Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Lunes 26 de Septiembre de 2022         •         Dólar= $977,80         •         UF=$34.203,78         •         UTM=$58.772

DETECCIÓN Y MONITOREO DE GASES TÓXICOS
Combatiendo un enemigo silencioso

En marzo pasado nos impactó la noticia de la muerte de tres personas en una clínica de Santiago por inhalación de gases tóxicos, mientras realizaban la limpieza de un pozo de desechos. Casos como estos, traen al tapete con más fuerza la importancia de la prevención. Sobre los peligros de los gases tóxicos y la importancia de aplicar buenas prácticas en la industria, conversamos con algunos actores de este mercado en el desayuno organizado por Revista HSEC Magazine.

Como en otros sectores del país, en el área de detección y monitoreo de gases tóxicos también existen debilidades que exponen a los trabajadores a los riesgos derivados de su inhalación y que no sólo pueden llegar a cobrar vidas, sino también derivar en enfermedades laborales que se desarrollan en el largo plazo. En ese contexto, es fundamental la creación de conciencia acerca de los riesgos implicados, la implementación de planes de mantención de los equipos de detección y monitoreo, y la convergencia de todos los participantes -empleadores, empleados, autoridades, proveedores y mutuales- para continuar en la tarea de prevención.


Debilidades estructurales

Para Oscar Carvajal, Especialista Senior Área Especialidades Técnicas de la ACHS, “existe una debilidad en la base estructural del país, desde el punto de vista de las capacitaciones para la gente que trabaja en labores susceptibles a una exposición de gases, de los fiscalizadores que deben realizar los controles y de la normativa que no abarca todos los aspectos necesarios. No tenemos una cultura preventiva y eso hace que, muchas veces, las leyes vayan detrás de los eventos que nos afectan y que solo en ese momento se convierten en una preocupación debido a sus consecuencias”. En opinión de Humberto Quintino, Gerente Comercial de SQ Empresas, “la debilidad está sobre todo en las normas chilenas, razón por la cual la NFPA se está introduciendo cada vez más en el tema de los seguros, ya que, en definitiva, son ellos los que fiscalizan las empresas, determinan las primas e imponen ciertos estándares”. “Lamentablemente, nos damos cuenta de nuestra debilidad cuando realmente nos enfrentamos a una emergencia”, agrega.

Oscar Carvajal, ACHS.
Humberto Quintino, SQ EMPRESAS.
Rodrigo Gallardo, DRÄGER.
Fernando Barraza, DRÄGER.
David González, MUTUAL DE SEGURIDAD CChC.
Guillermo Pinto, MSA.
Francisco Alcaide, DTGAS
José Campos, TERCAM.
Xavier Piñango, SOLTEX.
Patricio Guevara, SEGURYCEL.

Desde el punto de vista industrial, la visión es más positiva, gracias a la minería que generalmente exhibe mejores estándares de seguridad que el resto de los sectores económicos. Como afirma Rodrigo Gallardo, Director Sales & Service Safety Division de Dräger, “Chile tiene un buen estándar a nivel industrial, sostenido principalmente por la minería y la industria de la celulosa, que tienen procedimientos claros y bien desarrollados para el trabajo en espacios confinados. Sin embargo, creo que es necesario dar un paso adelante en lo que se refiere a la detección fija, es decir, hacia un monitoreo 24x7, que es algo que se está introduciendo en los segmentos más avanzados”. El ejecutivo añade que “existe otro sector, que es el de las Pymes y de las empresas orientadas hacia los servicios, donde es probable que no esté llegando ni la información ni la capacitación necesaria”.


Responsabilidades compartidas

Frente a la problemática que enfrentan las pequeñas y medianas empresas para adaptarse a los requerimientos mínimos que establecen las normas y a una política global de seguridad, las responsabilidades son compartidas. Por una parte, el empresario que no siempre está dispuesto o en condiciones de invertir; y por otra, los trabajadores que no cumplen con las normas de prevención y también los mandantes, que no exigen su observancia.

En ese contexto, David González, Jefe del Departamento de Higiene Ocupacional de la Mutual de Seguridad, comenta que “efectivamente el tema de las Pymes es una realidad, pero hay que considerar que ellas no trabajan solas; detrás hay contratistas o subcontratistas que les encargan la ejecución de alguna tarea y especificaciones técnicas donde debiera estar contemplado el monitoreo continuo de las condiciones de trabajo con un monitor de gases”.

Según Guillermo Pinto, Gerente de Minería Ventas y Distribución de MSA, “falta sentar las bases en los procedimientos de operaciones, ya que una de las principales dificultades en este ámbito es la falta de conocimientos y de análisis al momento de realizar las labores. Aunque el trabajador cuente con un detector de gases, si no tiene los conocimientos necesarios, no será de gran utilidad”.

