Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Miércoles 5 de Octubre de 2022         •         Dólar= $939,90         •         UF=$34.326,40         •         UTM=$58.772

GESTIÓN INTEGRAL DE RESIDUOS INDUSTRIALES
Hacia la generación de valor

Cada elemento que ingresa en un sistema productivo en algún momento se convertirá en un residuo. Por esta razón, manejarlo de manera integral se vuelve cada vez más una exigencia, no solo desde el punto de vista del Estado, sino también de la sociedad civil, cada vez más empoderada e informada. Para profundizar sobre este tema, nos reunimos con importantes actores en el desayuno organizado por la Revista HSEC.

En términos generales, la gestión integral de residuos responde a una política de manejo de los mismos, desde que se generan en el proceso productivo hasta su disposición final en la forma y el lugar adecuados, dependiendo de sus características y condiciones particulares.


Responsabilidad desde la generación

Para que una gestión de residuos sea integral, el ideal teórico sería abordarla desde el diseño o concepción de un proyecto, lo que no siempre es factible, por lo que es necesario adecuarse a la realidad ya existente buscando siempre las mejores alternativas para cada tipo de situación.

Para Mauricio Martínez, Ingeniero Ambiental de Ingeniería Alemana, empresa que pertenece al Grupo Iasa, “lo relevante en una mirada integral es entender que existen diferencias entre los elementos y que sus características son las que finalmente determinan las condiciones de los lugares donde se van a depositar”.

Mauricio Martínez, Ingeniería Alemana-Grupo Iasa.
Javiera Barahona, Resiter.
Nicolás Alfaro, S.Q. Ingeniería.
Luis Cano, Coactiva-Grupo Polpaico.
Pedro Riveros, Siga.
Claudio Loyola, Amec Foster Wheeler.
Martín Morgan, Recimat.

Según Javiera Barahona, Coordinadora SGI de Resiter, “las empresas dedicadas a manejar residuos no solamente tenemos la responsabilidad de transportarlos y darles una disposición final, sino que también nos corresponde verificar que ese lugar cuente con las características adecuadas y cumpla con todas las normativas vigentes”.

En ese sentido, Nicolás Alfaro, Subgerente de Proyectos S.Q. Ingeniería, explica que “el problema es que en Chile aún estamos muy enfocados en la disposición final y cómo manejarla, y no en elementos mucho más relevantes como la reducción de los residuos, que es el enfoque hacia el que tenemos que proyectarnos, buscando instancias para evitar esa generación”.


Alternativas a la disposición final

Pese a los importantes avances en esta materia, nuestro país aún está lejano de un manejo sostenible de los residuos. Es necesario dejar de verlos como desechos y comenzar a “valorarlos” como materia prima, fuentes de energía y de trabajo; y, sobre todo, buscar alternativas a su disposición final, como la reducción, reutilización y el reciclaje, lo que requerirá mejorar las regulaciones sanitarias y ambientales vigentes y una mayor fiscalización y coordinación entre todos los actores.

Como explica Luis Cano, Gerente de Coactiva, Unidad de Negocios del Grupo Polpaico, “todavía estamos muy enfocados en lo que es el confinamiento, pero debemos girar la pirámide de modo que este se convierta en la última de las alternativas, que es un proceso que ya han vivido otros países. Lo primero es minimizar los residuos; después podemos hablar de reciclar, reutilizar e incluso transformar residuos en energía”.

En ese sentido, la Ley Marco para la Gestión de Residuos y Responsabilidad Extendida del Productor (REP), ya aprobada en la Cámara de Diputados y que ahora se discute en el Senado, debiera impulsar ese camino, al exigir a las empresas productoras de ciertos productos prioritarios a hacerse cargo de ellos una vez terminada su vida útil.

Según Pedro Riveros, Jefe Área Residuos de Siga, existen dos enfoques. “Uno, que ve el residuo específico de la cuna a la tumba, es decir, desde que es generado hasta que de alguna manera se dispone finalmente; y otro, que es un poco más global y aborda diferentes líneas de gestión que claramente van más allá de la disposición”.

