Lunes 23 de Mayo de 2022       •      Dólar= $831,69      •      UF=$32.562,50       •      UTM=$55.537
La captura de datos en áreas de frío
Por Pablo Briceño

Cada día se hace más necesario para las empresas contar con sistemas de control y captura de datos en sus áreas de frío, y tener la tecnología adecuada para operar en estos ambientes de baja temperatura se transforma en un elemento fundamental. Ya no basta con equipos “robustos”, sino que también deben permitir una fácil operación.

Actualmente es cada vez más necesario para las empresas contar con sistemas de control y captura de datos en los puntos de operación, es decir, aquellos lugares donde se llevan a efecto las distintas actividades de la empresa. Por ejemplo, poder levantar un pallet y contar de manera instantánea con la información relacionada a su estado y contenido, con el fin de minimizar los errores, aumentando la productividad y, por lo tanto, disminuyendo los costos.

En las industrias en las que se usan áreas de frío, la tecnología adecuada se transforma en un elemento relevante. En este sentido, ya no basta que los equipos de captura de datos sean “robustos” y soporten un medioambiente agresivo, sino que también deben permitir una fácil operación, considerando que el usuario estará equipado con elementos de protección personal (como buzo térmico, guantes, etc.).


¿Qué debemos considerar para determinar el tipo de equipo a usar?


En general, se debe considerar la función específica del usuario y cómo la realizará. Por ejemplo, es importante tener en cuenta si el usuario se desplazará a pie o en un montacargas; si ingresará datos por medio de un teclado o los capturará vía códigos de barra o tags RFID. Luego, se deben considerar las temperaturas a las que estará expuesto, y si su actividad se lleva a cabo de forma permanente dentro de la cámara o si estará entrando y saliendo del área de frío (o moviéndose entre cámaras de diferentes temperaturas).

En definitiva, una operación en frigoríficos tiene varias características que se deben tener en mente para determinar el equipamiento a utilizar: el ambiente es altamente complejo; el personal no trabaja de manera cómoda; la tecnología está expuesta a condiciones extremas; y mientras mayor es el frío, más compleja se presenta su operación. Por esto, debemos definir el tipo de equipo considerando las reales condiciones de uso, ya que una alternativa inadecuada traerá consigo, entre otros puntos:

Una mayor tasa de fallas, debido a que el equipo estará sobre-exigido, lo que implica, necesariamente, unos mayores costos de operación asociados a los tiempos de paro y a un aumento de gastos de reparación (tanto directos como indirectos).

Una operación más lenta, si elegimos un equipo que no se adapte al tipo de operación y a las limitantes que existan en relación a las ropas de protección de los usuarios. Esta ralentización de la operación generará un mayor costo por unidad movida o procesada, lo que implica que tendremos un costo de operación más alto.

En el mercado, existe una variada oferta de equipos con diferentes configuraciones de teclado, empuñadura y pantalla, así como para diversos grados de frío. Entonces, su selección debe considerar el lugar (temperatura de operación y variabilidad) y la forma de la operación (ingreso de datos por teclado o lectura de códigos de barra). En segundo término, también es importante el soporte técnico de los equipos, pues es el proveedor quien respaldará con su servicio la operación de éstos y, por extensión, de las áreas de almacenamiento, recepción y/o despacho.

La selección y valorización de la propuesta debe considerar, junto al precio de la máquina, el TCO (costo total de propiedad). Esto implica que se debe tener en cuenta al momento de la adquisición, además del valor directo del equipo (precio de compra), sino los costos asociados a su operación durante el período de uso de los mismos (mantención, reparación, tiempos de paro, etc.). En este aspecto, también resulta fundamental quién está proveyendo los equipos y, dado que podemos afirmar que una máquina fallará en algún momento dentro de su vida útil, es siempre recomendable que se contrate un plan de extensión de garantía con continuidad operacional, el que nos permitirá tener la seguridad que la operación se verá mínimamente afectada ante una falla del hardware.

Los costos ocultos de una mala decisión en la selección de una solución de captura de datos nos acompañarán durante mucho tiempo, e incluso se verán reflejados en el desempeño de nuestra operación, transformando esta decisión en una desventaja frente a nuestros competidores, ya sea por ser más lentos o por tener costos más altos. La selección de equipos de captura de datos debe ser comprendida como algo estratégico que aportará a la operación completa, una herramienta dedicada que mejorará nuestro desempeño y hará más competitivo nuestro servicio.

Pablo Briceño es Jefe de Proyecto de CST Solution. • pablo.briceno@cstsolution.cl

Mayo 2013
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Mindugar. Somos Soluciones en Transportadores Intralogísticos
Logra notables reducciones de costos, tiempos en tareas intensivas en mano de obra y reduce riesgos de lesiones, caídas o por ergonomía en la carga de bultos. www.mindugar.cl
Desayunos
PROYECTOS INMOBILIARIOS LOGÍSTICOS: ¿Qué nos depara el nuevo año?
SOFTWARE LOGÍSTICO: Cuando la bodega se convierte en el core del negocio
SISTEMAS DE ALMACENAJE: Un mercado que avanza y se regula
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.