Inicio
Facebook
Twitter
Jueves 23 de Noviembre de 2017         •         Dólar= $634,58         •         UF=$26.693,84         •         UTM=$46.692

EQUIPOS PARA EL MOVIMIENTO DE CARGA
Contribuyendo a reducir costos y aumentar la productividad

Los equipos para movimiento de carga son hoy prácticamente insustituibles en los procesos de bodegas y centros de distribución. Esta ayuda mecánica se hace indispensable, sobre todo si se toma en cuenta que este mes entró en vigencia la nueva “Ley del Saco”, que reducirá de 50 a 25 kg el peso máximo que un hombre puede manipular en operaciones de carga y descarga.

Cada vez más empresas de todos los sectores y tamaños están optando por emplear equipos de movimiento de carga (tales como grúas horquilla, transpaletas, apiladores o cargadores laterales) en sus procesos logísticos. Esto responde –como explica Héctor Portales, Doctor of Logistics Management y Académico de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Andrés Bello (UNAB)- a las ventajas de un óptimo uso de sistemas de manejo de materiales: reducción de costos y aumento en la productividad y rentabilidad en la empresa.

“Además, facilita el trabajo del capital humano, reduciendo su esfuerzo físico, sus riesgos y, consecuentemente, se logran tiempos menores en las operaciones logísticas de trabajo”, afirma.

Héctor Portales, UNAB.
Walter Adrian, USM.
Germán Abarzúa, DUOC.
Luis Solar Wilson, Universidad Central.

En ese sentido, y para lograr la exceEquipos para el movimiento de carga Contribuyendo a reducir costos y aumentar la productividad Los equipos para movimiento de carga son hoy prácticamente insustituibles en los procesos de bodegas y centros de distribución. Esta ayuda mecánica se hace indispensable, sobre todo si se toma en cuenta que este mes entró en vigencia la nueva “Ley del Saco”, que reducirá de 50 a 25 kg el peso máximo que un hombre puede manipular en operaciones de carga y descarga. lencia operacional, los equipos de movimiento de carga, cada vez más versátiles y con mayor incorporación de tecnología, contribuyen a alcanzar una logística ágil, segura y eficiente. Además de ser maquinarias fáciles de maniobrar, rápidas, y que pueden llegar a zonas de difícil acceso, tienen la capacidad de realizar entregas de forma rápida, a la hora de entregar distintos pedidos de dimensiones menores.

Los expertos del sector discrepan, sin embargo, respecto a si este mercado ha logrado consolidar un alto nivel de madurez; ya que mientras unos señalan que existe una gran variedad de equipos disponibles y una enorme cantidad de marcas (lo que contribuye a la baja de precios y al aumento de la oferta), otros sostienen que en Chile realmente no existen conductores profesionales que se desempeñen en los cargos como corresponde.

“Hay personas que buscan simplemente un trabajo y que les dan un empleo para movilizar cargas, pero desconocen completamente las leyes de la física; no saben lo que es la energía ciné- tica, y por ende no saben lo que están administrando”, señala Walter Adrian, Docente del Departamento de Mecánica de la Universidad Técnica Federico Santa María (USM). “Hay algunos cursos de capacitación base, pero aún no se tiene conciencia de la carga que se está moviendo”, añade.


Principales innovaciones

En la actualidad, los expertos coinciden en que los equipos y maquinarias de manejo de materiales han innovado en lo tecnológico, en sus características y funcionabilidades. Germán Abarzúa, Director de las Carreras Logística y Comercio Exterior en la Escuela de Administración y Negocios DuocUC Plaza Vespucio, afirma que “el transporte de carga tiene la versatilidad de adaptarse a las necesidades de cada empresa, la que está dada por la integración de plataformas de elevación automáticas, por ejemplo, que permiten la carga y descarga sin la necesidad de una grúa horquilla”.

Según Luis Solar, Profesor Titular de la Escuela de Negocios de la Universidad Central, las principales innovaciones y funcionalidades se podrían resumir en: alimentación por energía híbrida (gas y/o eléctrica); mayor seguridad y altura; mayor velocidad de recorrido, de carga y descarga; menor radio de giro, e incorporación de tecnologías de automatización de nivelación y estabilidad.

“Estos avances han permitido el diseño de centros de almacenamiento de mayor densidad. La dimensión seguridad se ve fortalecida si el CD también está soportado por otras tecnologías de seguridad, tales como el sistema de protección contra choques”, detalla.


