Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 29 de Septiembre de 2022         •         Dólar= $963,88         •         UF=$34.244,61         •         UTM=$58.772

Mauricio Lichtemberg, Jefe del Departamento de Seguridad Nuclear y Radiológica de la CCHEN
“La cultura de seguridad en el uso de elementos radioactivos resulta primordial”

En Chile, el uso de las radiaciones ionizantes, vía equipo o instalaciones que poseen material radiactivo y equipos emisores eléctricos de radiación ionizante, está regulado por ley. El Ministerio de Salud por medio de las Secretarías Regionales Ministeriales (SEREMI) de Salud controla alrededor de 10 mil instalaciones radiactivas, que en su mayoría corresponden a equipos emisores de Rayos X usados en la práctica médica (aplicaciones dentales y control mamario). Por su parte, la Comisión Chilena de Energía Nuclear (CCHEN) regula y controla aquellas instalaciones tipificadas como de categoría 1 (mayor riesgo), con un universo del orden de 500 instalaciones médicas e industriales. Para conocer los riesgos de esta actividad, conversamos con Mauricio Lichtemberg, Jefe del Departamento de Seguridad Nuclear y Radiológica de la CCHEN.

Aparte del área de salud, ¿qué otros sectores industriales utilizan elementos radioactivos en sus labores?
En el caso de la categoría 1, un 25% corresponde a equipos de gammagrafía empleados para llevar a cabo ensayos no destructivos en uniones de estructuras metálicas y que está constituido por un proyector o blindaje en cuyo interior se guarda la fuente emisora de radiaciones ionizantes. También existen una gran utilización de equipos emisores de Rayos X industriales y algunos irradiadores industriales; en este último caso, a modo de ejemplo podemos mencionar el existente en el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) ubicado en el Valle Lluta, región de Arica y Parinacota, utilizado para el control de la mosca de la fruta esterilizando los insectos machos.

Además, los isótopos radiactivos son utilizados como trazador radiactivo del elemento químico al cual pertenece permitiendo un variado uso, como por ejemplo, caracterizar procesos industriales o los emisarios de las aguas residuales vertidas en cuerpos de aguas.

¿Cuáles son las principales consideraciones a tener en cuenta para su uso seguro?
En nuestra opinión, lo central es el capital humano. El desarrollo de la cultura de seguridad en el uso de las radiaciones ionizantes es primordial. La persona que entiende qué está ocurriendo con los elementos radiactivos resulta clave, ya que éstos no se pueden ver, oler u oír. Buena capacitación y un análisis de seguridad riguroso, que permitan establecer todas las áreas de riesgo de una empresa, ayudan enormemente a reducir los riesgos y trabajar en un ambiente seguro. Los grandes accidentes que hemos conocido a nivel global han sido sistemáticamente causados por errores humanos.

¿Cuál es el nivel de riesgo de trabajar con elementos radiactivos?
Si los equipos utilizados para llevar a cabo esta labor no son bien supervisados y controlados, existe un riesgo evidente. Además, al no ceñirse a las pautas y procedimientos exigidos, el peligro se vuelve real. Siempre se requiere contar con un dosímetro de alarma sonora y un detector ambiental de radiaciones prendido el que puede resultar molesto, pero es lo único que permite constatar la existencia de un campo de radiación ionizante. Evidentemente, los riesgos están asociados al tema educacional, cultural y de respeto a los procedimientos. Mientras más organizada esté la empresa y con un sistema de gestión de calidad implantado en la organización, los riesgos bajan al mínimo. Es así como en 30 años trabajando con gammagrafía, solamente se ha producido un accidente en Chile.

¿Cuál es la responsabilidad en el uso y prevención de accidentes que le compete a la empresa que usa elementos radioactivos?
Cualquier persona que desee instalar una empresa que utilice elementos radiactivos debe hacerse cargo de todos los riesgos que genera esta actividad, de acuerdo a lo que señala la ley. No importa lo que ocurra, el responsable es siempre el explotador y debe demostrar que las salvaguardias tecnológicas, administrativas, de procedimientos y personal calificado del que dispone permiten controlar el riesgo que está generando. Además, a los operadores se les exige rendir una prueba teórico-práctica que permite evaluar sus competencias. En estos casos, la CCHEN es el organismo encargado de evaluar los antecedentes y aprobar o rechazar la propuesta, exigiendo el cumplimento de los estándares más altos posibles.

¿Cómo operan con el tema de la fiscalización a nivel nacional?
No es un asunto tan sencillo, pero con el paso de los años hemos ido mejorando nuestros procesos de supervisión, en especial en prácticas más riesgosas como la gammagrafía, que se desarrolla a lo largo de todo Chile. Cada vez que se mueve una de estas fuentes, los dueños de la empresa deben informar su ubicación para poder fiscalizar de forma oportuna en cualquier parte del país. La CCHEN está localizada solamente en Santiago, motivo por el cual debemos desplazarnos por todo el territorio nacional. En 2012, se llevaron a cabo más de 800 inspecciones. En las instalaciones más relevantes estos controles se ejecutan repetidamente en el año.

¿Cómo visualiza la tendencia en el uso de estos equipos?
El aumento de este tipo de equipos no ha sido relevante aun cuando constante en estos últimos años; el incremento está muy asociado al desarrollo económico del país, destacándose un mayor uso de los equipos industriales. La práctica de la gammagrafía cuenta con equipos más pequeños y móviles capaces de utilizarse por todos lados. Cabe consignar que en junio de este año, van a salir de operaciones cerca de 100 equipos a nivel nacional, motivo por el cual deberá renovarse el parque de equipos gammagráficos o bien observaremos una mayor cantidad de equipos de Rx portátiles de reciente desarrollo.

Enero 2013
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.