Sábado 21 de Mayo de 2022       •      Dólar= $832,18      •      UF=$32.533,31       •      UTM=$55.537
Reinventando y redescubriendo
la Logística (II Parte)
Por Héctor Portales Gómez Dr. in Logistics Management Director de la Dirección Postgrado en Logística, Universidad Mayor
plogistica@umayor.cl

Hace una décadas atrás, cuando la mano de obra directa representaba la tajada del león de los costos de fabricación -y la fabricación a su vez representaba la mayor parte de los costos de operación- la habilidad competitiva influía muy poco en el campo de la logística.

Pero el mundo cambió, obligando a las empresas a rediseñarse y adecuarse a los nuevos tiempos y a las personas a perfeccionarse e integrarse con su organización. Y la administración cambió.

En una era de acortamiento de los ciclos de vida de los productos, con proliferación de líneas de artículos, cadenas de distribución cambiantes y tecnologías nuevas, el dominio de la logística se ha convertido en un ingrediente esencial para el éxito competitivo y diferenciador de las empresas, constituyendo la diferencia entre el éxito y el fracaso en el mercado.

Un sistema logístico mal administrado puede crear una variedad interminable de problemas, y no existe un enfoque o solución que sea útil para todas las empresas. Por regla general, es tarde cuando los ejecutivos empiezan a prestar atención a sistemas logísticos decadentes. Esta reacción retardada se debe, por una parte, a que la naturaleza misma de esos problemas oculta su efecto acu-mulativo y, por otra, a que las acti-vidades que involucran toda gama de funciones, como la logística, está mal estructurada y normalmente no tiene voz en los consejos de administración estratégica en la empresa.

Sin embargo, es la cambiante visión empresarial estratégica la que ha prevalecido sobre el alcance e importancia de la logística.


Logística es más que
distribución

Para la mayoría de los administradores, logística es sólo un nombre elegante para definir la distribución física; esto es, para todo lo que se hace con un producto, desde el momento en que sale de la fábrica hasta que llega al cliente. Este enfoque subestima los costos de traslado y almacenamiento de productos semiterminados o materias primas e ignora los gastos necesarios para la planea-ción o para operar sistemas de computación, códigos de barras, gestión de stocks, etc., los procesos de gestión de compras, reaprovisiona-mientos, contratos y negociaciones, entre otros. Lo que es peor, esconde las causas por las cuales las entregas son defectuosas, los problemas de inventarios, los niveles de stocks se elevan y el transporte se encarece.

En verdad, los ejecutivos administradores que están de acuerdo con la ecuación que establece que: logística=distribución física pueden tener éxito en disminuir el inventario de productos terminados en el corto plazo, pero ignoran los problemas estructurales hasta que, finalmente, una red de almacenes o centros de distribución mal surtidos y demoras en las entregas e insatisfacciones de los clientes los hace poner atención.

En consecuencia, el reto para los gerentes de nivel superior es entender las demandas que frecuentemente entran en conflicto en cada sistema y decidir si la mejor respuesta es hacer al sistema logístico más eficiente, volver a equilibrarlo o redise-ñarlo.

Si un ejecutivo nunca había perdido el sueño por la logística (se puede apostar con seguridad esta aseveración), sus noches de insomnio están ahora en sus mejores etapas. No hace mucho que se dieron cuenta que conforme los clientes se vuelven más complejos y exigentes, porque aprendieron a comprar en un mundo más global, ha aumentado su insatisfacción por los niveles de servicios, lo mismo que su deseo de hacer que se conozcan esas insatisfac-ciones. Obligados a analizar con cuidado el desempeño logístico por primera vez en muchos años, estos ejecutivos descubren que los procesos en el sistema se han salido de control. Es lo que ha pasado con el sistema logís-tico en Chile que está en proceso de inventarse, dicen, apareciendo términos como gestión logística estratégica, integral, cadena de suministros o supply chain mana-gement, etc., con diferentes visiones y aplicaciones, con gerentes logísticos y de distribución profesionales mutantes de otras áreas del conocimiento, dando a entender que esto es un nuevo modelo aplicable a las empresas porque la logística se había terminado hace muchas décadas atrás.


Una logística eficiente

La logística por siempre ha permeado toda la organización de la empresa. El redescubrimiento de la logística como responsabilidad de los gerentes ejecutivos se remonta cuando me-nos a los tiempos en que se practicó la organización racional de redes fragmentadas de almacenes, la introducción formal del manejo de materiales y la aparición de la planeación y control sistemático de los inven-tarios durante la década de los '60. Fueron tan marcadas las mejoras que se lograron -en la mayoría de las empresas- que la logística cayó a los últimos lugares en la lista de problemas prioritarios de los gerentes. Sólo hasta ahora vuelve a ser foco de atención, debido a la crítica relación entre la logística y el desempeño de las empresas en un mundo global. Asimismo, los ejecutivos deben percatarse que logística no es otro nombre para la distribución física, y que sus empresas no pueden ser conducidas con una filosofía de distribución pura que tuvo mucha aceptación hace más de 20 años.

Los gerentes de hoy, preocupados como están por desafíos más inmediatos impuestos por los stakeolders, deben considerar a la logística como un campo de batalla donde se van a pelear segmentos decisivos de mercados y clientes y no parecerles un campo de batalla remoto en la lucha por lograr ventajas competitivas y diferenciación de sus productos y servicios.

La logística está viva y necesita urgentemente ser nuevamente rein-ventada y redescubierta en la empresa, considerando que tenemos a las puertas la utilización de los diferentes Tratados de Libre Comercio con el mundo global, donde existen mercados y clientes inexplorados, pero con una logística empresarial que sí funciona. esto deja sólo unas preguntas básicas por hacer: ¿está usted preparado en el conocimiento logístico real -formado, perfeccionado y capacitado- y su empresa estructu-rada logísticamente para hacerlo y aprovechar estas oportunidades?, ¿está preparada su empresa para integrar cadenas de suministros de clase mundial?

Es de esperar que la respuesta sea un rotundo SI...

O se vera enfrentado a generar latosos informes a los stakeolders.

Enero 2006
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Mindugar. Somos Soluciones en Transportadores Intralogísticos
Logra notables reducciones de costos, tiempos en tareas intensivas en mano de obra y reduce riesgos de lesiones, caídas o por ergonomía en la carga de bultos. www.mindugar.cl
Desayunos
PROYECTOS INMOBILIARIOS LOGÍSTICOS: ¿Qué nos depara el nuevo año?
SOFTWARE LOGÍSTICO: Cuando la bodega se convierte en el core del negocio
SISTEMAS DE ALMACENAJE: Un mercado que avanza y se regula
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.