Normativa y consideraciones

En términos legislativos, aún falta por resolver una serie de temas, en especial respecto al tipo de carga a transportar. “La ‘Ley del Saco’ (Ley 20.949) es una parte importante en la integración de una visión de conjunto, al reducir de 50 a 25 kilos el peso máximo que un hombre puede manipular -productos y materiales en operaciones de carga y descarga- en los procesos logísticos”, explica Portales.

Solar agrega que esta ley, en aplicación programada desde septiembre del presente año, tendrá un mayor impacto en otros tipos de industria. “Por ejemplo, en los procesos logísticos portuarios donde la carga global está estandarizada en 50 kilos, lo que impactará de manera relevante en los ámbitos laborales, sociales y legales”, comenta.

Entonces, para elegir un equipo para un proceso logístico, la decisión debe ir más allá de la cantidad, peso y dimensiones del producto a transportar, resultando importante tomar en cuenta aspectos normativos. Además, las máquinas deben ser robustas, de buen desplazamiento y con sistemas de seguridad para el operario y los materiales transportados en términos de manejo, operación y visibilidad del entorno, así como en la reducción de los tiempos muertos, con ágiles servicios de soporte técnico, entre otros.


Modalidad a elegir

La elección de la estrategia (compra, arriendo o mixta) dependerá, principalmente, de los tipos de procesos logísticos presentes en el CD, del forecast de horas-equipo requerido y nivel de management presentes en la gestión logística. Por eso, es fundamental que la compañía analice sus costos, tiempos de entrega y localización de sus clientes, sus redes de distribución y tamaño de sus almacenes, sus flexibilidades, alineamientos y sincronización de sus procesos logísticos, entre otros.

La experiencia muestra que, en muchas ocasiones, la conveniencia, las razones y las ventajas se confunden o se convierten en lo mismo, advierte Solar. “Sin lugar a dudas, la variable más crítica es el aspecto económico; el arriendo provocará transformar los costos fijos en variables, con el seguro impacto en el balance logístico (Opex y Capex)”, indica. En segundo lugar, añade, están las razones de capacidad técnica y legal, dado que no se puede poseer todo el conocimiento para la ejecución del movimiento de carga requerido para una gran variedad de procesos logísticos que tienen lugar en un CD.

En tanto, Portales asegura que la adquisición de este tipo de equipos, es una opción para empresas que poseen gran continuidad en sus procesos operacionales y que no cuentan con marcados aumentos en sus curvas de producción o demanda distributiva durante un período extenso. “Sin embargo, la tendencia del outsourcing cobra cada vez mayor fuerza, dado que permite a una compañía centrarse en el foco de su negocio, dejando en manos de especialistas las labores relacionadas con el movimiento de mercadería, mediante tecnología innovadora y eficiente, evitando obsolescencias y convirtiendo además sus costos de inversión fijos y variables, en solo variables”, explica.


Servicio postventa

Al decidir comprar una unidad o una flota de transporte completa, la postventa juega un rol fundamental. “La gran variedad de marcas está bastante homogenizada a la hora de competir por precios en general; es por esto que un buen respaldo después de efectuar la compra incide en la decisión final”, afirma Abarzúa.

Para lograr el aseguramiento de la continuidad operacional de los procesos logísticos presentes en un CD (recepción, almacenamiento, picking, packing, despacho y movimientos varios) son crí- ticas las dos dimensiones del servicio postventa: servicio técnico y servicio a clientes. “El primero está orientado a la instalación, mantenimiento y reparaciones. Para el segundo, se consideran las acciones de entrenamiento para el uso y la gestión de quejas (desperfectos)”, indica Solar.

Según detalla Portales, el uso de sistemas de manejo de materiales permite que una empresa pueda alcanzar la meta para lograr una mayor productividad en cualquier actividad en que deban moverse materiales, como asimismo rentabilizar las operaciones logísticas. “Por tal motivo, los servicios de postventa son relevantes a la hora de efectuar inversiones en este tipo de equipos mecánicos para las operaciones, ya que permiten reducir obsolescencias y tiempos muertos, y además posibilitan operar siempre con equipos y maquinarias de última generación, innovadoras y de mayor tecnología”, concluye.

Septiembre 2017
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.embdinero.clwww.embconstruccion.clwww.revistahsec.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
2 Editora Microbyte Ltda.