Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 29 de Septiembre de 2022         •         Dólar= $963,88         •         UF=$34.244,61         •         UTM=$58.772

Manuel Chiappe, Gerente EHS de Finning:
“Sabemos que mientras más seguros seamos, más productivos seremos”

Con sede central en Canadá, Finning es el mayor distribuidor de productos y servicios de Caterpillar para diferentes industrias, y en Chile enfoca su trabajo principalmente en el sector minero. Con sus más de seis mil trabajadores, debió implementar un programa de seguridad laboral de normas claras e intransables basado en el compromiso y participación de los trabajadores.
Manuel Chiappe.

¿Cómo se conforma el área de seguridad laboral de Finning?
Nuestra área de prevención de riesgos y desarrollo sostenible a nivel regional (Chile, Argentina, Bolivia y Uruguay) está compuesta por un equipo de unos 90 profesionales internos de la compañía y unos 20, part-time. En ella se encuentran especialistas de distintas disciplinas de la seguridad, así como de medioambiente, ergonomía, auditoría, investigación de incidentes e incluso médicos ocupacionales. Este equipo da soporte a los países mencionados y a todos los negocios en los que operamos, principalmente el minero.

En Chile, el área depende de la Vice Presidencia de Recursos Humanos, pero tenemos una interacción con todos los niveles organizacionales, porque la seguridad la hemos declarado como un valor. Asimismo, la mayoría de nuestro equipo profesional se encuentra en Chile.

¿Qué caracteriza este programa?
Nuestro sistema de gestión de Salud, Seguridad y Medioambiente, se caracteriza por ser adaptable, debido a que trabajamos con clientes de diferentes niveles de exigencia, ya sea en minería u otras industrias como la marítima, petróleo y gas o forestal; cada una con sus particularidades. Así llegamos a un sistema estándar, con un nivel de base, en que si el cliente cuenta con un nivel superior incorporamos esas mejoras, y a su vez también ayudamos a algunos clientes a aumentar su estándar, donde se genera una sinergia muy interesante.

Venimos trabajando en prevención de riesgos hace ya unos 15 a 20 años, siempre en programas de 5 años; para ello diseñamos una hoja de ruta de trabajo que busca internalizar la seguridad como un valor para todas las operaciones, teniendo como objetivo el cero daño.

¿Se revisa constantemente este programa?
Sí, este año estamos revisando la hoja de ruta, donde hemos incorporado la visión con respecto a la gestión de seguridad, tanto de Finning y de nuestros clientes como la de algunos consultores externos. Esto, en base a pilares como el liderazgo, sistemas de gestión y aprendizaje, que se traduce en la mejora continua.

Este proceso va muy de la mano con nuestro software que administra nuestra gestión e información de seguridad. Es una potente herramienta que indica qué es lo que está pasando, no solo en los indicadores reactivos, sino también en los indicadores preventivos en las operaciones.

¿Qué características tiene ese software?
Consiste en un tablero de control al que toda la compañía tiene acceso, desde donde programamos las actividades de seguridad para nuestros más de 100 lugares de trabajo, y producimos planes de acción y reportes de accidentes para cada sitio. Además, cuenta con módulos ligados a la salud ocupacional. Así, se traspasa la seguridad a la operación, generando transparencia y apertura en estos temas, lo que nos ayuda a que la gestión sea participativa.

En ese sentido, ¿cómo han trabajado el empoderamiento de los trabajadores?
En primer lugar, generando en los empleados compromiso y confianza con los temas de seguridad. Trabajamos muy de cerca con nuestros comités paritarios (35 en todo Chile). El año pasado certificamos su funcionamiento en base a auditorías de la Mutual de Seguridad, lo que generó un sentimiento de orgullo de pertenecer al comité, empoderándolos para tomar acciones día a día para mejorar la gestión en seguridad. También trabajamos de manera muy estrecha con los seis sindicatos que existen en la empresa, con los que nos reunimos frecuentemente e involucramos en esta gestión participativa, avanzando en la creación de una cultura de excelencia en seguridad.

¿Qué opina de la relación “productividad versus seguridad”?
Lo que creemos y lo hemos demostrado con nuestra gestión, es que cuando se trabaja con seguridad, la gente no se accidenta, está contenta, motivada y aumenta la productividad. En cambio, cuando ocurren accidentes, se tienen, además de los daños materiales, días perdidos, decae el ánimo del equipo de trabajadores, y se deben realizar las correspondientes investigaciones del incidente. Entonces, sabemos que mientras más seguros seamos, más productivos seremos, y trabajamos para que nuestros sistemas no entorpezcan la producción, sino la potencien.

De la misma forma,Finning no limita nuestras inversiones cuando se trata de seguridad, y en esta línea, hay un compromiso muy potente de parte de nuestros ejecutivos, lo que es destacable.

¿Cuáles han sido las mayores dificultades para implementar este programa?
Lo más difícil es lograr la confianza del trabajador, que entienda que la seguridad no es para castigarlo, sino para mejorar y ser más seguros. Y cuando esta se logra en la práctica, se consigue que sean ellos mismos quienes nos reporten los incidentes de alto medio y potencial, lo que valoramos, pues nos enteramos de futuros problemas y trabajamos para darle una solución. Así, cuando el trabajador tiene una inquietud y se le da una respuesta, se siente empoderado y comprometido con la seguridad.

A su juicio, ¿qué nivel de cultura de seguridad han alcanzado?
A nivel compañía, tenemos un nivel de cultura de seguridad bien potente y está marcada por un liderazgo visible y comprometido en seguridad a todo nivel. No obstante, no alcanza para llegar al “cero daño”, que es nuestro foco, por lo que seguimos trabajando en nuevas acciones que involucren a toda la organización. Dado el riesgo al que estamos expuestos al trabajar con equipos de grandes dimensiones o en vehículos circulando por todo el país, no podemos quedarnos tranquilos con el nivel alcanzado. Por ello, nuestra aspiración es siempre posicionar el concepto de la seguridad como valor.

¿Cuáles son los próximos pasos en este campo?
Conseguir el “cero daño”, materializado a través de vivir la seguridad como un valor, que es hacia donde están puestos todos nuestros esfuerzos. Lograr el compromiso de la gente y que los más de seis mil trabajadores y contratistas de Finning no tengan incidentes. Pronto terminaremos la revisión de la hoja de ruta y comenzaremos a trabajar en la que viene para los próximos cinco años, evaluando cambios en sistemas y operaciones; pero siempre construyendo sobre el trabajo hecho en el pasado y a través de un enfoque integrado.

Agosto 2015
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.