Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 6 de Octubre de 2022         •         Dólar= $946,76         •         UF=$34.340,05         •         UTM=$58.772

Aníbal Aguirre, Especialista en Radiaciones No Ionizantes
“Existe muy poca prevención sobre el riesgo de los campos electromagnéticos”

Los trabajadores que instalan las antenas de telefonía móvil requieren de mayor supervisión, pues pueden verse sometidos a exposiciones electromagnéticas por sobre los límites recomendados. Sobre este tema, conversamos con Aníbal Aguirre, Asesor de la OPS-OMS, en el seminario “Matriz Digital: Desafíos de la Infraestructura de las Telecomunicaciones en Chile al 2020”, de País Digital.
Aníbal Aguirre.

¿Qué preparación debe recibir un instalador de antenas de telefonía móvil?
El área de Salud y Seguridad Laboral de la empresa de telecomunicaciones debe, en primer lugar, ofrecer al trabajador un exhaustivo entrenamiento sobre los posibles riesgos a los que podría exponerse al entrar en contacto con un campo electromagnético y de qué forma debe resguardarse. Segundo, le debe otorgar los elementos de protección personal (EPP) necesarios para que su exposición no exceda los límites laborales, y tercero, realizarle un control periódico médico para saber en qué estado de salud se encuentra. Es decir, al igual que en cualquier otra actividad que implica riesgos, se debe velar por prevenir accidentes y enfermedades.

¿Qué EPP se deberían usar?
Cuando se estima que podría haber una exposición fuera de los límites, se les dota de un traje anti-exposición (tipo overol) que impide que los campos ingresen al cuerpo, y una máscara especial para proteger el rostro. Además, deben contar con un monitor de radiación personal que les indica a qué cantidad de radiación están expuestos y, de acuerdo a esa cifra, saber si tienen que equiparse o alejarse del sector dependiendo de sus procedimientos de seguridad.

¿Por cuánto tiempo se puede exponer un trabajador a un campo electromagnético?
Si el medidor indica que el campo electromagnético se encuentra dentro de los rangos sugeridos, el instalador puede trabajar tranquilamente toda la jornada laboral (entre 6 y 8 horas aproximadamente), pero si los llega a superar, solo puede mantenerse por un período máximo de 6 o 7 minutos. Además de dicha medición, es fundamental que los encargados de prevención de riesgos visiten periódicamente los lugares de trabajo de los instaladores, para medir el nivel de campo con un monitor calibrado. En el caso de que estos resultados no sean concluyentes, se puede colocar un monitor continuo. Esta es una política de calidad, prevención y control de campos que todas las compañías debieran considerar al momento de certificarse en la norma de gestión ambiental ISO 14000.

¿Puede desempeñarse en este tipo de actividades un trabajador con implantes médicos?
Existen algunas recomendaciones de la OMS y de la Organización Mundial del trabajo al respecto, fundamentalmente en frecuencias bajas. Como regla general, al nivel de campo al que usualmente están expuestos los trabajadores no existe riesgo alguno. Sin embargo, las empresas con buenos prevencionistas de riesgos suelen apartar de lugares expuestos a trabajadores con marcapasos o implantes, así como a mujeres embarazadas. No lo hacen por un riesgo concreto, sino que para cuidar la tranquilidad psíquica de la persona, lo cual es una medida comprensible. En este sentido, es necesario recordar que salud no es solo la ausencia de enfermedad, sino que también el bienestar social y psíquico de la persona.

¿Considera que hay una cultura de prevención de este tipo de riesgos?
Creo que a nivel mundial, existe muy poca prevención sobre el riesgo de los campos electromagnéticos, pese a que la Organización Internacional del Trabajo viene generando recomendaciones desde hace muchos años para proteger a los trabajadores. Esto lo podemos comprobar a diario, ya que nos consultan empresas con grandes planes de contingencia para todo tipo de riesgos, menos para el electromagnético. Sin embargo, algunos países, como España y Alemania, ya han adoptado políticas para reducir los riesgos a la exposición, mientras que otros, como Argentina y Brasil, al menos han generado normas y una mayor conciencia en el tema de capacitación, lo cual es un paso muy importante.

¿Cuáles son los desafíos en la materia?
A nivel regional, el principal desafío es incorporar el campo electromagnético como un factor más en la matriz de riesgos de las empresas que se dedican a la instalación de antenas, o al transporte de energía eléctrica, lo que permitirá mejorar la capacitación respectiva para luego aplicar a las normas ISO 14000. En el caso de Chile y especialmente para los trabajadores, es necesario que se adopten todas las recomendaciones legales que establece el Estado, fundamentalmente desde el Ministerio de Salud, para resguardar su salud en estos ámbitos.

Mayo 2015
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.