Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Lunes 3 de Octubre de 2022         •         Dólar= $951,34         •         UF=$34.299,11         •         UTM=$58.772

Seguridad en mantenciones de equipos
Por Pablo Herrera Millanguir, Experto en Prevención de Riesgos. Docente de las carreras de Prevención de Riesgos en Duoc UC sede Puente Alto.
El área de mantención es una de las más críticas dentro de una empresa, ya que es la que asegura que todo activo físico continúe desempeñando sus funciones. Por ello, el trabajador se expone a algunos riesgos que es necesario vigilar.

La mantención de los equipos es de relevancia para la competitividad de la empresa, pues es el área encargada de entregar niveles adecuados de confiabilidad y disponibilidad. Es importante destacar que, al entregar continuidad al proceso, exigir tiempos de respuesta suficientemente oportunos, en algunas ocasiones, se contrapone al estricto respeto de los procedimientos de trabajo adecuados a la ejecución de las actividades.

En este sentido, los desperfectos en donde se requiere el trabajo de un especialista técnico (ya sea mecánico, electromecánico, eléctrico, entre otras especialidades), podría estar relacionado con un accidente.

Una buena gestión del mantenimiento debe tener en perspectiva garantizar los mejores niveles de seguridad para los operarios de los equipos y técnicos de mantenimiento, equipos e instalaciones y medioambiente. Es por ello que en cuanto se refiere a la seguridad industrial, el área de mantenimiento posee dos labores principales:

Resguardar la seguridad de sus propios técnicos.

Entregar los equipos en condiciones que minimicen los factores de riesgo que expongan a los operadores de los equipos a situaciones de peligro, en donde la integridad de técnicos y operarios podría verse afectada.

El incremento sustancial en la confiabilidad de los equipos, elevará sus niveles de seguridad operativa, ya que en la medida en que se disminuyan las probabilidades de falla, disminuirá la magnitud del riesgo asociado a la actividad; pero esto por sí solo no logrará niveles de seguridad óptimos para los técnicos de mantenimiento.


Consideraciones ambientales

También se debe tener en consideración que, en ocasiones, el área de mantención sufre accidentes por situaciones desfavorables, como dificultad en los accesos, condiciones climáticas adversas (frío, calor, lluvia, viento) o trabajos en altura, espacios confinados, atmósferas tóxicas, etc., lo que implica una gran complejidad en la tareas encomendadas, obligando a los empleadores a crear las condiciones adecuadas, diseñar los procedimientos, proporcionar los elementos adecuados de trabajo e incorporar una supervisión específica a las actividades que se realizan.

La gestión de la seguridad en los procesos de mantención debe ser capaz de generar matrices de identificación de peligro y evaluación de los riesgos, identificando aquellas actividades críticas (por ejemplo, trabajos con tensión, en espacios confinados) y generar procedimientos de trabajo o instructivos para estas actividades, generando conocimiento al desarrollar guías de buenas prácticas al interior de la empresa.

Toda esta gestión es infructuosa si es que no se generan dos actividades clave en el desarrollo de la seguridad, que son el compromiso de la alta dirección y un plan de capacitación adecuado tendiente a un desarrollo formal de las competencias asociadas al cargo de técnico en mantención.

En el caso de que las empresas contraten servicios de mantención a cualquier nivel, la empresa principal deberá mantener un alto estándar de exigencia respecto de estos trabajos, los que deberán estar insertos desde las bases de las propuestas y que serán un avance para la seguridad interna de la empresa y en relación a las compañías contratistas.

Existen distintas técnicas que ayudan a hacer eficientes los procesos de mantención, como son los mantenimientos preventivos, que permiten realizar una planificación respecto de las paradas que podría tener la organización, lo que permite un adecuado ritmo en las operaciones de mantención y proporciona una visión acorde respecto de las condiciones y necesidades del área a intervenir.

Por lo tanto, para realizar una gestión ordenada respecto del mantenimiento, es necesario tener en consideración el compromiso de la Dirección, la elaboración de la matriz de peligro y la evaluación de los riesgos, el procedimiento de trabajo para actividades críticas, y medidas de control que incluyan capacitación permanente, utilización adecuada de herramientas, permisos de trabajo para actividades críticas y establecer un plan de emergencias.

Estas acciones, en conjunto con la participación de los técnicos, llevarán a una mejora continua en los procesos de mantenimiento y reducción de los accidentes laborales en esta área.

Junio 2015
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.