería tomar en cuenta una empresa antes de automatizar?
Es fundamental que antes de automatizar los procesos nos cuestionemos la forma en que lo estamos haciendo y, además, nos preguntemos cuál es el propósito de la automatización, es decir, responder algunas simples preguntas: ¿Por qué vamos a automatizar?, ¿para qué vamos a automatizar?, ¿vamos a automatizar para hacerlo distinto, para hacerlo mejor con foco en nuestro cliente o solo para reducir la cantidad de personas?

Otro factor que hay que considerar es el humano y, en relación a este, preguntarse: ¿Tenemos las personas idóneas para soportar una automatización? ¿Cómo afectará a las personas este proceso? Toda operación siempre requerirá de personal, por lo que hay que cerciorarse de que las personas cuenten con todas las competencias necesarias para hacer bien su trabajo, ahora y después de la automatización.

En mi experiencia, las empresas pueden mejorar en un 30% a un 40% su operación sin necesidad de automatizar, solo con mejora de procesos y desarrollo de competencias.

¿Cómo se puede lidiar con este proceso de gestión del cambio?
Las modernizaciones pueden afectar positiva o negativamente el ambiente laboral, dependiendo del entendimiento y foco que los líderes de la organización tengan y le den a esta modernización.

Hay que recordar que durante la primera Revolución Industrial surgió el “Ludismo”, movimiento encabezado por artesanos ingleses que protestaron contra las nuevas máquinas que destruían los empleos. Esto mismo ocurre en la actualidad, ya que la gerencia de las empresas busca la modernización o automatización con el paradigma de “hacer lo mismo con menos” y no con el paradigma de “hacer más con lo mismo”. Entonces, tenemos que tener claro que nadie cambia por cambiar y que, a mayor cambio, hay mayor riesgo percibido y, por lo tanto, es mayor la resistencia a este cambio.

En mi opinión, la mejor manera es transformar los grandes cambios en un conjunto consecutivo de pequeños cambios, que generen beneficios para las personas y, al mismo tiempo, reafirmen la convicción de que la tecnología es una herramienta al servicio de las personas.

¿Cuáles son las mayores ventajas que proporciona la automatización de procesos logísticos?
Mi visión es que la automatización de los procesos logísticos debe apuntar a dos tipos de procesos: los rutinarios y los peligrosos. Por lo tanto, la ventaja es que vamos a tener a robots haciendo el trabajo de robots y a las personas haciendo el trabajo de humanos, es decir los trabajos no rutinarios y los no peligrosos, por lo que los índices de accidentabilidad debieran tender a disminuir, así como también todas las enfermedades laborales relacionadas con trabajos rutinarios, con sobresfuerzo o con posiciones y movimientos no naturales a las personas.

Por otro lado, tendremos procesos estandarizados, por lo que vamos a asegurar de mejor forma el cumplimiento de los Acuerdos de Nivel de Servicio (SLA) con nuestros clientes.

Noviembre 2019
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
SOFTWARE LOGÍSTICO: Cuando la bodega se convierte en el core del negocio
SISTEMAS DE ALMACENAJE: Un mercado que avanza y se regula
Logística con ojos de mujer
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.