Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Miércoles 28 de Septiembre de 2022         •         Dólar= $972,33         •         UF=$34.230,99         •         UTM=$58.772

La importancia del casco de seguridad

Uno de los símbolos más característicos de la prevención de riesgos es el casco de seguridad, fundamentalmente porque está presente en la mayoría de las actividades económicas de la producción.

Íntimamente relacionado con el sector Construcción, el casco tiene como función básica proteger al cráneo de una eventual lesión provocada por un elemento en caída libre desde niveles superiores a la cabeza, evitando lesiones que de seguro serían de consideración, muy dolorosas y eventualmente mortales. Sin embargo, también se considera su uso obligatorio en faenas en donde la caída de elementos es muy difícil o en procesos bajo techo. Esto debido a que este versátil elemento también está diseñado para protegernos de la proyección de partículas o de líquidos que pueden ser dañinos para el cuerpo o, en su sentido más amable, para solo resguardarnos de la lluvia.

Si bien sus aplicaciones y usos son muchos, pondremos atención en la necesidad de medidas de protección y prevención a la caída de objetos en la Construcción, siendo esta la actividad económica más frecuente y que congrega diversas actividades en un mismo lugar.

La lista de procesos que implican riesgos de proyección de partículas es tan extensa como las características propias de cada material que se usan en el proceso constructivo. En ellas, se incluyen también faenas de modificación de las losas de concreto, para lo que siempre se utilizan equipos neumáticos que implican peligro. Además, existe el trabajo en distintos niveles que, gracias a acciones descuidadas, pueden producir caída de herramientas o materiales de diversos volúmenes, transformándose en verdaderos proyectiles.

Es importante recordar que no todos los trabajos comprenden la posición natural del cuerpo. Ciertas labores necesariamente obligan a ingresar a espacios confinados o adoptar posiciones semi horizontales, en las que la fuerza de gravedad o la comodidad no hacen compatible el uso de este valioso equipo. No obstante, se debe estimular bajo una correcta capacitación al trabajador el uso del barbiquejo, complemento que permite mantener protegida la cabeza del usuario. En este punto, se debe tener en cuenta que los últimos diseños de este EPP garantizan la comodidad en estas situaciones extremas.

De la misma manera, y como complemento a las funciones básicas del casco, es la protección a la radiación solar, la que funciona al adosar un legionario a la base del mismo.

Este poliéster tiene características de protección UV, aísla el cuello del trabajador y ofrece menor temperatura y confort al trabajar al aire libre.

Otra elemento fundamental para la protección que brindan los cascos de seguridad, corresponde a los materiales de los cuales se fabrican. Ellos aíslan de un eventual contacto con cables energizados sobre nuestras cabezas, ya que permiten una aislación eléctrica y evitan que una cantidad de energía sea transferida al cuerpo del trabajador.


Uso y mantenimiento

Para que los cascos de seguridad sean totalmente efectivos, es necesario conocer algunos datos para su uso y mantenimiento:

Si el elemento cae de aproximadamente la altura del usuario, golpeando su casquete, se pueden producir micro fisuras que afectan las características del mismo, tanto de resistencia eléctrica como mecánica.

No es aconsejable aplicar pinturas o adhesivos que puedan afectar la integridad de la superficie del casquete, ya que algunos líquidos deterioran las propiedades de resistencia.

Si el casco cumple su función y recibe algún golpe o energía, este debe ser cambiado de inmediato, incluso el arnés interior, pues es fundamentalmente esta parte la que protege al usuario al disipar o aislar del golpe.

Por último, es bueno recordar que el casco de seguridad no tiene fecha de vencimiento, sino que de fabricación. Su durabilidad depende de su almacenamiento y uso, aunque indudablemente las condiciones ambientales contribuyen lentamente a su deterioro.


Articulo gentileza de Humberto Álvarez, Director, y Luis Salamanca, Docente, ambos de la carrera de Ingeniería en Seguridad y Prevención de Riegos de la Universidad Andrés Bello.
Abril 2016
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
Yo Cualquiera (06/05/2018)

Está muy bien la explicación pero, no se ajusta a la realidad.
La caida de objetos desde distinta altura es practicamente nula si el que esta arriba, cumple con todos los preceptos de seguridad relacionados, por otro lado, no hace falta "amaestrar" a un trabajador para que utilice el casco en lugares donde el uso del mismo solo trae mas riesgos que ventajas.
El problema reside en que los que os dedicais a la seguridad industril, sois ajenos a los entornos industriales y solo os limitais a señalar los riesgos evidentes que ve cualquier trabajador, mientras por lo general, os paseais por las obras con autoconfianza despectiva, que solo consigue distanciarse de los trabajadores, deberiais probar el acercamiento a estos ultimos, en vez decrear barreras de obligatoriedad y escala profesional, no sirve de nada.
Estoy cansado de hacer cursos de PRL de todas las longitudes horarias, y en ellos solo se insiste machaconamente y casi sin ningún criterio, mas que el que da un libro de texto especializado, en resaltar los peligros en un entorno industrial elementales, tratando a los asistentes como si tuvieran capacidad de niño de primaria.
La forma optima de concienciar a la gente en el uso de los elementos de seguridad, no es el resaltar constantemente los peligros que ve hasta un niño pequeño, sino, resaltar tambien la merma de capacidad y atencion que produce el trabajar en un entorno agresivo durante 10 o mas horas diarias, con descanso único de una hora, en un barracón sucio, y comiendo un bocadillo (el sueldo no les da para restaurante cada dia) eso tambien deberia formar parte de las medidas de seguridad transmitidas e interiorizadas desde la dirección de las empresas y constructoras, y no solo centrarse en la política barata de responsabilizar única y exclusivamente a los trabajadores de la seguridad en su propio entorno laboral.
El casco es muy importante, si, en la misma medida que lo es no respirar dioxido de nitrogeno en un interior donde se utilizan elevadores a gasoil, en la misma medida que lo es subir a una persona en un elevador a 12 metros del suelo, con un curso de un rato, impartido por alguien que no se a subido en un elevador en su vida, o en la misma medida también que estar todo el dia con mas de 70 dB en los oidos...
La seguridad se a convertido en el negocio de responsabilizar al mas débil de su propia seguridad, por medio de cursos absurdos destinados a alimentar a empresas vinculadas al as primeras, mientras, la seguridad real de los trabajadores es inexistente, pero bueno, llevan casco y chaleco..

GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.