Inicio
Facebook
Twitter
Miércoles 19 de Septiembre de 2018         •         Dólar= $682,79         •         UF=$27.337,41         •         UTM=$47.920

Cristian Herrera, Presidente de la Cámara Aduanera de Chile:
“Debemos escalar a un comercio exterior 3.0”

Para el actual líder del gremio aduanero, el país necesita seguir avanzando en materia de comercio exterior y logística. A su juicio, la modernización que se requiere pasa por una integración tecnológica que facilite la operación logística y que cuente con niveles de seguridad óptimos. En esta entrevista también nos comenta sobre los avances del sector y los desafíos que aún tienen pendientes.

En comercio exterior, ¿cuáles son los principales desafíos que tiene Chile?
Chile depende de su comercio internacional y así seguirá siendo en el futuro. Por esta razón, debemos seguir trabajando para potenciar el comercio exterior. En este sentido, creo que los principales desafíos en este ámbito son el desarrollo tecnológico y la seguridad en la facilitación del comercio.

El primero se relaciona con que Chile debe ir a la par con las nuevas tecnologías y avances que tienen las grandes economías, tanto en la parte logística como en la aduanera, ya que estos paí- ses son, además, nuestros principales socios comerciales. En tanto, en lo que respecta a la seguridad en la facilitación del comercio, esta apunta a que haya un tránsito expedito de personas y bienes por las aduanas, donde el factor seguridad es esencial. En este tema, Chile debe trabajar en pos de lograr la ecuación perfecta entre tener un servicio aduanero muy ágil, debidamente coordinado con los otros organismos intervinientes en el comercio exterior, como son SAG, Salud, Terminales Portuarios y Transportistas, donde las exportaciones salgan en forma expedita y lleguen a tiempo, y las importaciones se internen rápidamente sin generar mayores gastos, pero que esté perfectamente regulado y resguardado en todos los aspectos, tales como sustancias peligrosas, terrorismo, propiedad intelectual, entre muchos otros.

Entonces, el objetivo es tener un comercio exterior moderno, que facilite la operación y que cuente con niveles de seguridad óptimos. Ambos puntos son necesarios y debemos tratarlos con nuestros socios comerciales, especialmente con los de Asia Pacífico (APEC).

¿Cómo describiría el escenario marítimo-portuario que está viviendo Chile?
En estos momentos, el escenario es complejo, básicamente debido a la fusión de grandes navieras, y de manera especial por el anuncio del proyecto del Puerto de Gran Escala (PGE) en San Antonio.

Desde mi punto de vista, considero que el Puerto de Gran Escala ya existe en nuestro país y que está compuesto por la unión de los puertos de San Antonio y Valparaíso, el aeropuerto de Santiago (Pudahuel) y el Paso Internacional Los Libertadores. Ese es nuestro gran “megapuerto”, y si a nivel de Gobierno se evalúan desarrollos o grandes proyectos, deben hacerse integralmente en todos estos terminales, que redunden en beneficios para todo el país, y no solo que apunten al crecimiento de una instalación, como lo sería en este caso el Puerto de San Antonio, en desmedro de las otras, porque el daño económico que generaría al Puerto Valparaíso, por mencionar uno, sería muy grande. Sin perjuicio de que, según expertos en puertos, la construcción de un “PGE” en San Antonio, tendría mayores costos que la actuación conjunta de ambos puertos.

Además, el proyecto del PGE de San Antonio tiene contemplado la construcción de un centro intermodal de 150 hectáreas en Santiago, que a mi juicio y al de la Cámara Aduanera, sería equivalente a instalar un puerto seco en Santiago, figura que cambia totalmente la lógica de lo que estamos trabajando, ya que implica una mirada centralizadora, egoísta y poco inteligente para los intereses del país; además produciría perjuicios medioambientales en la capital. Estamos trabajando en conjunto con la comunidad portuaria para ir presentando proyectos e ideas, que permitan transformarse y probar que son una mejor opción que un puerto seco en Santiago. En este sentido, confiamos en que el nuevo Gobierno pondrá una revisión de este proyecto y hará un nuevo plan de desarrollo marítimo-portuario integral, con una mirada logística nacional, pero con una visión internacional, que vea los puertos chilenos como la salida de nuestros productos al mundo.

