Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 6 de Octubre de 2022         •         Dólar= $946,76         •         UF=$34.340,05         •         UTM=$58.772

Dolor lumbar asociado a riesgos laborales y ergonómicos
Por Gabriel Araya, Kinesiólogo Ergónomo, Docente Universidad San Sebastián.
El 90% de los casos diagnosticados de lumbago corresponden a desórdenes mecánicos o inespecíficos. Este dato pasa a ser fundamental al momento de plantear este problema desde la patología mecánica (patomecánica) que afecta al movimiento humano, donde un gran porcentaje se asocia a tareas laborales como causante.
Gabriel Araya.

El lumbago, desde su definición biomédica, pasa a ser un cuadro de dolor crónico o agudo que ocurre en el sector lumbar y que actualmente se conoce bajo el nombre de “síndrome de dolor lumbar”.

Visto desde la mirada biomecánica y desde el análisis del movimiento humano, esta condición de salud puede expresarse como un síndrome que se engloba en un cuadro complejo de signos y síntomas, determinado -en la mayoría de los casos- por la inestabilidad del segmento lumbar.

Las condiciones crónica y aguda son las dos expresiones que podemos encontrar en este tipo de patología.

Se entiende como un lumbago crónico al dolor que aparece y se extiende durante un período mayor a 15 días. Este cuadro se caracteriza por un dolor agudo con sensación de hormigueo o ardor y que en algunos casos puede referir debilidad en piernas o pies.

El lumbago agudo tiene síntomas muy parecidos al crónico, sin embargo, hay que ser cuidadoso con este cuadro, ya que las causas pueden confundirse con patologías más complejas que en algunos casos tienen muy mal pronóstico.


Relación entre el lumbago y el entorno laboral

Existe un alto índice de patologías lumbares relacionadas con el entorno laboral, en donde el origen es por malas condiciones en los espacios de trabajo. La mayor parte de estas problemáticas tienen un denominador común: los factores de riesgo asociados al manejo manual de carga y a ciertas posturas viciosas.

Una disciplina que estudia este tipo de aspectos es la ergonomía, que actualmente cumple un rol muy importante en la identificación de este tipo de condiciones patológicas. La ergonomía lleva algunos años de estudio en Chile, no obstante, cada día se hace más necesario incluir estas temáticas en los espacios laborales actuales, tomando en consideración que las personas están más tiempo en su trabajo que en su propio hogar. Un simple cálculo matemático nos orienta a decir que un trabajador pasa alrededor de un 40% -como mínimo- de su día trabajando.

Este cálculo permite reflexionar al respecto de lo importante que es considerar los aspectos laborales desde el modelo ergonómico, fundamental para mejorar la salud y calidad de vida de las personas y mejorar el rendimiento de la tarea a la cual está expuesto el trabajador.

Bajo este contexto, las empresas juegan un rol importante, porque trabajadores más sanos pueden producir más, mejorando considerablemente la rentabilidad de una empresa.

Muchos de los problemas que ocurren en salud pública, como el síndrome de dolor lumbar bajo y ciertas patologías en extremidad superior, tienen un origen laboral. Por lo tanto, la prevención y modificación de los entornos laborales son aspectos que comienzan como problemas de salud ocupacional, pero terminan siendo problemáticas de salud pública importante, lumbar bajo y ciertas patologías en extremidad superior, tienen un origen laboral. Por lo tanto, la prevención y modificación de los entornos laborales son aspectos que comienzan como problemas de salud ocupacional, pero terminan siendo problemáticas de salud pública importante, ya que los sistemas de atención primaria en salud no son capaces de resistir la alta demanda de estas patologías musculoesqueléticas. Esta reflexión hace aún más necesaria la inclusión de la ergonomía como una disciplina preventiva en este tipo de espacios.


¿Cuáles son los trabajos más expuestos?

Es difícil establecer qué tipo de trabajo está más o menos expuesto a este tipo de condiciones. Es preferible hablar sobre qué condiciones son las más importantes a prevenir en cada caso.

Trabajos que generan manipulaciones manuales de carga sobre los 3 kilos deben ser protocolizados a través de “la guía técnica para la evaluación y control de los riesgos asociados al manejo o manipulación manual de carga”. Asimismo, trabajos que generan posiciones sedentes o bípedas mantenidas en el tiempo, pasan a ser factores de riesgo fundamentales a prevenir, para evitar un posible síndrome de dolor lumbar.

No hay que olvidar el componente vibracional. Si bien existe un protocolo que regula este tema, hay que tener especial atención en los trabajadores choferes de locomoción colectiva y transportistas. Estos contextos laborales tienen un alta prevalencia en patologías lumbares y, actualmente, los estudios han centrado su foco en el riesgo de caída.


¿Cómo evitar los riesgos?


Que la manipulación de carga tenga un límite de peso de hasta 23 kilos.

Que la carga sea transportada lo más cercana al cuerpo, evitando así una alteración en la palanca que se genera a nivel lumbar.

Que la carga tenga un correcto agarre facilitando la prensión de la mano, con movimientos de muñeca que tiendan a la leve ulnarización y extensión de esta. Esto generará mayor ventaja mecánica para la articulación.

Que la distribución del peso y forma de la carga sea distribuida de manera homogénea.

Durante el transporte de esta, evitar los movimientos de inclinación o rotación del tronco, perjudiciales para el disco intervertebral.

Que el transporte de la carga sea en condiciones ambientales óptimas, tomando en consideración el lugar donde se realizará la manipulación. Pisos antideslizantes y pasillos amplios son ejemplos de entornos facilitadores para el transporte de carga.

Evitar posturas sedentes y mantenidas. Para esto se pueden generar pausas en los puestos de trabajo, facilitando transferencias de posturas sedentes a posturas bípedas. Las medidas organizacionales que puede establecer la institución, son claves en este tipo de problemáticas.

Generar protocolos de mantención constante en maquinaria que tengan como factor de riesgo el componente vibracional. Disminuir el tiempo de exposición a la vibración de cuerpo entero si es que este supera los límites permitidos.

Cuidar el peso corporal. Las personas obesas tienden a generar una sobrecarga en su región lumbar.

La capacitación es una herramienta importante y pasa a ser una medida muy fácil de implementar. Realizar cursos de “identificación de factores de riesgo ergonómico” sensibiliza al trabajador y hace que este genere sus propias medidas de intervención. Por otro lado, empodera a la persona promoviendo un ambiente productivo y de bienestar laboral.
Octubre 2015
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.