Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Miércoles 28 de Septiembre de 2022         •         Dólar= $972,33         •         UF=$34.230,99         •         UTM=$58.772

Manejar la frustración desde un enfoque positivo

Muchas veces las metas que propone el mundo laboral no se consiguen fácilmente, cuando la dedicación y habilidades enfocadas al logro no fueron suficientes. Tales situaciones tales pueden provocar frustración entre los trabajadores, con un consiguiente desánimo.

Cuando hablamos del mundo laboral, la motivación es un elemento fundamental para el logro de cualquier objetivo. No obstante, uno de sus resultados puede ser la frustración, que surge cuando las personas ponen al servicio de la empresa sus actitudes, aptitudes y esfuerzos para alcanzar una meta y no lo logran. Se trata de un fenómeno que está en aumento, alcanzando incluso a un 30% de la fuerza laboral, según estudios de la Universidad Diego Portales. Por lo mismo, es uno de los ejes importantes que debemos hacer frente cuando hablamos de motivación.

Dentro de las organizaciones hay muchos elementos que generan este estado en los colaboradores, tales como la eliminación arbitraria de beneficios, impedir que las personas finalicen un proyecto del cual se han hecho cargo a través del tiempo, inducir sentimientos de desconfianza, un liderazgo insatisfactorio, estructuras muy verticales, entre otros. Sin embargo, estos factores también son relativos y diferentes en cada persona, porque todos reaccionamos de forma distinta ante las dificultades y el estrés.


Abordando la problemática

En este contexto, es muy importante que los líderes hagan de las frustraciones no resueltas de los colaboradores una estrategia de motivación. En este sentido, son fundamentales las técnicas de análisis y neutralización de estas. Tenemos que aprender a detectar bien los síntomas para poder actuar sobre las causas directas e indirectas generadoras de la frustración, ya que, de lo contrario, podemos pasar a ser una “empresa enferma”.

Es importante que tomemos conciencia de este tema, detectándolo a tiempo para generar planes de acción, donde se trabaje en las áreas de foco generadoras de este silencioso mal, se determinen los tiempos de trabajo y se realicen inversiones, por citar algunos ejemplos.

Sin embargo, la manera más rápida para evitar la frustración es desarrollar y potenciar en los líderes a cargo de los equipos la capacidad de reconocer la realidad, saber lo que se puede cambiar y lo que no, y después, tomar las decisiones lógicas y las acciones productivas para mejorar la situación que provoca este silencioso mal. Además, hay que fomentar la experiencia, es decir, tomar los errores como oportunidades de aprendizaje, transmitiendo a nuestros colaboradores la importancia de no dejarse arrastrar por la parte emocional y, en lugar de ello, usar la parte racional, repasando rápidamente las acciones y las decisiones que hemos tomado para ver en qué nos hemos equivocado, o qué es lo que ha fallado para luego seguir adelante y enfrentar las frustraciones como una oportunidad de crecimiento con un enfoque positivo.


Artículo gentileza de Thierry Guihard, Director General de Sodexo Servicios de Beneficios e Incentivos.
Octubre 2015
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.