Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Lunes 21 de Agosto de 2017         •         Dólar= $642,76         •         UF=$26.586,95         •         UTM=$46.600

CAPACITACIÓN EN PREVENCIÓN DE RIESGOS
La imperiosa necesidad de la cultura preventiva

La capacitación en prevención de riesgos es necesaria y hasta fundamental en el desarrollo de algunas industrias, pero adoptarla no es un proceso fácil. No se trata simplemente de hacer cumplir un instructivo y seguir paso a paso un reglamento para hacer de una empresa un lugar seguro. Según los expertos, se necesita crear conciencia sobre sus objetivos, internalizarlos como parte de la filosofía corporativa y establecer indicadores para medir su impacto a nivel económico y social.

La preocupación por la seguridad integral de las personas en el mundo del trabajo surgió hace varias décadas con el nacimiento del sistema de mutualidades en Chile. Específicamente, la necesidad de capacitación en prevención de riesgos partió en estos organismos y, según Eduardo Herrera, Director de Aseguramiento de Calidad de la Universidad Bernardo O’Higgins, se intensificó con la entrada en vigencia de la Norma Chilena 2728 y el surgimiento de las OTECs debidamente certificadas. “El accidente de los 33 mineros marcó un nuevo hito, que le imprimió aún más fuerza a la necesidad de capacitación en prevención de riesgos”, asegura.
En su rol de Subdirector de www.sigweb.cl",

Eduardo Herrera, Universidad Bernardo O’Higgins.
Mario Miranda, Mutual de Seguridad.
Jacqueline Vera, Mutual de Seguridad.
Cristian Sandoval, Instituto de Prevención Radiológica.
Bárbara Gaete, Directora de IDMA.
Pedro Díaz, ILIA Consultores.
Víctor Almonacid, GAM Training.
Silvia Gaete, Sercade Capacitación.
Claudio González, Colegio de Ingenieros de Chile.
Nicolás Calderón, Novaproject-Novaotec.
Jeannette Cariqueo, Instituto de Prevención Radiológica.
Eduardo Gálvez, Falck Aprem.
Víctor Vásquez, Falck Aprem.

portal orientado a apoyar y potenciar la gestión de la prevención de riesgos, Herrera percibe la creciente necesidad de formación en materia preventiva, en Chile y también a nivel latinoamericano. “Existe gran interés por adquirir conocimiento en estas materias y hoy la capacitación en prevención de riesgos es un tema que cobra fuerza sostenidamente”, destaca.

Mario Miranda, Subgerente de Capacitación de Mutual de Seguridad, lleva 14 años en el mundo de las mutualidades y ha visto el desarrollo de la capacitación en estas instituciones. A su juicio, otros hechos importantes también son los elementos de origen en el surgimiento de la necesidad de capacitación en prevención de riesgos. Entre ellos, destaca el gran accidente ocurrido el año 2004 en una empresa constructora, con 6 fallecidos y una veintena de heridos, y que luego generó el cambio en la ley de subcontratación. “Casos como éste demuestran el efecto que tiene un accidente, que motivó a la autoridad a proceder de manera más estricta y a solicitar hacia el mundo de las mutualidades mayor entrenamiento”, explica.
 

Una oferta “a la medida”

Al mismo tiempo que la necesidad de capacitación en prevención de riesgos, ha crecido la oferta de los organismos capacitadores. OTECs, universidades y mutualidades están tratando de responder a la demanda de las empresas -especialmente grandes corporaciones- que requieren entrenamiento en áreas específicas y de especialidades; una tendencia que a juicio de Mario Miranda, está tomando fuerza hace una década.

El mundo de la capacitación de riesgos está transitando desde los requerimientos básicos exigidos por la autoridad, hacia la especialización en competencias específicas. Este cambio motivó, según Jacqueline Vera, Coordinadora Nacional del Departamento de Capacitación Computacional de la Gerencia de Prevención de Riesgos de Mutual de Seguridad, el desarrollo de focos de atención especial. “Las empresas necesitan un ‘traje a la medida’ y estamos orientándonos, también, a cumplir ese requerimiento”, afirma..

Areas como la capacitación en protección radiológica han experimentado una fuerte demanda, al mismo tiempo que la normativa legal se agudiza. Como indica Cristian Sandoval, Product Manager Marketing & Cuentas del Instituto de Prevención Radiológica e Ingeniería en Prevención de Riesgos, IPR, actualmente existe mayor preocupación en cuanto al uso de rayos X y manejo de equipos de densímetro nuclear, que requieren el desarrollo de una cultura de prevención de riesgos y protección radiológica.

Lo mismo ocurre, según Bárbara Gaete, Directora de IDMA, con la capacitación en prevención de riesgos medioambientales, donde ha crecido la demanda por la especialización en manejo de recursos tóxicos.


Cultura de prevención


En Chile, el mercado de la capacitación se divide en grandes y medianas empresas, cuya inversión en el área de entrenamiento de sus trabajadores es importante y obedece a una estrategia corporativa; y pequeñas empresas, donde la capacitación es un deseo más que una realidad. A pesar de estas diferencias, Pedro Díaz, Gerente General de ILIA Consultores, señala que ambos mundos tienen una característica común: la ausencia de una cultura en prevención de riesgos.