¿Qué desafíos aún tienen pendientes el sector aduanero y el portuario?
Ambos sectores han logrado modernizar e implementar tecnologías en sus procesos con bastante éxito. Un ejemplo de ello es el Sistema Logístico Puerto de Valparaíso (Silogport), y en Aduanas, la modernización de los sistemas para abordar la nueva Ley de Aduanas. Sin embargo, creo que falta integrar los sistemas tecnológicos de todos los actores de esta cadena logística, con la finalidad de que puedan “conversar” entre sí y compartir información para mejorar el manejo de datos y la realización de trámites y procedimientos, tanto para ellos como para los usuarios. No se saca nada con que cada entidad tenga su propio sistema o software; lo importante es que se integren y compartan información. Hemos avanzado mucho, pero necesitamos toda la cadena logística “integrada” en un sistema o plataforma, donde todos los procedimientos y trámites sean vía digital. Debemos escalar a un “comercio exterior 3.0”, donde la ecuación sea facilitación del comercio versus seguridad.

¿Qué falta para que se tome esta iniciativa?
Es ahí donde volvemos al tema de la creación de una entidad superior que sea capaz de dictar las directrices, que ordene, organice, integre y genere las grandes políticas. Eso falta.

Los diversos gremios (portuario, aduanero, agentes de aduana, navieras, transportistas, etc.) tienen el anhelo de contar con una entidad que apoye el crecimiento y la integración.

¿Cómo evalúa el nivel de Chile en materia de trámites y de gestión aduanera?
Sin lugar a dudas, en relación a Latinoamérica, Chile tiene una posición de privilegio en términos de tiempos de tramitación de declaraciones, y de salida y llegada de carga. En nuestro país, un agente de aduana que trabaje con un importador y un embarcador en forma coordinada, puede sacar las cargas el mismo día. En otros países, la misma operación puede tardar hasta cuatro días. En este aspecto el trabajo de desarrollo e implementación del Sistema Integrado de Comercio Exterior (SICEX), se está convirtiendo en una herramienta fundamental en la facilitación del comercio. Sin embargo, cuando nos comparamos con el resto del mundo, la situación varía y hay factores en los que tenemos que mejorar. Por ejemplo, el aeropuerto todavía tiene muchos problemas de rapidez e implementación de tecnología, lo que genera demoras en la ejecución del despacho aduanero de mercancías. Por su parte, los puertos han hecho un gran esfuerzo para hacer más eficientes sus operaciones, por un tema económico básicamente, ya que buscan mover la mayor cantidad de contenedores o carga con los menores costos, y eso ha obligado también a los usuarios a integrarse a sus sistemas, cosa que no ha pasado en el terminal aéreo de Santiago.

Finalmente, creo que es conveniente analizar los resultados de los reportes internacionales de competitividad, ver por qué hemos retrocedido o avanzado respecto al año pasado, en específico en el comercio transfronterizo. Esto nos permitiría visualizar con total realidad en qué situación estamos respecto a nuestros vecinos. Además, pienso que es importante visualizar temáticas de gestión aduanera, para evitar quedarnos estancados. Por ello es necesario ir mejorando cada día más y aunar esfuerzos.


Áreas de trabajo para este año

La Cámara Aduanera tiene dos áreas de trabajo para este año: una interna, enfocada actualmente en modernizar su estructura, los estatutos, la forma de funcionar, etc.; y, paralelamente, se está trabajando en las funciones propias que tiene la Cámara Aduanera en beneficio de sus socios, que tienen que ver con la participación en mesas de trabajo y reuniones con los diversos gremios, entidades logísticas, autoridades y otros actores del rubro, para avanzar en temas como SICEX, integración, e implementación de la nueva normativa aduanera.

En este aspecto, también hay factores del “día a día”, donde se apunta a mejorar los procesos, como es el tema de la llamada “línea”, que involucra los procedimientos del embarque de productos, y en donde usualmente se pueden producir problemas de eficiencia y para lo cual ya se han solicitado dos reuniones con las nuevas autoridades de Hacienda y Transporte.

Abril 2018
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.embdinero.clwww.embconstruccion.clwww.revistahsec.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
2 Editora Microbyte Ltda.