Inicio
Facebook
Twitter
Jueves 23 de Noviembre de 2017         •         Dólar= $635,10         •         UF=$26.693,84         •         UTM=$46.692

GESTIÓN DE INVENTARIOS
Multiescalón o multinivel
Por Juan Pedro Sepúlveda Rojas • juanpedro.sepulveda@usach.cl
Las políticas de gestión de inventarios para un único sitio o instalación consideran solo el inventario local para optimizar los parámetros de estas políticas. Sin embargo, considerando la naturaleza de las relaciones que existen entre los diferentes actores de la cadena logística, estos modelos suelen ser bastante limitados y lejanos de reproducir en la realidad.
Juan Pedro Sepúlveda Rojas.

La noción de inventarios multisitios o en escalón pone en evidencia la existencia de inventarios en diferentes niveles (inventarios multi escalón), que corresponden al almacenamiento de un artículo en diferentes lugares con el objeto de distribuirlo según una arborescencia divergente de los flujos, o de un artículo en etapas diferentes de fabricación según un montaje en serie, o según una arborescencia convergente de flujos (ver Figuras 1a, 1b y 1c).

Las primeras investigaciones sobre los modelos multi nivel de sistemas de aprovisionamiento, son generalmente atribuidas a Clark y Scarf (1960) que estudiaron, en particular, un sistema en serie compuesto de N etapas, funcionando bajo una política de revisión periódica de inventarios. Ellos introdujeron la noción de inventarios en etapas o multi escalón (“echelon stock”, en inglés), donde cada nivel (detallistas, mayoristas, distribuidores, etc.) corresponde a una etapa o escalón en la cadena logística.

El inventario multi escalón para cada nivel o etapa de la cadena es igual al stock que posee en ese nivel más todo el inventario aguas abajo de la cadena (incluido el inventario en tránsito). La noción de inventario multi escalón, tal como es abordada en la literatura, se asocia a la siguiente estrategia de reposición: la cantidad a ordenar por una etapa de la cadena es igual a un múltiplo entero de la cantidad ordenada por su cliente directo aguas abajo. Es decir:
Qi=nQi-1, con n entero > 0.

Figura 2. Modelización del Inventario en Escalón (caso determinístico QF=4QDO).

Modelización de una cadena logística (caso determinístico)

Para ejemplificar el concepto, estudiaremos una cadena logística diádica (relación retailproveedor). La cadena funciona de esta manera: la demanda del cliente final se presenta en el retail, el que transmite en función de sus necesidades las órdenes de reposición al proveedor, quien, a su vez, se surte de un proveedor externo.

Nos posicionamos a nivel operacional, donde nuestro objetivo será minimizar los costos de toda la cadena. Para estudiar este caso, se utilizará el enfoque propuesto por Silver, Pyke y Peterson (1985). En el caso determinista, la demanda del cliente final es conocida, determinística y constante. No hay quiebres de stock (ver Figura 2).

En esta figura, n=4. Es decir, cada 4 órdenes del retail (llamado “DO” en la figura), el proveedor lanza una orden (“F”, en la figura). El inventario en escalón del proveedor corresponde a la línea punteada (“Stock F+DO”) en la figura. Este ejemplo es similar al bien conocido modelo EOQ para el caso monositio. Sin embargo, en esta ocasión se extiende este modelo al caso multisitio. Así, luego de definir la función de costos y minimizarla es posible obtener una expresión analítica directa para QDO y n.

Un interesante efecto al considerar lo propuesto por Clark y Scarf, es que al utilizar QF=nQDO, existirá un momento en que ambos actores de la cadena tendrán que lanzar simultáneamente una orden. Esta coordinación de órdenes además es bien conocida en la literatura, por ser una excelente estrategia para disminución de costos de inventario en la cadena logística.

Me ha tocado dirigir trabajos de tesis de pre y postgrado en donde hemos aplicado estas estrategias en empresas chilenas y hemos obtenido importantes ahorros en los costos de inventario (cercanos al 25%). Además, la gestión de la cadena de suministro debe tener en su ADN de funcionamiento la cooperación y un enfoque global de disminución de costos. En ese sentido, si cada actor busca solo la optimización de su empresa, en la gran mayoría de los casos no será posible lograr ahorros significativos en las políticas de inventario.

Finalmente, me tomo la libertad de invitar a los ejecutivos que enfrentan este tipo de problemáticas a utilizar estas herramientas, aplicadas por empresas de clase mundial con gran éxito.

Figura 1a. Cadena logística en serie.
Figura 1b. Cadena logística divergente (o de distribución).
Figura 1c. Cadena logística convergente (o de fabricación).
Marzo 2016
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.embdinero.clwww.embconstruccion.clwww.revistahsec.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
2 Editora Microbyte Ltda.