Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 29 de Septiembre de 2022         •         Dólar= $963,88         •         UF=$34.244,61         •         UTM=$58.772

Gabriel Sandoval, H&S Manager de Pacific Hydro Chile:
“Sería un buen cambio que hubiese
más prevencionistas de riesgos 'especializados'”

El sector eléctrico es uno de los que presenta mejores índices en términos de Accidentabilidad, resultados que reflejan que el trabajo en la materia ha seguido el camino correcto. No obstante, la tarea no está resuelta. Gabriel Sandoval, H&S Manager de Pacific Hydro Chile, expone algunas aristas en las que se deben reforzar las acciones preventivas.
Gabriel Sandoval.

De acuerdo a su visión, ¿es seguro el sector eléctrico?
Si nos basamos en los índices de Accidentabilidad, podemos ver que no estamos precisamente entre las industrias de más peligro, pero eso no significa que estamos exentos de riesgos; al contrario, presentamos riesgos muy relevantes como el trabajo en altura, la conducción y la propia exposición a la electricidad. Y queda mucho para llegar a tener esos riesgos controlados, por lo que creo que se necesita reforzar actividades de capacitación y el desarrollo de aptitudes, como el liderazgo.

¿No se han desarrollado los liderazgos?
En general, en la industria, el liderazgo en Seguridad es uno de los temas del que adolece nuestro país; tenemos personas que deberían ser líderes, pero que no están conscientes de los riesgos y siguen trabajando de esa forma, exponiendo a los trabajadores. Asimismo, el liderazgo entre los mismos trabajadores es menor aún y debe mejorar para que puedan identificar riesgos y proponer cambios dentro de su esfera.

Muchas veces, la imagen que se endosa al personal de Seguridad es que ellos tienen toda la responsabilidad, pero no podemos tener un prevencionista de riesgos por cada trabajador. Entonces, si deseamos avanzar a un estadio de control y de conciencia, debemos desarrollar el autocuidado. Por ejemplo, nuestro core business en Pacific Hydro es generar energía y nuestro objetivo es hacerlo sin dañar a las personas ni al entorno, porque de otra manera el negocio no se sustenta. Y, para conseguirlo, le damos herramientas al personal para que en cada lugar que ellos se desempeñen sean capaces de detectar los riesgos y los controlen.

En general, ¿aún prima el criterio de la producción antes que la seguridad?
Cada vez menos, lo que nos indica que estamos en el camino correcto. No obstante, hay grandes espacios de mejora, ya que siguen habiendo jefaturas que todavía no comprenden que es necesario realizar el trabajo integrando una visión de Seguridad dentro de las actividades diarias y no como un anexo; cuando esto no ocurre, podemos encontrar situaciones en que la producción prima y los resultados con accidentes se presentan.

Entonces, ¿cómo se genera el quiebre a un cambio positivo? Lo que pasa es que esto forma parte de lo que se llama “Cultura de Seguridad” y esta no se logra solo con decretarlo. Como afirma James Reason, en su modelo de investigación de accidentes, “si piensas que tu empresa tiene una excelente cultura de seguridad, lo más probable es que estés equivocado…”. De esto se entiende que lograr una cultura de seguridad es un trabajo muy largo, en el que siempre se irán encontrando nuevas aristas que abordar, tanto a nivel de colaboradores, como de líderes de mandos medios que tengan internalizado cómo evaluar los riesgos y controlarlos en el trabajo. Nuestros líderes deben ser capaces de dar el ejemplo y, fundamentalmente, permitir que la organización camine en ese sentido.

En tanto, cuando se detecta una persona que insiste en tener una conducta no apegada a los estándares, lo correcto no es pedirle una y otra vez que los cumpla. Al contrario, debemos lograr que sea el mismo trabajador el que pueda pensar que está poniendo en riesgo su vida y que tiene que controlar ese riesgo presente. Ese cambio de visión cuesta mucho.

¿Qué opinión le merece la formación actual de profesionales de la Seguridad Laboral?
Creo que algunos procesos formativos de los nuevos profesionales de esta área no están abarcando todas las necesidades que se requieren una vez en terreno. Si lo simplificamos, nuestro rol como expertos en Seguridad Laboral es prestar una asesoría en la materia al resto de las áreas, para evitar que las personas tengan alguna lesión en su trabajo. Entonces, si se prepara a un muchacho para que solo repita las leyes -que obviamente son relevantes-, se aprecia una falla en la práctica, porque no ha desarrollado la capacidad de identificar los riesgos propios de una industria determinada. En ese sentido, potenciaría entre los contenidos la aplicación de metodologías de identificación de riesgo.

¿Se necesitan profesionales con mayor especialización en determinadas actividades?
Creo que sería un buen cambio que hubiese más prevencionistas de riesgos “especializados”. Por ejemplo, que los profesionales que entren a la industria eléctrica sepan del rubro y que idealmente tengan alguna especialidad en Salud Ocupacional o en temas de emergencia. Como empresa, en Pacific Hydro, nos estamos haciendo cargo de esta situación y, de acuerdo a los riesgos del negocio, vamos entrenando a nuestra gente.

Un papel importante también ha adquirido el personal certificado en trabajo en altura y de izaje, los que se requieren en nuevos proyectos de ampliación o generación de estaciones nuevas.

Julio 2016
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.