Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 29 de Septiembre de 2022         •         Dólar= $963,88         •         UF=$34.244,61         •         UTM=$58.772

CASO MARIANA
Acortando la brecha en gestión de desastres
Por Cristóbal Mena, Asesor en Gestión del Riesgo de Desastres.
La gestión de desastres, dada la magnitud y/o alcance de estos, exige entender y aplicar principios que rigen a esta disciplina para construir una buena planificación para la respuesta.
Cristóbal Mena.

La rotura del relave minero en Mariana, Minas Gerais (Brasil), está demostrando ser un desastre de proporciones: se estiman daños ecológicos irreparables, costos que superan los US$2 mil millones, sin contemplar aún los “eventos cascada” que se generarán y que no logramos visualizar.

¿Cómo se logra una respuesta exitosa en este o cualquier otro desastre? En primer lugar, no hay una fórmula única pues no existe, o no debiera existir, un formato estándar para responder a un evento en particular. Lo que se debe tener es una planificación lo suficientemente flexible para adaptarse a la particularidad de cada evento y siempre contar con un plan genérico multiamenaza. Lo anterior, sin embargo, no quita el hecho de que en toda planificación hay ciertos principios que deben ser contemplados.


¿Qué es un desastre?

Definir qué es un desastre no es trivial; es el primer paso en la planificación, ya que es necesario identificar cuándo estamos en una situación que exige activar los planes de desastre.

Niveles de un evento.

La figura inferior es una manera sencilla de entender los niveles de un evento. Una emergencia es un incidente local, que puede ser enfrentado por los recursos locales (por ejemplo, un accidente vehicular). Si estos recursos se ven sobrepasados y se requiere de una respuesta regional (como puede ser un incendio forestal), hablamos de una emergencia mayor. Si este incidente escala y se requiere de una respuesta nacional (como lo está haciendo Brasil frente al aluvión en Mariana), hablamos de un desastre. En este sentido, es probable que ya debamos comenzar a hablar de la catástrofe de Minas Gerais, pues los impactos y la respuesta que se requerirá para enfrentar este incidente exigirán ayuda internacional.


Acortando la brecha

La esencia de la gestión de desastres, en palabras de David Alexander (experto en gestión de desastres en la University College London), es enfrentar necesidades urgentes con el máximo de eficiencia y velocidad, pero con escasos recursos e incertidumbre. En este contexto, la planificación de desastres busca llenar la brecha entre las necesidades urgentes y los recursos disponibles.

Por esta razón, un elemento fundamental que debe contener un plan son decisiones previas; la urgencia de un desastre exige que existan acuerdos anteriores al evento para dar una respuesta más rápida y eficiente. Se debe trabajar proactivamente en identificar las decisiones que deben ser realizadas en un evento e intentar tomarlas con anterioridad y, de no ser posible, crear mecanismos para la rápida autorización de decisiones.

Por otra parte, la eficiencia que exige la respuesta a un desastre requiere la construcción de una estructura previa que debe definir claramente el mando, las operaciones y la división de responsabilidades. En este sentido, se debe tener presente que la ayuda externa debe reforzar y no reemplazar a los recursos locales, ya que estos son generalmente quienes dan gran parte de la respuesta. Un ejemplo es el terremoto de Turquía en 1999, donde el 98% de los 50.000 sobrevivientes fueron rescatados por la comunidad local.

Otra pieza en este rompecabezas, es una evaluación de riesgos integral para obtener escenarios posibles, y sobre estos, trabajar el diseño de la planificación. No sirve planificar para el peor escenario posible, sino que se debe planificar sobre el peor escenario creíble, por lo que el uso de registros históricos es una gran herramienta en estos casos. De no existir estos, la evaluación de riesgos nos debiera dar una correcta previsión de escenarios. Además de evaluar riesgos, es necesario tener un registro de los recursos disponibles para el escenario previsto; de esta manera, podemos trabajar en aumentar las capacidades o generar acuerdos previos que permitan responder ante un desastre.

Mientras seguimos llenando la brecha entre necesidades urgentes y recursos disponibles, parte esencial de la planificación es el desarrollo de planes específicos para infraestructura crítica (como hospitales, cuarteles de bomberos, aeropuertos y otros), de modo de tenerla operativa durante un desastre. Esto nos lleva a destacar que la planificación de desastres, debe estar integrada a los planes urbanos y regionales con el objeto de reducir la exposición al riesgo.

Un tema controversial, pero fundamental, es que la planificación y gestión de un desastre debe ser realizada por una persona calificada para esto. Lamentablemente, en varias partes del mundo (incluido nuestro país), la escasez de programas académicos y la inexistencia de requisitos legales para realizar esta profesión derivan en planificaciones débiles y respuestas lentas e ineficientes.


El proceso, no el resultado

Como pueden observar, la gestión de desastres es un proceso complejo e integral que depende en gran parte en la planificación, ya que a través de esta se logra la coordinación de los distintos elementos que integran la respuesta a un desastre. La palabra esencial en este campo es “coordinación”; con esta, se logra velocidad y eficiencia en los procesos, pero para alcanzarla, se requiere entrenamiento y mucho trabajo previo. Esto nos hace entender que posiblemente lo más provechoso de gestionar desastres es el proceso, pues la coordinación que se logra permite una mejor respuesta en todos los niveles y aporta a un desarrollo más sostenible de nuestras comunidades.

Diciembre 2015
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.