Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 6 de Octubre de 2022         •         Dólar= $946,76         •         UF=$34.340,05         •         UTM=$58.772

ILUMINACIÓN DE EMERGENCIA
La clave para una evacuación sin riesgos

Un sistema de alumbrado de emergencia tiene la función de iluminar todos los componentes de los medios de egreso, como las puertas de salida de emergencia, escaleras, cambios de nivel de piso, en toda variación de dirección de las vías de evacuación, al exterior de los edificios de salida, y sin olvidar los equipos que brindan protección contra incendios.

La principal función de la iluminación de emergencia es asegurar buenas condiciones de visibilidad e identificación en las vías de salida de los lugares y locales de trabajo, o que, por sus características, deban alojar a público en general. “Para esto, deben cumplir con algunas condiciones mínimas, es decir, que faciliten la evacuación de los recintos y que sean autoenergizados (que mantengan su funcionamiento aunque el suministro de luz se suspenda)”, señala Ricardo Vásquez, Director de Carreras Prevención de Riesgos Duoc UC, sede Puente Alto.

Por su parte, Rafael González, docente del Área de Procesos Industriales de INACAP Renca, señala que “estos sistemas optimizan los tiempos de evacuación hacia los puntos de encuentro designados en los planes de emergencia de cada organización”.

Ricardo Vásquez, DUOC UC.
Rafael González, INACAP.
Luis Avila, SEC.
Roberto Contreras, KOLFF.
Francisco Pastorini, ACHS.

¿Cómo estamos en materia normativa?

El Superintendente de Electricidad y Combustibles (SEC), Luis Ávila, señala que “la norma técnica vigente que regula esta materia es la NCh4/2003 (también conocida como Norma 4), que indica la obligatoriedad de cumplir las disposiciones de seguridad exigidas, además de entregar indicaciones de diseño y mantenimiento. En términos generales, estas disposiciones ya están bastante internalizadas por los instaladores eléctricos y empresas de ingeniería que se dedican a proyectar este tipo de instalaciones, por lo que podríamos señalar que hay un cumplimiento bastante aceptable”.

En este sentido, la normativa “raya la cancha en ciertos aspectos puntuales; por ejemplo, los lux que se debe cubrir en un espacio en superficie, los aspectos propios que debe tener la iluminación de emergencia, como la señalización de la evacuación, y su complemento que tiene que ver con la trayectoria de la evacuación. La norma dice que esos equipos funcionan para evacuar. Ese es su leitmotiv: evacuar a las personas que están en un ámbito productivo a que se desplacen hacia las salidas de emergencia. No obstante, hay vacíos culturales, ya que las empresas no la han absorbido del todo”, comenta Roberto Contreras, Gerente de Marketing de KOLFF.

Asimismo, el ejecutivo considera que aún existe en nuestra cultura el actuar reactivamente.

“Por ejemplo, cuando se producen fenómenos naturales o accidentes, se toman medidas para incorporar proyectos de iluminación de emergencia o mejorar lo existente. Sin embargo, en términos de inversión, está comprobado que es más conveniente efectuar las mejoras necesarias de protección antes de un siniestro que efectuar los cambios después”, comenta.

Si bien la reglamentación proporciona los lineamientos básicos para el alumbrado de emergencia considerando la facilidad de una eventual evacuación, iluminación antipánico y ejecución de trabajos peligrosos, “esta no contempla requerimientos específicos relacionados con la separación de los circuitos eléctricos de emergencia; su ubicación de manera de reducir al mínimo los riesgos de falla por inundación, incendio, vandalismo y otras condiciones adversas; tampoco existen matices al respecto del tipo de ocupación considerando la operación adecuada en inmuebles cuya carga ocupacional sea elevada o en el caso de edificios de gran altura”, destaca Francisco Pastorini, especialista en Seguridad Industrial de la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS).


Iluminación óptima

Para poder tomar la mejor decisión en la elección de un sistema de alumbrado de emergencia, se debe tener en cuenta dónde se utilizará este tipo de equipos, según las condiciones de aplicación. “Para este último ítem, la normativa señala que existen diversas zonas o tipos de trabajos que exigen estos sistemas de emergencia. Estos se clasifican en: alumbrado de emergencia, alumbrado ambiental (también denominado “antipánico”), alumbrado de zonas de trabajos peligrosos y alumbrado de reemplazo”, indica González.

