Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 29 de Septiembre de 2022         •         Dólar= $963,88         •         UF=$34.244,61         •         UTM=$58.772

Iván Marinado y Ricardo Pareja, de Melón
“El liderazgo hace la seguridad”

A más de 100 años desde su creación, Melón se ha transformado en una de las principales empresas del sector cementero del país. Para resguardar la integridad y salud de sus cerca de cuatro mil colaboradores -internos y externos-, ha definido un programa de seguridad laboral de alta exigencia, enfocado a concebir este concepto como un valor. En esta entrevista, Iván Marinado, Gerente de Operaciones y Ricardo Pareja, Gerente de Sustentabilidad de la empresa, nos comentan acerca de esta visión.
Iván Marinado y Ricardo Pareja

¿En qué pilares basan su programa de seguridad laboral?
I. Marinado: En Melón hemos definido cuatro pilares corporativos: Seguridad, Excelencia Operacional, Integridad y Compromiso. La compañía tiene cuatro líneas de negocios -cementos, áridos, hormigones y morteros- y aunque cada una de ellas tiene realidades distintas, en términos de seguridad, existe un estándar igual para todas. En definitiva, más que una tarea o un lineamiento de trabajo, vemos la Seguridad como un valor.

¿Por qué el área de operaciones se hace parte de la seguridad?
R. Pareja:La seguridad en la compañía depende de Operaciones porque creemos que las acciones seguras deben ser parte de esta área, y no ser vista como un área fiscalizadora o controladora. En general, esta área es la maduración de muchos procesos, de decisiones buenas y otras no tanto, que nos han servido de aprendizaje, rescatando lo mejor de nuestra historia. Hoy en la compañía la seguridad laboral está acompañada de salud ocupacional, ya que sabemos que en el futuro pueden presentarse muchas enfermedades laborales y creemos que ese trabajo se tiene que hacer preventivamente.

¿Cómo se difunde el concepto de seguridad a los colaboradores?
I. Marinado: Lo más importante es el liderazgo de cada una de las personas en las distintas posiciones de trabajo. Las jefaturas y operarios deben vivir el valor de la seguridad al mismo nivel de importancia, dado que dentro de nuestra declaración de principios, además de ser un tema valórico, es una condición de empleo. Este concepto se trabaja a nivel tanto de colaboradores -cuando se quiere promover a alguiencomo de contratistas, en el sentido de que tengan un compromiso y un récord de seguridad acordes. Estamos convencidos de que el liderazgo hace la seguridad y de que todos tenemos la capacidad de gestionar la seguridad en nuestras áreas.

¿Cuál es el foco del programa en esta materia?
R. Pareja: En la práctica, nuestro foco es evitar las fatalidades y en ello somos intransigentes. En trabajos que conllevan riesgos específicos (altura, energía, etc.) establecemos disciplina donde corresponde; y en materia de salud ocupacional, hacemos un diagnóstico de cargos expuestos y llevamos a cabo programas de vigilancia. Esta industria es una de las más desafiadas por los programas de salud laboral, porque tenemos dos grandes temas que nos aplican: sílice y ruido. Ver la seguridad como un valor es trascendente. Si alguien no comparte esta premisa, esa persona es peligrosa para nuestra empresa, porque puede ser responsable del accidente de un trabajador o bien de uno propio.

¿Con qué estándares de seguridad cuentan?
I. Marinado: Hoy en día estamos trabajando con cinco estándares; buenas prácticas internacionales que se validaron y adaptaron a cada sector. El primero de ellos es el de EPP, el más básico, pero no por ello menos desafiante. El segundo es el de trabajo en altura (sobre 1.80 metros), con una serie de requisitos; el tercero es el de aislación de energías peligrosas; el cuarto es el de equipos transportadores -cintas, rastras, elevadores, etc.-, que busca evitar que una persona pueda acercarse a estos equipos en movimiento; y el último es el manejo de contratistas, relacionado con difundir nuestra gestión interna hacia estos colaboradores. Cabe destacar que vamos incorporando nuevos estándares cada año.

¿Cuáles son las dificultades que han enfrentado?
I. Marinado: Más que dificultades vemos desafíos, como, por ejemplo, la alta rotación de personal en algunas áreas de negocio, cambios culturales que sea necesario realizar en grupos adultos que ya tienen hábitos establecidos, etc. Otro gran desafío es cómo dar cobertura a lo que hacemos estando presentes a lo largo del país, con más de 60 sitios industriales y transportistas recorriendo Chile.

¿Cuál es la inversión destinada a este ítem?
I. Marinado: Hoy aproximadamente un 30% de la capacitación en Melón está destinada a seguridad, y eso es casi un estándar que hemos definido. Más allá de esto, la seguridad no va en paralelo a lo que hacemos, sino que es parte de lo que hacemos; cuando nos embarcamos en un proyecto velamos por que la seguridad y la calidad sean consideradas dentro de la inversión como un ítem más que hay que considerar en todo proyecto.

¿Cómo se reflejan estas acciones en las tasas de accidentabilidad?
R. Pareja: Nosotros estamos adheridos a la Mutual de Seguridad y, de acuerdo a los datos entregados, tenemos una tasa de accidentabilidad cercana a 1, que es menor a la tasa del segmento industria e incluso menor que la de minería. Nuestro objetivo es competir con nosotros mismos y mejorar año a año.

Noviembre 2014
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.