Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Lunes 3 de Octubre de 2022         •         Dólar= $951,34         •         UF=$34.299,11         •         UTM=$58.772

Seguridad en el trabajo con adhesivos

A diario, millones de personas en el mundo entran en contacto con productos que utilizan adhesivos. Los encontramos en productos tan básicos y comunes como etiquetas, parabrisas, cartones, teléfonos e incluso tablets. Ese vasto uso permite también que miles de trabajadores lo utilicen en sus labores diarias, sobre todo en industrias de alto calibre.
Por Alexis Arancibia, Quality Manager de Henkel.

Pese a ser mundialmente utilizado y manipulado por millones de personas, el adhesivo es una sustancia química que, como tal, puede ser peligrosa para el ser humano y el medioambiente. Como toda sustancia química, el adhesivo también es clasificable según su peligrosidad. En Chile, dicha clasificación se basa en la NCh 382.Of2013. Dentro de los adhesivos peligrosos, que no son muchos, podemos encontrar los Inflamables, Corrosivos, Tóxicos y Sustancias Varias.

El uso de estos adhesivos peligrosos no tiene por qué poner en riesgo a quien lo utiliza. Si se siguen simples reglas, estipuladas en las Hojas de Seguridad que cada proveedor de sustancias químicas debe entregar a su cliente, quien aplica el adhesivo, estará seguro. En ese sentido, me gustaría recalcar este último punto: el no contar con una buena hoja de seguridad, no solo es nefasto para la seguridad y salud de los trabajadores, sino que, tras la promulgación del DS 78 en 2010, se ha transformado en un incumplimiento legal por parte de las empresas.

Recordemos que en Chile, las hojas de seguridad tienen un formato propio, definido en la NCh 2245.Of2003, donde se incluyen 16 puntos de comunicación y, por lo demás, estas deben estar en español e incluir la legislación chilena. Una hoja de seguridad que no contenga lo anteriormente descrito, simplemente no sirve.

Pero volvamos al uso de adhesivos en la industria –el que también puede extrapolarse a otra escala, como el hogar-. Una vez que se detecte la necesidad de unir dos o más superficies, se debe escoger el adhesivo más adecuado a la función deseada, pero también al ámbito de uso de ese producto final y a las condiciones de infraestructura con que cuente. Si el producto en cuestión es un juguete, por ejemplo, el uso de un adhesivo peligroso no es recomendado, por cuanto el niño podría llevar el juguete a su boca. En estos casos, se recomienda el uso de adhesivos catalogados como CE71.


Condiciones ambientales y características del adhesivo

Desde el punto de vista del trabajador que utiliza un adhesivo, es relevante conocer si el lugar en que se aplicará está bien ventilado, o tiene una buena malla a tierra. Los adhesivos calificados como peligrosos más utilizados son los inflamables, los que están hechos en base a solventes. En estos casos, los empleadores deben conocer cuáles son los solventes utilizados en la elaboración del adhesivo y hacer las mediciones correspondientes a la higiene del lugar donde se aplica, según lo estipula el DS 594.

Uno de los solventes más usados es el ciclohexano, por lo que si su empresa utiliza adhesivos que contengan esta materia prima, se deberán hacer mediciones de las concentraciones de dicha sustancia en el área de trabajo, donde la exposición permitida es de 240 PPM. También se debe tener cuidado con que el lugar de trabajo sea antiexplosivo y/o cuente con las protecciones de infraestructura adecuada, de forma que no se genere un incendio. Dentro del área, es mandatorio que no existan o caigan chispas, ya que estos, en contacto con el oxígeno y el ciclohexano, forman los TRES lados del triángulo de fuego. En ese sentido, una buena malla de tierra, y, por cierto, una mejor ventilación, prevendrá dicho siniestro. Asimismo, no debe olvidarse nunca un enemigo silencioso: la estática.

Si el adhesivo no fuera inflamable, sino que tóxico, las medidas de control serán, por cierto, diferentes. De hecho, la preocupación principal será que el trabajador no entre en contacto, ya sea vía dermal, oral o inhalatoria, con dicha sustancia. En este caso, una buena ventilación y el uso de un EPP adecuado son clave. ¿Dónde encontrar las máscaras que deben ser utilizadas en esta ocasión? Esa información puede encontrarla en el punto 8 de la hoja de seguridad que su proveedor de sustancias peligrosas debe haberle entregado, y que, acorde al DS 40 en su art. 21, usted, a su vez, informó oportuna y convenientemente a sus trabajadores. Quisiera detenerme en esto: la información contenida en la hoja de seguridad y en la etiqueta de una sustancia peligrosa, debe ser concordante.

Este es otro aspecto más que obliga a seleccionar bien a su proveedor. Incluso, este debe tener contratado un servicio de asistencia toxicológica al cual se puede llamar en caso de accidentes o dudas. Uno de los mejores en su rubro es el CITUC, el Centro Toxicológico de la PUC.

El uso de cualquier adhesivo o sustancia química peligrosa, siempre debe ser mediado por una buena evaluación del riesgo, en el que podamos llevar aquel riesgo a una situación aceptable. Esta evaluación debe realizarse en cinco pasos, los que recomiendo se hagan en estricto orden de importancia: 1) Elimine el peligro; 2) Transfiera el Peligro; 3) Aplique soluciones ingenieriles; 4) Aplique soluciones administrativas, y 5) Use el EPP adecuado.

Finalmente, la elección de un proveedor de sustancias peligrosas que sea capaz de entregarle la información adecuada y a tiempo, además de otorgarle otras prestaciones, como capacitaciones o incluso ayuda en la evaluación del riesgo, hará que pueda usar, de manera segura, esa gran fuente de soluciones que son los adhesivos.

Agosto 2015
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.