En términos generales, el alumbrado de emergencia debe considerar factores relacionados con su instalación, operación y mantención. Así, en su instalación, se debe verificar la separación de los circuitos eléctricos de emergencia, del resto de los circuitos que componen el servicio eléctrico de una instalación, la canalización del circuito de los equipos de iluminación de emergencia debe garantizar la operación de estos en todo evento.

“Otro de los factores es saber si el equipo se instalará en interiores o en lugares cerrados, en ambientes explosivos o en temperaturas más extremas. De acuerdo a este análisis, se determina el estándar de protección del equipo y hermeticidad (IP o NEMA), que caracteriza la protección que ofrece contra ambientes con polvo, lluvias y corrosión. Otro aspecto importante es el área de iluminación que abarca el equipo, teniendo presente que si este falla a la hora de un evento de emergencia, ninguna área debe quedar sin iluminar”, destaca Pastorini.

Foto: Gentileza KOLFF.

En este sentido, Contreras señala que “tanto los sectores industriales, como los de servicio y de comercio, deben tomar todas las medidas con profesionales certificados en la materia que aseguren a los trabajadores”.

La iluminación de emergencia, “se enmarca dentro de los procesos críticos, cumpliendo una función de relevancia en las líneas de producción, y cuando hablamos de personas que están en operaciones importantes, es doble el factor de seguridad y de calificación para la industria”, destaca Roberto Contreras.


Tecnologías aplicadas

Desde hace un tiempo, la tendencia de los equipos de iluminación de emergencia ha sido el cambio de las luminarias incandescentes por tecnología LED de menores consumos energéticos, mejorando el rendimiento de los equipos y alcanzando una mayor iluminancia y autonomía. “Hay un cambio que en los últimos cuatro años ha sido exponencial. El mundo LED asociado con el de la domótica, van a ser en los próximos años relevantes en estos equipos”, explica el Gerente Comercial de KOLFF.

Concordando con lo anterior, Pastorini puntualiza que recientemente se ha incluido a los equipos de iluminación de emergencia dentro de sistemas interconectados, como la domótica, donde se puede tener un mayor monitoreo y control de los equipos, “además de auto chequeos que permiten asegurar el funcionamiento del equipo ante un evento de emergencia”.

Para Ricardo Vásquez, de Duoc UC, “la tendencia estará marcada por la utilización de equipos que generen y optimicen el uso de la energía. En ese contexto, el uso de la iluminación LED reúne un sinfín de características favorables como, por ejemplo, su vida útil, que es hasta 30 veces superior comparado con lámparas incandescentes, y que ofrece el triple de duración que las de bajo consumo”.

Foto: Gentileza KOLFF.

Asimismo, las tecnologías irán orientadas a las autonomías de los equipos para procesos productivos de gran volumen. “Una parada de planta en minería significa millones de dólares, por lo que la iluminación de emergencia irá orientada a brindar mejores autonomías y a mantener la operación con una mejor cantidad de lux asociado”, detalla Roberto Contreras, de KOLFF.

Otra tendencia es el reemplazo de baterías de plomo-ácido por baterías de mayor durabilidad, rendimiento y, por sobre todo, menor daño para el medioambiente, como las baterías LI-FO o LIPO. En este sentido, uno de los aspectos pendientes en este rubro es el diseño de equipos para temperaturas extremas y en altura, en donde las condiciones de funcionamiento se ven reducidas, tanto en la autonomía como en el respaldo energético.

Para el experto de Duoc UC, “queda camino por recorrer, como por ejemplo incentivar a través de políticas públicas que todas las empresas cumplan con lo establecido en la normativa vigente, pero que no solo cumplan, sino que también potencien el trabajo en el uso de sistemas más eficientes, a través de alguna forma de financiamiento”, señala.


Actualización de la norma

La normativa eléctrica vigente está en proceso de actualización. “En esta materia en particular, pondrá acento en el mantenimiento de este tipo de iluminación, ya que hemos detectado que algunas fallas en la operación de estos equipos se deben a la falta de una correcta y periódica mantención”, comenta el Superintendente de Electricidad y Combustibles, Luis Ávila.
Mayo 2016
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.