Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 6 de Octubre de 2022         •         Dólar= $946,76         •         UF=$34.340,05         •         UTM=$58.772

TRABAJADORES EN RIESGO
El peligro de la exposición solar

En los últimos diez años el cáncer de piel creció 8,3%, principalmente por la exposición indiscriminada al sol. Hoy, la radiación ultravioleta asoma como una amenaza real a la salud de los chilenos, siendo el ámbito laboral una instancia de riesgo.

El progresivo debilitamiento de la capa de ozono constituye una amenaza de insospechadas consecuencias para la salud, ocasionada por la intensidad de las radiaciones solares. La piel es uno de los órganos que se ve mayormente afectados por exposiciones prolongadas; sobre todo en meses de primavera y verano, en que aumenta la intensidad de los rayos UV.

En el ámbito laboral, rubros como la agricultura, la construcción y minería son algunos en los que se puede identificar que las tareas al sol son parte indispensable en su producción. Pero ¿están estos sectores implementando las medidas adecuadas para realizar una protección efectiva de sus trabajadores?


Incidencia que crece

Según el Dr. Álvaro Pantoja, Jefe de Unidad de Dermato-Oncología de la Fundación Arturo López Pérez (FALP),en los últimos 10 años la incidencia en casos de fotodaño se ha duplicado, realidad que es más alarmante aún si se considera que más del 80% del daño solar se produce durante los primeros años de vida. “Pese a las advertencias e información que circula sobre los daños de la radiación solar, muchos no toman medidas para proteger la piel. Este olvido puede pasar inadvertido hasta que la epidermis manifiesta las consecuencias de la exposición excesiva a los rayos UV”, explica el especialista.

Pero trabajar bajo el sol a temperaturas altas también puede provocar que las personas se encuentren más proclives a sufrir estados mentales de incomodidad, que pueden terminar afectando su correcto desempeño laboral. “Incluso, la exposición constante a altas temperaturas puede desencadenar lo que se conoce como ‘Estrés Térmico’, que se produce cuando el cuerpo sobrepasa su temperatura promedio (36°C a 38ºC) y sigue recibiendo calor en una cantidad mayor a la que puede eliminar”, indica el Experto en Prevención de Riesgos de la Mutual de Seguridad CChC, Néstor Morales.Lo anterior, agrega, “produce efectos en la salud, que pueden ir desde sarpullidos en la piel, letargo y mareos, hasta la deshidratación, fatiga excesiva, convulsiones y pérdida de conciencia. Situaciones como las anteriores, incluso, pueden aumentar las probabilidades de ocurrencia de accidentes, sobre todo si se manipulan herramientas”.


Protección laboral ante el sol

Las principales normas que abordan la protección solar desde el punto de vista laboral, son el DS 594, Artículo109 del Ministerio de Salud, y la Guía Técnica de Radiación Ultravioleta de Origen Solar. Por su parte, el reglamento técnico de la ley 20.096 del Ministerio Secretaria General de la Presidencia, referente a los Mecanismos de Control Aplicables a las Sustancias Agotadoras de la Capa de Ozono, recoge una creciente preocupación sobre los riesgos de salud por la exposición a los rayos ultravioleta. Si bien estas reglamentaciones entregan medidas básicas que todo trabajador debe realizar, de acuerdo a Camila Vergara, Ingeniero en Prevención de Riesgos de la Unidad de Seguridad del Trabajo del Instituto de Seguridad Laboral, “estas no son suficientes, ya que no especifican ciertos puntos. Por ejemplo, no define qué es estar expuesto o cuáles son los controles de vigilancia con los que debiese estar protegido el trabajador”. De acuerdo a la profesional, dado el gran número de trabajadores expuestos al riesgo, debiera existir un protocolo que abarcara todas estas medidas y entregara las directrices a seguir en prevención, tal como ha sido en otras áreas (ruido y silicosis). “Además, las normativas actuales no incluyen mediciones del riesgo, ni mucho menos plan de vigilancia a los trabajadores afectados”, especifica Vergara.

Pero más allá de las normativas, a las empresas les correspondería trabajar con sus trabajadores en poner de manifiesto lo importante de prevenir los efectos del sol, a modo de concientizarlos para que adopten medidas adecuadas. De acuerdo al Dr. Pantoja, “en Chile recién se está desarrollando una cultura de cuidado a la piel en materia laboral, pero más que entregar ropa y EPP adecuados, lo importante es que los trabajadores entiendan los riesgos y el rol que juega la protección”.


Claves en la protección solar

De acuerdo a los especialistas, diversas son las malas prácticas que se pueden reconocer en la protección solar a nivel laboral. Como detalla el Dr. Pantoja, “ponerse bloqueador solo una vez al día, no utilizar sombrero si se usa bloqueador, creer que en un día nublado no es necesario ocupar bloqueador, son solo algunas de las malas prácticas que es urgente erradicar”.

Por su parte Vergara hace hincapié en reconocer los tipos de piel para poder determinar las recomendaciones adecuadas, ya que no a todos el sol afecta de la misma manera. “El tipo I y la II son las pieles más sensibles, ya que el sol derechamente las quema. Según estudios de la Universidad de Chile, el 36% de los chilenos está en la categoría III y IV, que se caracteriza por broncearse gradualmente, sin embargo, los bebés menores de seis meses siempre corren peligro. Finalmente, los tipos de piel V y VI corresponden a las de color café, donde el sol solo acentúa el tono. La profesional esgrime, además, que dado lo complejo de definir cuándo un trabajador se encuentra expuesto, aún no existe un consenso respecto de cuál es la ropa de protección que debe entregarse en forma obligatoria, aunque se debe tener claro que la ropa debe proteger especialmente brazos, cuello y cara, por ser las partes más expuestas.

Otras recomendaciones respecto de la exposición al sol pasan también por lo que se ingiere. Según Morales, “para evitar la deshidratación, hay que beber abundante líquido, sin esperar que dé sed y, por lo menos, una vez cada 30 minutos, si se encuentra en actividad continua. Al mismo tiempo, lo aconsejable es no ingerir alcohol y medir el consumo de café, ya que ambos tienen como efecto secundario la deshidratación”.

Finalmente, es importante que los empleadores y trabajadores que se encuentran expuestos a diario al sol y el calor tengan conciencia de la peligrosidad de esta condición laboral, para tener un plan de trabajo idóneo y que cuente con las máximas medidas de prevención.

Noviembre 2015
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.