Martes 17 de Mayo de 2022       •      Dólar= $856,45      •      UF=$       •      UTM=$55.537

INDUSTRIA LOGÍSTICA
¿Cómo se viene 2017?

En este primera edición del año, quisimos conocer el comportamiento de la industria logística en Chile durante 2016, así como las proyecciones para este nuevo año. A continuación, la opinión de cinco miembros de nuestro Comité Editorial.

Balance 2016

En una primera instancia, para hacer un balance de la Logística en Chile recurrimos al Índice de Desempeño Logístico del Banco Mundial 2016, estudio que se realiza cada dos años. Según los resultados, nuestro país mantuvo su posición en el ranking, ubicándose en el lugar número 46 de la medición, con 3,42 puntos. Esto nos ubica en segundo lugar en Latinoamérica por detrás de Panamá, que ocupa la posición número 40. Sin embargo, en el estudio de 2014, Chile ocupaba el lugar número 42 entre 160 países y, dos años más tarde, cayó cuatro lugares, llegando al puesto 46.

El ranking, que ubica en la posición de vanguardia a Alemania, analiza un total de seis ejes: eficiencia en las aduanas y gestión en las fronteras, calidad de la infraestructura para transporte y comercio internacional, calidad de los servicios logísticos, facilidad para asegurar los fletes internacionales a precios competitivos, capacidad para hacer el “tracking” de las mercancías, y puntualidad en las entregas.

A juicio de Rodolfo Torres- Rabello, Consultor Internacional en Logística y Supply Chain Management, existe una caída en el criterio “competencia logística” y, aunque en los otros ítems se muestran leves avances, otros países progresaron más; por eso la caída en el ranking. “No tenemos mucho de qué enorgullecernos y, aunque el próximo país en América Latina es México, en el lugar 54, en un mundo global la competencia es global”, asegura.

Rodolfo Torres Rabello, Consultor Internacional en Logística y Supply Chain Management.
Julio Villalobos, Director del Centro de Transporte y Logística Universidad Andrés Bello.
Rodrigo González, Gerente General de Imolog.
Carolina Vera, Directora Senior de Miebach.
Pablo Briceño, Representante Selis Chile SpA.

Por otro lado, para continuar con este análisis, Julio Villalobos, Director del Centro de Transporte y Logística de la Universidad Andrés Bello, explica que “la industria de servicios logísticos es de demanda derivada, es decir, se comporta en relación al desempeño de los sectores económicos a los cuales sirve. De esta forma, la logística acompaña al desempeño económico agregado del país, que en el caso de Chile calificaría de crecimiento modesto”. Por ende, asegura que para una correcta evaluación o balance, se requeriría analizar el desempeño de cada subsector específico de la economía nacional.

En este sentido, indica que “en los diferentes segmentos de la industria logística chilena podemos encontrar diversas realidades, desde sectores de servicios logísticos muy dinámicos y con proyecciones muy interesantes, como los servicios asociados al desarrollo del comercio electrónico y los desafíos que supone la distribución urbana de carga, hasta servicios logísticos más afectados como los relacionados a proyectos mineros, los que llevan algunos años bastante deprimidos”.

Del mismo modo, Rodrigo González, Gerente General de Imolog, señala que “al igual que para muchas áreas de la economía nacional, el 2016 fue un año apretado para el área logística, ya que muchos proyectos que estaban por iniciar su ejecución se postergaron a la espera de mejores perspectivas, y aquellos que ya estaban en curso salieron a la luz en un escenario de baja demanda”. Sin embargo, a pesar del escenario actual de la economía, Carolina Vera, Directora Senior de Miebach, afirma que no todo ha sido negativo durante 2016 para el mercado logístico. “Este ha incrementado su orientación hacia la eficiencia, a través de la puesta en marcha de proyectos en pos de mejorar los inventarios, reducir los costos, entre otros, lo que ha llevado especialmente a empresas pequeñas y medianas a aumentar sus inversiones en este sentido. Un ejemplo de ello es la industria del retail, la que se está enfocando en mayores desarrollos logísticos, con el objetivo de evaluar la implementación de nuevos formatos y/o mecanismos de venta”, explica.

Pablo Briceño, Representante de Selis Chile SpA, concuerda con esta opinión y manifiesta que “el 2016 fue un año de fuertes desafíos desde la perspectiva de la optimización de procesos y rentabilidad en la industria logística, donde, además, los cambios de regulación generaron nuevos requerimientos que el mercado debió satisfacer con nuevas implementaciones y servicios”.


Avances y retrocesos

Para Rodolfo Torres-Rabello durante 2016 coexistieron cuatro mundos logísticos con distintos avances. El primero engloba principalmente a grandes empresas, muchas de ellas multinacionales, donde se pudieron ver avances, debido a que cuentan con una logística desarrollada. “Estas compañías lograron un buen nivel logístico, mediante la incorporación de profesionales calificados, procesos reproducibles y controlados, herramientas tecnológicas y acceso a benchmarks internacionales”, comenta. El segundo de estos mundos, según el profesional, incluye a las empresas locales, donde existen promisorios avances, ya que están optando por automatizar todo o parte de las operaciones de sus centros de distribución, como algunas frutícolas. El tercero, en tanto, está compuesto por las empresas que tienen una logística convencional, intensiva en mano de obra, con escasa o ninguna tecnología, procesos ineficientes y que logran mover la carga con mucho esfuerzo y corazón. A juicio de Rodolfo Torres-Rabello, este es el caso de las Pymes y muchas empresas medianas, donde lamentablemente no existen avances.

