Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Miércoles 28 de Septiembre de 2022         •         Dólar= $972,33         •         UF=$34.230,99         •         UTM=$58.772

Alimentos necesarios para rendir en el trabajo
Por Astrid Caichac Hoppe, Nutricionista, Dirección de Asistencia Técnica, INTA- U de Chile.
Mantener una buena alimentación tiene efectos positivos en el área laboral, debido a que contribuye a potenciar el rendimiento, previene accidentes e incrementa el bienestar general.
Astrid Caichac Hoppe.

Las calorías que una persona ingiere durante el día son el combustible que permite al organismo funcionar de la manera adecuada, y sus nutrientes asociados potencian las actividades corporales. A continuación se detalla de qué manera influye:

Es importante evitar los períodos de ayuno prolongados, ya que producen un descenso gradual de los niveles de insulina y glucosa, que pueden originar una respuesta de fatiga que interfiere en los diferentes aspectos de la función cognitiva (concentración, alerta, atención, memoria y rapidez de reacción), pues el cerebro es sensible, a corto plazo, a la falta de nutrientes.

La situación anterior puede ser peor en personas que sufren diabetes, ya que la sintomatología es más riesgosa y aguda -visión borrosa, desmayos o mareos- y puede ser muy perjudicial para el desempeño de personas que necesitan mantener un nivel adecuado de visión, coordinación y concentración, como choferes, operarios de maquinaria pesada, pilotos, etc.

Por otra parte, el ayuno prolongado genera una menor capacidad física, menor resistencia al esfuerzo y menor fuerza muscular. Se sugiere consumir alimentos cada 3 a 4 horas, lo que se traduce en 5 comidas diarias para un día común.

En personas con deficiencia de hierro se registran proporciones del deterioro de la capacidad física y el desempeño en el trabajo de hasta el 30%, además de generar debilidad, flojera y falta de coordinación.

El sobrepeso y obesidad generan mayor cansancio y molestias osteomusculares, así como también lentitud en movimientos e influye negativamente en el sueño, causando cansancio y fatiga. Además, aumenta el riesgo de accidentes, los que en caso de ocurrir, pueden ser de mayor gravedad.

Grandes cantidades de comida altas en grasas genera una redistribución del oxígeno hacia el estómago, disminuyendo la oxigenación cerebral, lo que también aumenta el riesgo de fatiga y sueño.

En resumen, una alimentación saludable en el trabajo debe ser aquella que entregue las calorías necesarias según el tipo de actividad, con un aporte equilibrado de nutrientes y líquidos, además de distribuirlo en horarios y cantidades que aseguren su suministro permanente para mantener las funciones corporales en óptimas condiciones.

Es importante destacar también que es fundamental que los alimentos entregados cumplan con todas las normas de higiene para evitar intoxicaciones o enfermedades derivadas de una mala manipulación.


Requerimientos nutricionales según tipo de desempeño

A modo general, la alimentación debe ser ajustada a las necesidades individuales de cada persona y el gasto energético que implica el tipo de desempeño, además de ciertas consideraciones especiales derivadas de la jornada laboral y el lugar de trabajo.

Trabajos sedentarios: Las personas que permanecen sentadas (oficinistas, secretarias, informáticos, choferes, entre otros)tienen un bajo gasto energético, por lo que requieren menor cantidad de calorías, pero a partir de un equilibrio de alimentos que cubran las necesidades de todos los nutrientes, además de mantener horarios adecuados de alimentación.

Trabajos de gran demanda física o mental: Existen trabajos que implican un mayor desgaste físico y, por lo tanto, un mayor requerimiento energético (obreros de la construcción, trabajadores del campo, deportistas profesionales, repartidores, entre otros).

Así también existen desempeños donde la mayor demanda de esfuerzo es de tipo mental (puestos de responsabilidad, directivos de empresas, jefes de servicio, operarios de maquinaria pesada, etc). En este caso, las necesidades calóricas no son tan elevadas y lo realmente importante es que la dieta contenga una cantidad suficiente de aquellos nutrientes que se relacionan con un buen funcionamiento del sistema nervioso, además de mantener horarios adecuados.

