Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Miércoles 28 de Septiembre de 2022         •         Dólar= $972,33         •         UF=$34.230,99         •         UTM=$58.772

Prácticas seguras en la exposición a la sílice libre cristalizada
Artículo gentileza de Patricio Zúñiga González, Ingeniero en Prevención de Riesgos y Medio Ambiente - Diplomado en Ergonomía y Salud Ocupacional (Cerámicas Cordillera-Tejas de Chena, DuocUC Puente Alto).
La exposición a la sílice es uno de los principales riesgos presentes en la industria en nuestro país. Dadas sus complejas consecuencias para la salud del trabajador, es necesario abordar el riesgo de manera rigurosa.

Reconocida como uno de los problemas prioritarios en la salud ocupacional a nivel mundial, la Silicosis es una enfermedad laboral, consistente en una fibrosis pulmonar incurable, y muchas veces progresiva, producida por la exposición a la sílice. En Chile, debido a su condición de país minero, es considerada como un problema de salud pública, y es en esta línea que el cuidado de la salud y seguridad laboral de los trabajadores es materia relevante para el Gobierno, generando un Plan Nacional para la Erradicación de la Silicosis 2009-2030 (PLANESI), cuyo objetivo es contribuir a terminar con esta enfermedad en el país.

La sílice libre cristalizada es un compuesto químico que se encuentra presente, en un alto porcentaje, en la corteza terrestre en rocas, arena, grava, granito, cuarzo y arcilla, entre otros minerales, y la principal vía de ingreso al cuerpo humano es la respiratoria, por lo que su ingreso dependerá del tamaño de las partículas, cantidad de sílice cristalina en el polvo, tiempo de exposición, entre otros factores. Entonces, resultan relevantes las medidas de prevención, educación y control que ejecuten las empresas, pues en su identificación y evaluación de peligros deben contemplar la exposición a polvo con contenido de sílice.


Planificación y aplicación

Identificación y evaluación del riesgo de exposición a sílice: En primera instancia, se debe hacer la identificación de las materias primas, procesos productivos que pueden contener sílice, y de otras unidades que pueden generar polvo respirable. Es indispensable que estas identificaciones se encuentren respaldadas por “Evaluaciones Cualitativas y Cuantitativas”, efectuadas por algún organismo administrador de la Ley 16.744, cuyos resultados indicarán si los trabajadores están expuestos, según legislación vigente.

Implementación de medidas de control: En todo proceso generador de polvo y sílice respirable, deberán determinarse medidas de control del riesgo, de acuerdo al siguiente orden jerárquico:

Supresión o eliminación del riesgo (Eliminación o Sustitución).

Control del riesgo en su origen, con la adopción de medidas técnicas de control o medidas administrativas (Control de Ingeniería).

Minimizar el peligro/riesgo con el diseño de sistemas de trabajo seguros que comprendan disposiciones administrativas de control (Control Administrativo).

Cuando ciertos peligros/riesgos no puedan controlarse con disposiciones colectivas, se deberá ofrecer equipos de protección personal, incluida ropa de protección, sin costo alguno para los trabajadores y se deberá aplicar medidas destinadas a asegurar que dichos equipos se utilicen de forma efectiva y se conserven en buen estado (Equipo de Protección Personal).

Plan de Gestión del Riesgo por Exposición a Sílice: El PLANESI establece que las empresas deberán implementar un Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo para empresas con riesgo de exposición al Sílice (SGSSTSílice), el que debe poseer responsabilidades, diagnóstico inicial, vigilancia de la salud de los trabajadores expuestos, vigilancia ambiental, acciones del Comité Paritario, medidas de control, programa de protección respiratoria, capacitación, difusión y evaluación del plan de gestión.

Prevención en trabajos de corte y pulidos de granitos en seco: En aquellas tareas donde exista exposición al agente, las empresas deberán confeccionar procedimientos claros que contemplen objetivos, alcances y responsabilidades. Además, su contenido debe indicar claramente, al menos, los siguientes elementos:

Para qué fue diseñado el equipo que operarán.

Obligaciones y prohibiciones del operador.

Revisión minuciosa de los sistemas de aspiración que sea correcta y que no se observen fugas de polvo por roturas o problemas de sellado.

Comunicar cualquier falla y no se debe iniciar las tareas sin antes subsanar el desperfecto.

Asegurarse de que los discos de corte no presenten vibraciones o fisuras.

Ajustar las mesas de apoyo a las medidas del producto a confeccionar.

Manejar los residuos según sus características.

Mantener aseo de la máquina, lugar de trabajo por aspiración y no barrer en seco.

Realizar el entrenamiento en el uso y mantenimiento de la protección respiratoria con filtros P-100.

No usar aire comprimido para aseo de estructuras, mangas, filtros ni ropa de trabajo.

Por último, establecer canales de comunicación participativos de las jefaturas y trabajadores, lo que permitirá mantener lugares de trabajo mucho más controlados frente a la exposición a este tipo de agente.

Agosto 2015
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.