Viernes 22 de Noviembre de 2019       •      Dólar= $797,60      •      UF=$28.162,42       •      UTM=$49.229

GRÚAS HORQUILLA
Una pieza fundamental de la logística moderna

El mercado actual de equipos para el movimiento de carga en bodegas está compuesto por múltiples actores, con una completa oferta de productos, donde destacan cada vez más las soluciones que incorporan tecnología de última generación, lo que se ve reflejado en bajos costos operacionales, equipos eficientes y seguros, entre otras cualidades.

Las grúas horquilla son indispensables para toda operación que involucre movimiento de carga en bodegas y centros de distribución. Según Mario Cataldo, Ingeniero Civil Industrial y Académico del Departamento de Industria de la UTEM, su importancia radica principalmente en la eficiencia que aportan a los procesos, haciéndolos más seguros y mejorando la productividad. “Las nuevas tecnologías de estos equipos permiten una mayor prevención y cuidado de la salud de los colaboradores, y al mismo tiempo, al ser utilizados en labores de carácter repetitivo, permiten disminuir los tiempos de trabajo. Un ejemplo de ello son las transpaletas eléctricas en las áreas de picking”, explica el académico.

Por su parte, Jorge Aravena, Docente Diplomado en Dirección Estratégica de Operaciones y Logística, Unegocios FEN U Chile, agrega que “este tipo de maquinaria asume un rol fundamental dentro del proceso operativo de cada empresa y, resultaría impensado hoy, transportar cargas sin la ayuda de grúas, apiladores o transpaletas, pues la velocidad en la logística se vuelve un desafío cada vez mayor, lo que impacta directamente en las actividades de carga, descarga y movimiento de productos dentro de un centro de distribución o bodega”.

Para complementar su opinión, Aravena, añade que “el uso de estos productos, además de permitir un manejo eficiente de grandes volúmenes de carga -considerando el volumen o peso de la misma- da la posibilidad de optimizar los espacios, al ser capaces de depositar las mercancías en altura, factor importante para las empresas, tomando en cuenta el aumento de los valores de los suelos”.


Un mercado que evoluciona

De acuerdo al reporte realizado por el Área de Estudios de Colliers International, sobre el mercado de centros de bodegaje en nuestro país, la producción registró un aumento considerable el primer semestre de 2019, con 182.278 m2, monto bastante superior al semestre anterior. Estas cifras siguen demostrando que el sector de bodegaje en Chile está en plena expansión con un aumento sostenido de metros cuadrados construidos, lo que influye en el desarrollo de centros de distribución más competitivos, que se diseñan entendiendo mejor las necesidades de los clientes y las nuevas capacidades de los equipos.

En este sentido, Aravena, indica que las construcciones a mayor altura y los equipos con amplias capacidades de levante como los apiladores de pasillo angosto, han permitido el diseño de bodegas, donde se aprovecha y optimiza el espacio disponible. “Por ejemplo, los apiladores trilaterales o 'triloader' pueden operar en pasillos de 1,9 m de ancho, en vez de los 3 m requeridos por un apilador frontal, o los 4 m requeridos por una grúa horquilla tradicional, pudiendo elevar cargas por sobre los 10 m de altura. Esto supone una mayor rentabilidad de la superficie de bodega, pudiendo acceder a diseños optimizados de centros de distribución”, expresa.

Volviendo al incremento de centros de bodegaje y las proyecciones que esta situación acarrea en la demanda de equipos para el transporte de carga, según en Docente de la Unegocios FEN U Chile, para satisfacer esta necesidad con el paso de los años, la oferta de estos productos se ha ido incrementando gracias al ingreso al mercado de nuevas marcas y modelos. Esto ha significado la disponibilidad de una importante diversidad de equipos y modalidades de contratos (venta, arriendo, mantenciones, etc.) que permiten a las empresas-clientes, elegir la opción que más les acomode en cuanto a operatividad y costos. “Inicialmente se comercializaban solo grúas horquilla tradicionales, en cambio hoy, es posible acceder a equipos con diferentes tipos de combustible o energía, para operación en interiores como exteriores de bodegas, incluso para diferentes anchos de pasillo, alturas y tipos de carga. Adicionalmente ha cambiado el enfoque de los proveedores, desde la venta tradicional hacia proveer este equipamiento como un servicio, en donde el financiamiento, la mantención y la continuidad operacional, están cubiertos por diferentes tipos de contratos”, asegura el profesional.

