Inicio
Facebook
Twitter
Viernes 24 de Noviembre de 2017         •         Dólar= $634,58         •         UF=$26.699,16         •         UTM=$46.692

La importancia del Transporte Urbano de Carga
Por Julio Villalobos Contreras, Director del Centro de Transporte y Logística Universidad Andrés Bello. • jvillalobosc@unab.cl
A pesar de que muchas veces es ignorado en la discusión pública, el Transporte Urbano de Carga juega un rol fundamental dentro de la economía moderna, impactando no solo a las empresas que lo emplean, sino también a aquellos habitantes de la región donde se desarrolla.

Los niveles de tráfico y su impacto en las ciudades han recibido una creciente atención en los últimos años. Aunque el transporte público y privado recibe la mayor parte de esta atención, el transporte urbano de carga juega un rol muy importante, dado por múltiples razones. Entre las más significativas, se encuentran:

Es fundamental para mantener nuestro actual estilo de vida y la adaptación a sus cambios cada vez mayores.

El papel que desempeña en el mantenimiento, desarrollo y retención de las actividades industriales y comerciales en ámbitos geográficos determinados, que son las principales actividades generadoras de la riqueza.

La contribución que hace un Transporte y Distribución eficientes a la competitividad de la industria en la región en cuestión.

El efecto que tienen los costos del transporte de carga y la logística en el costo de los productos que se consumen en la región.

El impacto que tiene el costo total del transporte de mercancías y de la logística asociada en la eficiencia de la economía en la región.

El efecto ambiental de los movimientos de mercancías urbanas (en términos de consumo de energía e impactos ambientales y sociales, como la contaminación, emisiones de gases de efecto invernadero, congestión, accidentabilidad y ruido, entre otros).


Impactos del Transporte Urbano de Carga

Los sistemas de transporte público y de carga existentes en áreas urbanas crean una variedad de impactos económicos, ambientales y sociales. Estos incluyen (UK Round Table on Sustainable Development, 1996):

» Impactos económicos: (i) Congestión, (ii) Ineficiencia, y (iii) mal uso de recursos.

» Impacto ambiental: (i) emisiones de contaminantes como el dióxido de carbono, gas invernadero, (ii) el uso de combustibles fósiles no renovables, (iii) productos de desecho como llantas, aceites y otros materiales, y (iv) pérdida de los hábitats naturales y de la amenaza asociada a las especies silvestres.

» Impactos sociales: (i) consecuencias físicas de las emisiones contaminantes en la salud pública (muerte, enfermedad, riesgos, etc.), (ii) lesiones y muertes ocasionadas por accidentes de tráfico, (iii) ruido, (iv) intrusión visual, (v) movilidad de las personas, y (vi) calidad de otros temas de la vida cotidiana, incluyendo la pérdida de zonas verdes y espacios libres en las zonas urbanas como resultado de los desarrollos de infraestructura de transporte.

Tal como Plowden y Buchan (1995) señalan, “el transporte de mercancías es esencial para la economía moderna. Un sistema eficiente debe proporcionar al cliente un buen servicio a un costo razonable”. Sin embargo, el aumento de la congestión y otras externalidades en las zonas urbanas, ha puesto en duda la capacidad para alcanzar altos niveles de eficiencia, ya que si bien la industria ha logrado un éxito significativo en la mejora de la productividad y en algunos casos en la utilización de los vehículos, la congestión urbana y los impactos ambientales imponen restricciones importantes sobre nuevas mejoras.


Buenas prácticas para la sustentabilidad en el Transporte Urbano de Carga

El objetivo de una estrategia de transporte sustentable es “responder, en la medida de lo posible, cómo la sociedad pretende proporcionar los medios y la oportunidad para satisfacer las necesidades económicas, ambientales y sociales de manera eficiente y equitativa, y reducir al mínimo los efectos adversos evitables e innecesarios y sus costos asociados, en escalas espaciales y temporales relevantes” (UK Round Table on Sustainable Development, 1996).

El movimiento de carga urbano puede mejorarse con el fin de hacerlo más sustentable de varias maneras. Es importante distinguir entre dos grupos diferentes de iniciativas o buenas prácticas tendientes a la sustentabilidad del sistema de transporte urbano de carga:

Cambios implementados por los órganos de gobierno: es decir, la introducción de políticas y medidas que obligan a las empresas a cambiar sus acciones y, por lo tanto, ser ambientalmente o socialmente más eficientes.

