Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 29 de Septiembre de 2022         •         Dólar= $963,88         •         UF=$34.244,61         •         UTM=$58.772

Rodrigo Álvarez Seguel, Director Nacional del Sernageomin:
“Estamos enfocados en homogeneizar
el estándar de calidad de las fiscalizaciones”

Luego del accidente de los 33 mineros en 2010, diversas acciones de seguridad -tanto de las autoridades como de las propias mineras- han permitido a este sector lograr las menores tasas de accidentabilidad del país. En esta entrevista, Rodrigo Álvarez Seguel, Director Nacional del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) se refiere a la evolución de la Seguridad y Salud en el Trabajo en esta industria.
Rodrigo Álvarez Seguel.

Luego del accidente de la mina San José, se reforzaron las fiscalizaciones. ¿Incidió esto en una menor accidentabilidad?
Sin duda. En general, además de un récord histórico, hay una tendencia marcada a la baja de accidentes fatales, que es precisamente donde estratégicamente se ha centrado la inversión en Prevención de Riesgos. El 2014, el Sernageomin hizo un estudio estadístico para identificar las causas más específicas de muerte y, sobre esa base, se elaboró la campaña de las “20 Reglas de Oro de la Seguridad Minera”, que los fiscalizadores llevaron a las instalaciones mineras del país.

A grandes rasgos, ¿cómo es el nivel de SST en los distintos segmentos mineros?
A modo de resumen, podemos decir que la Gran Minería cuenta con planes, sistemas y modelos de seguridad establecidos, y una mayor participación de comités paritarios, lo que implica que los trabajadores pueden ser críticos de operaciones inseguras. En tanto, en la Mediana Minería los planes también tienden a estar establecidos, pero el involucramiento de los trabajadores es menor. Sin embargo, en la Pequeña Minería, ambas dimensiones son más precarias.

¿Qué cambios se hicieron en la fiscalización?
El área de Seguridad Minera del Sernageomin tiene hoy 70 fiscalizadores en regiones y otros 10 que trabajan en el nivel central y que también fiscalizan en terreno. Su trabajo está sustentado en el programa SIMIN (Sistema de Información Minera) en línea, que permite homogeneizar el estándar de calidad de las fiscalizaciones y relacionar hallazgos de incumplimiento con articulados específicos de las normativas y sanciones. Aquí hay un cambio: antes del accidente de los 33 mineros, la fiscalización se registraba en actas de papel, mientras que hoy se hace en forma digital, en donde las empresas fiscalizadas pueden enviar vía sistema el cumplimiento de las medidas correctivas. Con ello, se ahorran la presentación presencial o el envío de documentos por correo certificado.

Además, el trabajo de los ingenieros tiene énfasis no solo en los detalles de incumplimientos, sino en ver integralmente la instalación, para que el fiscalizado acceda a una imagen más global de su situación de seguridad. El desafío de la fiscalización es hermanar la meta de cantidad de inspecciones con la necesidad de que el registro de la fiscalización sea orientador, algo que no se puede pedir necesariamente a la norma.

¿Cuáles son las principales fallas que presentan las mineras?
El superciclo minero generó un cambio técnico y tecnológico importante. Se iniciaron o ampliaron proyectos en relieves y ambientes complejos, diferentes y a veces extremos (de mayor profundidad subterránea, a mayor altitud, etc.). Esta realidad motivó la decisión de actualizar el Reglamento de Seguridad Minera, vigente desde la década de 1980, reformado hace más de 10 años, para que las normas de control y las sanciones se condigan con las técnicas y tecnologías de extracción actuales. Es un tema que trasciende la actividad minera total.

Ahora bien, también hay que destacar como desafío especial la situación de la Pequeña Minería, por la necesidad de avanzar en la regularización de proyectos informales, donde en ocasiones no existe lo básico para el reguardo de la seguridad ni para acceder a los beneficios de los entes de fomento productivo.

¿Qué resultados han obtenido con la aplicación de fichas dinámicas de causalidad?
Efectivamente, para el período 2016- 2018, el Sernageomin impulsa el análisis de fichas dinámicas de causalidad de accidentes fatales y graves, con la idea de incorporar conocimiento profundo a los fiscalizadores de lo que ha fallado o está fallando en la industria minera en general. El objetivo es que, a través de la fiscalización, se incorporen en los procedimientos protocolos y acciones los elementos para evitar accidentes de todo tipo. Esto se va a exigir a la industria para buscar reducir aún más los indicadores de fatalidad.

Al mismo tiempo, el servicio apunta a profundizar la mirada en la calidad de la fiscalización, para lo que se está preparando a los fiscalizadores en términos de reforzar su conocimiento en materias de riesgos geomecánicos, eléctricos, rotura de ductos y otros tópicos específicos para el resguardo de las personas que trabajan en instalaciones mineras, con énfasis en pequeña minería y minería artesanal. Hay una coordinación especial con organismos de fomento productivo, como el Ministerio de Minería a través de las secretarías regionales ministeriales (Seremi) y la Enami, para el cumplimiento con la normativa imperante orientada a la regularización de faenas, con el objetivo de que los pequeños mineros trabajen con los permisos al día.

¿Busca el Sernageomin potenciar una mayor conciencia de Seguridad y Salud en el Trabajo?
El Sernageomin fiscaliza la seguridad de las instalaciones respecto de las personas que laboran en ellas; específicamente la estabilidad física y química de las faenas. Todo el quehacer de esta institución está orientado en esa dirección.

Desde el accidente de los 33 mineros, el apoyo presupuestario para la fiscalización del Sernageomin se ha incrementado progresivamente, hasta superar este año en 4 veces el presupuesto de 2010. Eso permitió saltar desde 2.586 fiscalizaciones anuales antes de ese accidente, hasta las 12.900 fiscalizaciones que se realizan actualmente. Asimismo, esta entidad estaba presente en 10 regiones, pero ahora está en las 15, con la inauguración de sedes en las regiones de O’Higgins (2014), Los Ríos (2015) y Maule (2016). Igualmente, se incrementó el número de fiscalizadores, pasando de 18 a casi 80 hoy día.

Septiembre 2016
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.