Trabajos con horarios especiales (turnos nocturnos): Trabajadores que se desempeñan bajo un sistema de turnos nocturnos muestran una baja tolerancia a las grasas y alimentos irritantes, por lo tanto necesitan alimentos de digestibilidad liviana. Por otra parte, se deben evitar grandes cantidades de comida, ya que disminuye la oxigenación cerebral produciendo sueño.


Correcta alimentación durante la jornada laboral

Existen varios factores que condicionan la alimentación saludable en el trabajo, donde destacan variables contextuales e individuales. Las primeras, hacen referencia a la oferta y oportunidad de alimentación entregada por el lugar de trabajo (sistema de alimentación institucional y horarios), mientras que la segunda se refiere a los hábitos, conocimientos y gustos de cada persona.

Respecto a las condiciones que entrega el lugar de trabajo, actualmente son varios los sistemas de alimentación para los trabajadores:

Casinos: En esta situación, la calidad nutricional depende de lo exigido por la empresa contratante y declarado a través del contrato firmado entre las partes. Es importante establecer parámetros alimentarios que aseguren un perfil nutricional saludable de los alimentos entregados cuyo cumplimiento sea supervisado permanentemente.

Máquinas expendedoras de alimentos o cafeterías: Existen lugares de trabajo que solo ofrecen máquinas expendedoras de alimentos o cafeterías para adquirir alimentos. Se recomienda disponer de una oferta amplia, que considere alimentos saludables.

Sistema de ticket permutables por un almuerzo en locales asociados: En este caso, la elección depende de la cantidad de dinero asignada, hábitos y gustos de las personas, además de la oferta del local. Se recomienda entregar ticket cuyos valores permitan acceder a un menú saludable.

En materia de legislación, Chile tiene ciertas normas laborales que incluyen temáticas de alimentación, pero únicamente se exige que el empleador entregue al menos 30 minutos de la jornada para que el trabajador pueda consumir alimentos. No existe requisitos de lugar, metodología de entrega del alimento, ni características nutricionales.

Por otra parte, es imprescindible mencionar a los mismos trabajadores, ya que son quienes eligen qué comer y cuando, dependiendo de la oportunidad que les entregue el contexto.


Recomendaciones generales:

Incluir colaciones saludables a media mañana y media tarde (frutas, yogurt o leches descremadas y/o porciones pequeñas de frutos secos). Esto potencia el rendimiento y la concentración.

Si se trabaja sentado frente a un computador durante muchas horas seguidas, realizar una pausa activa para activar la musculatura y el sistema cardiorespiratorio.

Si el desempeño laboral exige esfuerzo físico, realizar ejercicios de relajación y elongación.

Realizar actividad física durante el tiempo libre.

No olvidar el desayuno. Incrementa la capacidad física e intelectual, quita el sueño y evita la ansiedad de comer alimentos hipercalóricos durante el día.

No saltarse el almuerzo, ya que durante la jornada laboral se necesita recuperar energía.

Realizar actividades que relajen para manejar de mejor manera el stress.

Tomar agua. Contribuye a mejorar todas las funciones del cuerpo y estimula la capacidad de concentración.

Si se trabaja en turnos de noche, evitar las porciones excesivas y con mucha grasa, los alimentos muy condimentados y el exceso de café.

Si se trabaja en una zona con mucho frío, no aumentar la ingesta de alimentos con muchas calorías (chocolates, galletas); es mejor consumir algo que le proporcione calor, como café o té.


Astrid Caichac Hoppe es Nutricionista, MSc Programas de salud y calidad de vida laboral Dirección de Asistencia técnica INTA- U de Chile acaichac@inta-uchile.cl www.dinta.cl (2) 29781450.
Diciembre 2015
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.