En su experiencia con multinacionales han constatado que las normas de prevención se cumplen prolijamente en el horario de trabajo y dentro de las áreas de riesgo, pero una vez que los operarios de distintas faenas y equipos terminan su jornada, las ignoran. La razón, a juicio del ejecutivo de ILIA Consultores, es clara. “En Europa se enseña a las personas sobre seguridad y protección desde los primeros años, mientras que en Chile ni siquiera en la universidad se consideran estas materias dentro de las mallas curriculares de las carreras. Es la necesidad del mercado en la que una persona se desempeña, y la obligatoriedad de la norma que rige su actividad, la que obliga a capacitarse”, sentencia.

Por su parte, Víctor Almonacid, Gerente General de GAM Training, coincide con este diagnóstico, señalando que el desafío actual de las grandes empresas en Chile en materia de seguridad está centrado en la modificación de conducta de los trabajadores hacia el autocuidado, focalizando sus esfuerzos de capacitación en modificar las condiciones inseguras “internas” de los trabajadores que son factores de riesgo de accidentes. Iniciativas de orientación conductual como los programas de observación de conductas, charlas de seguridad de 5 minutos, suscripción de permisos de trabajos para actividades riesgosas, entre otras, son algunas de estas acciones, que se justifican desde el argumento del desarrollo de una cultura de prevención de riesgos laborales.

A nivel país se requiere comenzar con un proceso de sensibilización al respecto. En su experiencia diaria, Silvia Gaete, Directora Ejecutiva de Sercade Capacitación, es testigo de la necesidad de ir más allá de las materias técnicas y promover el autocuidado. “En las capacitaciones insistimos en que los operarios utilicen sus equipos de protección personal, porque a pesar de tenerlos no los usan, aludiendo a incomodidad y falta de costumbre”, comenta.

Distintos estudios hechos por el Colegio de Ingenieros de Chile confirman esta realidad. Ellos revelan que el principal problema de la capacitación en prevención de riesgos son las personas, a nivel de operarios, profesionales y directivos. Según Claudio González, Gerente Comercial del Colegio de Ingenieros de Chile, quien tiene a su cargo el área de capacitación y acreditación del organismo, “para avanzar es necesario enfrentar el paradigma de que la seguridad no nace del interior de las personas, sino que de la necesidad del cumplimiento de la norma, de las exigencias externas y de la obligatoriedad de cumplir con determinados requisitos”.

La débil y prácticamente inexistente cultura preventiva en Chile es un problema relevante, según coinciden los expertos. Iniciativas como los programas de educación en prevención desde la infancia, impulsados por Mutual de Seguridad, son pasos adelante, que sin embargo requieren multiplicarse y acumular años de trabajo sostenido para tener efectos en la idiosincrasia del país.


Capacitación y estrategia

La capacitación en prevención de riesgos requiere esfuerzos importantes, en todo tipo de organización. En opinión de Nicolás Calderón, Gerente General de las empresas Novaproject y Novaotec, disciplinas como el couching ontológico permiten enfrentar este desafío con una visión integral, que involucre a las personas que planifican, dirigen y reciben la capacitación en todas sus dimensiones. Esto se traduce en integrar el cuerpo, el lenguaje y las emociones al objetivo, y en abordar la capacitación más allá del punto de vista técnico.

El desafío actual de las grandes empresas en Chile en materia de seguridad está centrado en la modificación de conducta de los trabajadores hacia el autocuidado.

A nivel técnico, es necesario mejorar la formación profesional que reciben los especialistas en prevención de riesgos. Como señala Víctor Vásquez, Líder en Sistemas Integrados de Gestión de Falck Aprem, además de intensificar sus conocimientos en estadísticas y marco legal, también es importante desarrollar en ellos la capacidad de relacionamiento necesario para motivar estrategias de prevención a nivel de la gerencia y de los trabajadores.

Incorporar indicadores de gestión sobre los resultados de las capacitaciones es otra tarea que los organismos capacitadores están promoviendo en las empresas. En su experiencia como académico de diferentes postgrados en prevención de riesgos, Pedro Díaz insiste en la importancia de hacer gestión, evaluando los resultados sobre la calidad de las capacitaciones hechas y su impacto en la operación. En este sentido, Nicolás Calderón, Gerente General de Novaproject y de Novaotec, agrega que también es fundamental vincular la capacitación en prevención de riesgos con indicadores de gestión, que permitan a las empresas evaluar el ROI de estas iniciativas sobre los resultados generales de las compañías.

En paralelo, lograr que la capacitación en prevención de riesgos se integre al resto de la organización y no sea considerada una isla dentro de su estructura, es una tarea pendiente, incluso en grandes corporaciones. Para conseguirlo, los expertos insisten en que se requiere que sus objetivos sean internalizados por todas las personas que forman parte de una empresa, de manera que se vuelva una temática recurrente, familiar y necesaria.

Enero 2013
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
Armando Gonzalez UAT (20/09/2014)

Buen día! Excelente artículo.. me podrían proporcionar el Nombre del autor? así como el año de promulgación?

GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.embdinero.clwww.embconstruccion.clwww.ng.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
2 Editora Microbyte Ltda.