Otros puntos a destacar sobre la evolución de esta maquinaria, que a juicio de Aravena tienen relación con los avances que han experimentado estos equipos en término de su renta bilidad y eficiencia energética, cuidado de los espacios de trabajo y mayor seguridad para los usuarios y colaboradores del entorno.

Siguiendo en esta línea, para el acadé- mico de la UTEM las principales innovaciones y tecnologías que se han incorporado a estas máquinas son la electromovilidad y las interfaces que integran realidad aumentada con los operadores, permitiendo ahorro de recursos, menor contaminación, mayor eficiencia y con ello, cero tasa de error en los almacenes. “A modo de ejemplo, ya podemos ver en el mercado: lentes para procesos de picking y abastecimientos, que cumplen claras instrucciones o apoyan el recambio a tiempo de las baterías o algún check sobre los equipos eléctricos”, explicó Cataldo.

En tanto, en términos de ergonomía y seguridad, Aravena destaca que las nuevas propuestas de maquinaria, vienen con nuevas funcionalidades, como controles eléctricos, más sencillos de operar y que, al mismo tiempo, otorgan un máximo de exactitud en el movimiento, con un mínimo esfuerzo.

En esta línea y para concluir, el docente de la UTEM, asegura que “sin lugar a dudas, el siguiente desafío tecnológico tiene que ver con el desarrollo de equipos autónomos, que no requieran de una persona para ser operados, sino que respondan a órdenes entregadas por el sistema, en base a algoritmos de funcionamiento y operación”.


Consideraciones en la elección de un equipo

Ambos docentes coinciden en señalar que antes de tomar una decisión de compra o arriendo de un equipo para el movimiento de carga y la elección de la marca o el proveedor, se debe conocer a fondo el modelo de negocio de la organización.

Entre las consideraciones que hay que tomar en cuenta, a juicio de Aravena, está el diseño de la infraestructura de bodega, tipo de carga a movilizar, condiciones de operación (ambiente seco, frío, húmedo, intemperie, condiciones de polvo, productos inflamables, entre otros).

Por otro lado, agrega, se debe escoger el proveedor que proporcione las mejores condiciones contractuales, las cuales van más allá del precio del servicio, como estrategia de financiamiento, aseguramiento de continuidad operacional y postventa.

En relación a los tipos de modalidad para la adquisición de estas máquinas, Aravena, indica que “en la actualidad existen muchas formas de poder adquirir este tipo de equipamiento, incluso los mismos proveedores tienen diferentes opciones de financiamiento, dentro de los cuales existe el arriendo simple y el arriendo ‘full service’, que incluye la mantención de la maquinaria, leasing o simplemente la venta del equipo, más contratos de servicios de mantención”.

En tanto, sobre el tipo de modalidad a seleccionar, el académico, sostiene que “esta depende de cada empresa y su estrategia financiera, en la cual puede privilegiar invertir para disminuir el costo mensual, o bien, indexar el costo de la maquinaria al costo operacional, sin tener capital invertido por este concepto”.

Lo destacable de este tema, destaca Cataldo, es que “en nuestro mercado existen múltiples tipos de financiamiento para poder incorporar nuevos equipos y tecnologías a los diferentes procesos logísticos, sobre todo si las empresas prefieren arrendar y no comprar. El mercado financiero ha desarrollado muy bien el leasing en Chile y también han aparecido empresas cuyo negocio es arrendar desde un transpaleta manual hasta miles de posiciones de racks. Las facilidades en el mercado están. Solo se requiere una evaluación técnico-económica previa”.


Continuidad operacional

Dado lo crítico que este equipamiento es para el proceso de negocio, es imperativo tener la mayor disponibilidad de esta maquinaria, con el fin de asegurar la continuidad operativa del negocio. En este punto, destaca Aravena, el servicio de postventa es fundamental para poder tener el mantenimiento y repuestos a tiempo, de tal forma que los desperfectos o las fallas no impacten el servicio de la empresa.

Del mismo modo piensa Cataldo, quien afirma que “el servicio de soporte y mantenimiento es clave y la empresa proveedora de este debe contar con una base de técnicos capacitados, pero por sobre todo con información de control, para que los tiempos de mantención sean lo más certeros posible y no entorpezcan la continuidad operacional de los clientes”.

Septiembre 2019
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
SOFTWARE LOGÍSTICO: Cuando la bodega se convierte en el core del negocio
SISTEMAS DE ALMACENAJE: Un mercado que avanza y se regula
Logística con ojos de mujer
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.