Inicio
Facebook
Twitter
Viernes 21 de Septiembre de 2018         •         Dólar= $665,97         •         UF=$27.341,05         •         UTM=$47.920

TECNOLOGÍAS CONSTRUCTIVAS
Nuevas soluciones permiten levantar CD en menos de un año

Actualmente, un layout eficaz es solo uno de los factores decisivos en la construcción de un centro de distribución, cobrando cada vez mayor importancia una serie de tecnologías que apoyan la funcionalidad de estas instalaciones logísticas, como pisos, soluciones modulares y sistemas de iluminación. Para conocer las tendencias del mercado en esta materia, conversamos con Carolina Salazar y Guillermo Tapia, Ingeniera Civil Industrial y Arquitecto, respectivamente.
Carolina Salazar; Guillermo Tapia Sepúlveda.

¿Cuáles han sido los principales avances tecnológicos que ha experimentado la construcción de bodegas y CD?
C. Salazar: Me parece que lo más relevante se refiere al estándar que se está aplicando en los pisos súper planos (trilaterales con pilo brillado o cardex), ya que la alta calidad de estos ha permitido que a nivel global se haya incorporado en la industria una serie de maquinarias que antes eran muy complejas de implementar debido al tipo de construcción que existía. Concretamente en Chile, hasta hace unos cinco años existían muy pocas bodegas que permitían implementar esta tecnología; prácticamente solo los grandes retailers la tenían.

Estas alternativas ofrecen tensados especiales que permiten un alto punto de carga y una diferencia casi nula en el nivel del piso. El punto es que se requieren suelos casi perfectos, muy lisos, tanto por el grado de inclinación que se requiere como por la carga puntual que se le da al piso.

En este ámbito, ¿qué es lo que está demandando el mercado logístico?
C. Salazar: En Chile, los clientes se están dando cuenta de que el valor de la logística es contar con sistemas automatizados, motivo por el cual están exigiendo un estándar de construcción que les permita lograr dicho objetivo. Gracias a las mejoras constructivas actuales, nos estamos acercando progresivamente a tener bodegas “negras” como en Europa, donde todo el proceso se maneja a través de un tablero de control, sin intervención humana.

En términos de diseño, la tendencia apunta a obtener la menor pérdida posible de espacios en los pasillos, con máquinas trilaterales y pilarizaciones cada vez más grandes. Además, las compañías aseguradoras están exigiendo sistemas de protección contra incendio, como rociadores y redes hú- medas, con estándares norteamericanos, lo que requiere contar con un CD que incluya enormes centrales de agua para poder soportar este requerimiento. El gran problema es que la mayoría de las zonificaciones de Santiago son terrenos aptos solo para empresas libres de todo tipo de contaminación, pero los CD cuentan casi todos con baterías, lo cual nos ha llevado a tener que trasladar estas bodegas fuera de la capital, con los consiguientes costos que ello genera.

¿Cuáles son los materiales constructivos más utilizados en la construcción de estas instalaciones?
G. Tapia: Básicamente, se usan productos prefabricados, pilares y vigas. La idea es contar con soluciones modulares prearmadas, más fáciles y rápidas de instalar.

C. Salazar: Y esto también responde a las exigencias del cliente, ya que si antes un CD se levantaba en dos años, hoy se exige que sea en nueve meses. En lo que se refiere a las terminaciones de los pisos, hoy en día existen alternativas de cuarzo o aceradas que permiten lograr buenos estándares con precios competitivos.

En eficiencia energética, sustentabilidad, capacidad antisísmica o seguridad, ¿qué innovaciones se están incorporando en los proyectos?
C. Salazar: Estamos utilizando bastantes sistemas de paneles solares en nuestros proyectos, que incluso permiten un retorno de la inversión en menos de dos años y medio, lo que los convierte en una excelente alternativa. Contamos también con sistemas de calefacción geotérmicos, con bombas de calor, que son capaces de lograr temperaturas estándares y a un costo muy bajo y sin contaminación de polvo.

G. Tapia: En lo referido a la seguridad, hay que destacar que, en general, los galpones son bastante flexibles; además, como tienen poca carga, son capaces de autosustentarse. Me parece que lo más complicado aquí es el tema del piso, ya que si las losas son demasiado grandes, se pueden quebrar con un sismo.

¿En qué se está invirtiendo más hoy en día? ¿Pisos, iluminación, paneles?
G. Tapia: Obviamente, el piso es, sin lugar a dudas, lo más costoso de un CD. Estimo que prácticamente un 40% del costo de construcción de un centro de este tipo corresponde a este ítem. Por otro lado, los clientes también están haciendo un esfuerzo importante por mejorar las condiciones de iluminación, especialmente a través del uso de ampolletas LED. Actualmente estamos exigiendo como estándar el uso de 300 lux en las zonas de proceso de los almacenes, a fin de evitar cansancio o desgaste visual de los operarios. El consumo es bastante bajo y es posible recuperar lo que se invierte en un período de casi seis meses.

Por otra parte, si bien no tiene relación directa con materiales, el otro aspecto que concentra una alta inversión es el tema de seguridad; y nuestro aporte es instalar sistemas de vigilancia que no se vean, que sean imperceptibles, para que el operario haga tranquilo su trabajo sin sentirse observado.

¿Cuál es la evaluación que hacen de la normativa vigente al respecto?
C. Salazar: La normativa actual es abundante y, a mi juicio, bastante restrictiva. En Santiago existen todavía muchos terrenos disponibles, pero las certificaciones e informes previos que demandan las autoridades contemplan exigencias muy altas que no permiten almacenar una serie de productos en dichas zonas. Me parece también que la clasificación industrial es hoy muy exigente, haciéndose las evaluaciones en base a una matriz teórica, no a una medición real.

G. Tapia: Hay un enorme desafío aquí en cuanto a la planificación urbana. La industria va por un lado y la gente va hacia otro, produciéndose un enfrentamiento entre las necesidades empresariales y las personales que es muy difícil de conciliar. Por diferentes motivos, en el último tiempo los planos reguladores no se han estado modificando, lo que genera un entrampamiento para el sector industrial. Hay claramente un reto país en este sentido.

Enero 2018
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.embdinero.clwww.embconstruccion.clwww.revistahsec.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
2 Editora Microbyte Ltda.