Para Francisco Alcaide, Gerente General de Dtgas, “gran parte de la responsabilidad recae en los mandantes, que son los que pueden hacer que la capacitación se extienda hacia las personas; son ellos quienes deben saber qué tipos de gases están tratando y en qué condiciones se encontrarán los empleados”. Además, para el ejecutivo aún existen situaciones que no están bajo control, como las concentraciones de gas en los estacionamientos subterráneos, donde, a su juicio, "muy pocos se encuentran bien protegidos". Respecto a este punto, se tiende a pensar que basta con colocar detectores de gas, sin embargo, muchos de ellso fueron colocados hace muchos años y no han tenido ninguna mantención.

José Campos, Gerente de Operaciones de Tercam, agrega que “para evitar esas situaciones es necesario que las bases de la estructura política estén dadas para que nuestra cultura mejore. Hoy no tenemos una cultura de la seguridad y de la prevención, lo que nos expone a situaciones de emergencia”.


Prevención y monitoreo

Existen variados métodos e instrumentos para la detección y el monitoreo de gases tóxicos, y esa es una de sus mayores complejidades, puesto que existen cientos de gases y una amplia gama de aplicaciones en que se encuentran presentes. Algunas requieren la detección de un gas específico eliminando otras lecturas, mientras que otras requieren la lectura de cada uno de ellos. En Chile, existe una guía elaborada por el ISP que entrega lineamientos y recomendaciones para su tratamiento.

En ese contexto, Xavier Piñango, Product Manager Gas Detection de Soltex Chile, explica que “en cuanto a la detección de gases en espacios confinados, en el país estamos bastante avanzados aunque aún es necesario tener una regulación más específica, como la europea y norteamericana, o como la que están desarrollando brasileros y mexicanos, donde uno de los aspectos más interesantes es que se ha establecido la necesidad de realizar una prueba de funcionalidad de los detectores antes de utilizarlos. De esta forma, se tiene la certeza de que la alarma funcionará, y eso es algo que acá todavía no tenemos”.

Sobre todo en espacios confinados, los elementos de protección personal (EPP) son fundamentales para garantizar un trabajo seguro, sin embargo “tienen límites frente a algunas exposiciones, como las de monóxido de carbono, concentraciones que en lugares pueden aumentar drásticamente en tiempos reducidos; en esos casos se requiere de equipos de suministro de aire o ventilación forzada”, comenta el ejecutivo de la Mutual.

Fundamental es escoger el EPP más adecuado y eficiente para el tipo de condiciones en que se realizan los trabajos, lo que requiere el manejo de información y conocimientos. “Existe una amplia variedad de equipos, que van desde un respirador desechable hasta uno con 4 horas de autonomía, que permite aislar al trabajador completamente del medio; entonces, claramente su elección dependerá del nivel de riesgo”, comenta el ejecutivo de Dräger.

En ese sentido, también el DS 594 entrega elementos sobre las condiciones sanitarias y ambientales básicas en los lugares de trabajo. “Por ejemplo, establece los límites de exposición y, en base a eso, configuramos los niveles de alarma de nuestros detectores de gases antes de entregarlos a nuestros clientes”, asegura Patricio Guevara, Product Manager Instrumentos Fijos y Portátiles de Segurycel. Sin embargo, en ese punto surge una nueva problemática, que es la mantención de los equipos para su correcto funcionamiento, porque los proveedores pueden entregarlos en las condiciones que exige la norma para detectar niveles de peligro y activar las alarmas necesarias, pero son los usuarios quienes deben preocuparse de su mantención en el tiempo.

De hecho, el ejecutivo de la ACHS comenta que “en ocasiones, las empresas adquieren los equipos solo para cumplir con una obligación, y una vez instalados se olvidan de ellos. Entonces, es necesario que exista la convicción de que ese equipo puede salvar una vida o evitar una tragedia y, en ese sentido, lo fundamental es estar capacitado y tener una buena preparación”.


Nuevas tecnologías y tendencias

Actualmente existen varias tecnologías para la medición de gases tóxicos, que se diferencian básicamente por el gas o la variable a detectar. Algunas de ellas son la tecnología catalítica, que mide gases combustibles y los derivados de los hidrocarburos; la tecnología electroquímica, que fundamentalmente mide gases tóxicos y oxígeno; y la más precisa y selectiva, que es la tecnología infrarroja. Además, existen otras como las lámparas de fotoiniciación, que miden todos los compuestos orgánicos volátiles que tengan un potencial de iniciación inferior al valor de la lámpara”, explica el ejecutivo de Segurycel.

No obstante, a pesar de que mejores tecnologías son desarrolladas constantemente, estas tienen costos mayores que hacen más difícil su incorporación. Respecto de esto, Pinto pone como ejemplo la tecnología de ultrasonido, que detecta anomalías en el espectro y reconoce fugas con un tiempo de respuesta mucho menor, y cuyo costo es bastante más alto que otras soluciones”. En definitiva, lo que hay que tener claro son los peligros a los que van a estar expuestos los trabajadores durante el desarrollo de sus funciones, ya que, como señala Quintino, “en la medida en que la empresa conozca sus procesos, podrá prevenir y evitar situaciones de emergencia”.

Mayo 2015
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.