Sin embargo, aunque hay algunas empresas -especialmente multinacionalesque están marcando un liderazgo con políticas de reutilización y reciclaje, para Luis Cano “hasta que no exista una obligatoriedad cuyo incumplimiento signifique un costo, es difícil que las empresas adopten medidas más sostenibles”.

Una de las limitantes, según el ejecutivo de S.Q. Ingeniería, es que para poder generar alternativas y desarrollar nuevos procesos es necesario realizar importantes inversiones. “Al momento de analizar cuál será el costo y el retorno de una inversión de este tipo, muchas empresas optan por la disposición final, que es una alternativa más económica, perdiendo la visión de que los ciclos empresariales son de largo plazo”, comenta Nicolás Alfaro.


Empresa-Comunidad: Una relación compleja

Además de una legislación cada vez más exigente, y una mayor conciencia frente al medioambiente, son las propias comunidades las que están impulsando acciones de mayor responsabilidad por parte de las empresas. Mayor empoderamiento y acceso a la información son elementos que inciden en una relación cada vez más compleja.

Según Luis Cano, “más allá de la legislación, que es sumamente importante ya que el Estado tiene que intervenir para ir generando normas y mecanismos de control, cada vez más la comunidad se está dando cuenta de los riesgos que implica tener una industria cercana y exige a las empresas políticas de mayor responsabilidad”.

En ese contexto, es necesario tratar el tema también desde el punto de vista de la gestión de riesgos, ya que un accidente puede destruir completamente el trabajo realizado por una industria dentro de la comunidad; si la confianza se pierde, es sumamente difícil recuperarla. Por eso, para la ejecutiva de Resiter, “el tema medioambiental, la gestión de riesgos de accidentes y el impacto de la operación en una comunidad son aspectos sumamente sensibles y que hoy están interrelacionados, por lo que deben ser manejados en conjunto”.

Muchos de los conflictos que surgen entre empresas y ciudadanos tienen que ver con el continuo desarrollo de las ciudades, que ha hecho crecer grupos urbanos en torno a industrias que en determinadas circunstancias pueden verse enfrentados.

Para Claudio Loyola, Gerente HSSE de Amec Foster Wheeler, “lamentablemente, muchas veces las leyes surgen como respuesta a los problemas que ya existen, y hoy tenemos industrias en medio de la ciudad que se han expandido en torno a ella y comienzan a generarse conflictos que antes no existían; son cambios que tanto el Estado como las empresas deberán asumir porque hoy las condiciones han cambiado”.

Como señala Martín Morgan, Encargado de Comunicaciones de Recimat, “hoy para las empresas es clave integrarse en las comunidades, ser un elemento positivo para ellas; por eso es importante que la sustentabilidad o la responsabilidad empresarial sea algo tangible y no solo un discurso”.

Esto, porque como afirma el ejecutivo de Amec Foster Wheeler, ha cambiado la visión de la comunidad. “Antes, se asumía que existía una relación de costo-beneficio. Hoy, en cambio, los ciudadanos no están dispuestos a aceptar que una empresa se instale en su territorio simplemente ofreciendo puestos de trabajo; también exigen que su operación no los afecte negativamente”.

Coincidiendo con el punto anterior, Martín Morgan añade que “esto responde a que el concepto de responsabilidad social ha evolucionado y hoy se habla más de ‘valor compartido’, en el sentido de que si a una empresa le va bien, ese éxito también se refleje en la comunidad”.


Los desafíos para el futuro

En materia de gestión de residuos, son muchos los desafíos que aún están pendientes, y es muy probable que la aprobación de la REP establezca nuevos parámetros y estándares que nos permitan avanzar hacia un sistema de gestión cada vez más sostenible.

Sin embargo, para Javiera Barahona, “hasta ahora ha faltado un poco de fuerza para establecer criterios, considerando que es un tema relativamente nuevo, por lo que aún existen muchas dudas e incertezas”.

Finalmente, Mauricio Martínez añade que “con la REP aprobada, seguramente muchas de las incertidumbres se aclararán y se definirá más específicamente cuál es el camino que nuestro país desea recorrer en los próximos años”.

Julio 2015
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.