Iniciativas impulsadas por la empresa: Las compañías aplican medidas que reduzcan el impacto de sus operaciones de transporte de carga, ya que van a obtener un beneficio interno de este cambio de comportamiento. Es decir, las empresas pueden lograr ventajas económicas internas al operar de una manera más eficiente ambiental o socialmente, ya sea a través de una mayor eficiencia económica o al ser capaz de mejorar la cuota de mercado como resultado de sus acciones. Las iniciativas y buenas prácticas actuales, dirigidas por la empresa, incluyen el aumento del factor de carga del vehículo a través de la consolidación de carga urbana, las entregas antes o después de las horas normales de entrega de mercancías, el uso de software de ruteo y programación, mejoras en la eficiencia de combustible de los vehículos, sistemas de comunicaciones en cabina, y mejoras en los sistemas de recolección y entrega (incluida la coordinación entre el expedidor, transportista y cliente).

Tal como esta lista ilustra, algunas de las iniciativas están relacionadas con la incorporación de tecnologías, mientras otras se orientan a la eficiencia en las operaciones de las empresas de transporte, y otras, a las operaciones de rediseño logís- Implementan Observatorio de Transporte Urbano de Carga tico que implican cambios en la organización de la cadena de suministro.

La implementación de cualquier medida para ambos grupos, gobierno y empresas (proveedoras, operadores logísticos/transporte y distribuidoras/comercializadoras), es altamente dependiente del tipo y calidad de información con la cual cuenta para evaluar el impacto de sus decisiones. Sin la información adecuada, los objetivos tras las decisiones de ambos grupos son inalcanzables.


Implementan Observatorio de Transporte Urbano de Carga

El Centro del Transporte y Logística de la Universidad Andrés Bello, en conjunto con la Subsecretaría de Transporte del Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones, iniciaron la implementación de un Observatorio de Transporte Urbano de Carga, iniciativa que será lanzada oficialmente durante este mes.

A desarrollarse en el período 2016-2017, este proyecto es financiado por la línea “Bienes Públicos para la Competitividad” de CORFO, y pretende disponer información relevante y oportuna para la toma de decisiones públicas y privadas relacionadas al Sistema de Transporte Urbano de Carga en la Región Metropolitana. En términos de objetivos, el desarrollo de este observatorio apunta a:

» Incrementar la competitividad y eficiencia de las empresas e instituciones ligadas al transporte urbano de carga en la RM.

» Disminuir la asimetría de la información existente actualmente en el sector.

» Orientar políticas públicas y privadas conducentes a reducir el impacto del transporte urbano de carga en las condiciones de vida de la ciudad.

En este sentido, la información generada por el observatorio permitirá alcanzar los objetivos propuestos a través de:

La mejora en la toma de decisiones estratégicas, tácticas y operativas por parte de las empresas involucradas al transporte urbano de carga. Lo anterior, en referencia a la configuración y gestión de flotas; la selección e implementación de equipos, tecnologías y componentes que permitan mejorar la eficiencia de sus operaciones y los niveles de servicios ofrecidos; mejoras en la planificación de sus operaciones diarias a través de información sobre las características operacionales de la red de transporte y su dinámica diaria, semanal y mensual.

La optimización de la asignación de recursos, con un alto impacto en reducción de costos y mejoras en la rentabilidad y productividad del sector, pero además con un alto impacto en la intensidad de consumo energético en el sector transporte y reducción en sus impactos ambientales.

El uso de nuevas tecnologías y métodos para la generación, procesamiento y análisis de grandes volúmenes de datos (Big Data), que permiten obtener información valiosa para los tomadores de decisiones, tanto dentro de la industria como en la administración central. Adicionalmente, permite implementar medidas de forma objetiva, imparcial y sujeta a estándares científicos.

Disponer de una plataforma de información actualizada que permita a los tomadores de decisiones del sector público integrarse en la dinámica operativa de la logística urbana.

En el lanzamiento oficial del proyecto, se mostrará el funcionamiento, alcance y sustento metodológico de esta iniciativa y los actores interesados podrán participar en diversas instancias de definición de información a capturar por el observatorio.
Abril 2016
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.embdinero.clwww.embconstruccion.clwww.revistahsec.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
2 Editora Microbyte Ltda.