El cuarto y último mundo es el de los Operadores Logísticos, donde el Consultor Internacional en Logística y Supply Chain Management, no visualiza grandes avances, debido a que en general los clientes equivocadamente ven en estos servicios un costo en vez de un valor, por lo que establecen contratos de corto plazo, de manera que los Operadores Logísticos difícilmente pueden invertir en tecnologías innovadoras. Sin embargo asegura que “el gran avance de este mercado ocurrirá cuando las empresas-clientes estén dispuestas a considerar a los 3PL como reales partners estratégicos”.

En relación a los avances que se produjeron en la industria logística nacional, Julio Villalobos, destaca las mejoras en la infraestructura privada. “Ejemplos claros de ello son el aumento de los parques logísticos que se desarrollan en la mayoría de las grandes ciudades y la inauguración del edificio Courier de Atrex en el aeropuerto de Santiago”, afirma. Otros puntos donde ha habido progresos, señala, son en el desarrollo de competencias tecnológicas y en la profesionalización de los recursos humanos en los principales proveedores de servicios logísticos. “Estos años de ralentización de la economía han servido para avanzar y trabajar hacia adentro de las organizaciones, mejorando los equipos y desarrollando competencias para el futuro”, agrega.

Concuerda con esto Rodrigo González, quien sostiene que “estas instancias permiten reajustar las piezas del puzzle, ya que es posible reacomodar los costos, las tarifas se vuelven más competitivas, se busca eficiencia en forma transversal en las compañías, lo que siempre deja una buena base para comenzar a repuntar”.

En este contexto, la industria logística también ha pasado a ser parte de la agenda del sector público, lo que a juicio de Julio Villalobos es un progreso. “Las propuestas del CNIC a la Presidenta y el Programa Estratégico de Corfo son dos claros ejemplos de ello. Además, se puede ver cómo los espacios de integración y trabajo colaborativo entre los actores de las cadenas de abastecimiento (público-privado-academia) se comienzan a consolidar, por ejemplo, en comunidades logísticas portuarias, en el trabajo de Buenas Prácticas en el Transporte de Carga por Carretera desarrollado por Sofofa y en el fortalecimiento del rol y del equipo del Programa de Desarrollo Logístico del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, en donde ya se puede identificar una agenda con iniciativas claras”.

En tanto, por el lado de los retrocesos en el área, Rodrigo González afirma que los más evidentes son la postergación en la ejecución de algunos proyectos, lo que a su juicio retrasa a la industria logística en algunos ámbitos. Coincide con esta opinión Carolina Vera, quien reitera que un año de contracción económica siempre lleva consigo una pérdida de visión de futuro. “La logística dejó de ser una restricción del negocio, por lo que los proyectos de mejora en eficiencias quedaron detenidos, y cuando estos sean requeridos en un futuro, se complejizará la rápida implementación de los mismos. Sin embargo, debemos mencionar que a diferencia de otros períodos de contracción, un mayor número de empresas decidió continuar de todos modos con el desarrollo de estos proyectos con una mirada hacia el futuro”.

Índice de Desempeño Logístico del Banco Mundial 2016.
A pesar de que el lugar 46 nos ubica en segundo puesto en Latinomérica, en solo dos años hemos bajado cuatro lugares de competitividad.

Proyecciones 2017

Carolina Vera y Pablo Briceño, coinciden en señalar que las elecciones que se avecinan pueden restringir la toma de decisiones para el segundo semestre del año, sin embargo visualizan la posibilidad de mejoras en las oportunidades de negocio, especialmente en los proyectos de mejoras tecnológicas.

Complementando esta idea, Rodolfo Torres-Rabello, manifiesta que “las nuevas tendencias en la industria logística tienen relación con la implementación de tecnología, y que cada día más, las empresas de este rubro están adoptando soluciones móviles, aplicaciones en la nube y análisis avanzado de datos (analytics), las que les proporcionan mejoras sustanciales”. Por el lado del transporte de carga en tanto, los desafíos y proyecciones para este 2017, a juicio de Julio Villalobos, se centrarán en contribuir y participar en el desarrollo de economías sustentables, reduciendo emisiones, desperdicios y energía en la ejecución de los servicios logísticos.

Finalmente, en el área de operadores logísticos, Rodrigo González, pronostica que ve un 2017 con perspectivas de reactivación, tal vez no con grandes volúmenes, pero sí con márgenes más competitivos.

Enero 2017
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Mindugar. Somos Soluciones en Transportadores Intralogísticos
Logra notables reducciones de costos, tiempos en tareas intensivas en mano de obra y reduce riesgos de lesiones, caídas o por ergonomía en la carga de bultos. www.mindugar.cl
Desayunos
PROYECTOS INMOBILIARIOS LOGÍSTICOS: ¿Qué nos depara el nuevo año?
SOFTWARE LOGÍSTICO: Cuando la bodega se convierte en el core del negocio
SISTEMAS DE ALMACENAJE: Un mercado que avanza y se regula
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.