Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Miércoles 28 de Septiembre de 2022         •         Dólar= $972,33         •         UF=$34.230,99         •         UTM=$58.772

SAFETY WALK
Fomentando el trabajo en equipo
Por Luis Salamanca, Director Area Ingeniería Carreras de Prevención de Riesgos, IP-CFT Santo Tomás.
Para que cualquier sistema de gestión sea realmente efectivo es fundamental cultivar la comunicación entre los trabajadores y la línea de mando, con la finalidad de que se informen los objetivos y acciones que apuntan a una mejora continua de las diversas labores.
Luis Salamanca

Uno de los buenos ejemplos de trabajo en equipo son las Caminatas de Seguridad o Safety Walk, una práctica común dentro de una faena o área de producción de cualquier empresa. Tal como su nombre lo indica, la idea de este ejercicio es que trabajadores y supervisores recorran en conjunto un área o sector con el fin de detectar las acciones o condiciones subestándar presentes en el entorno del trabajo mediante una observación de seguridad.

Esta práctica, además de ser una alternativa para verificar y detectar oportunidades de mejora, compenetra a los trabajadores y supervisores, ya que ambos con una lista de chequeo en mano deben detectar lo que por lo general no se reporta bajo la percepción de que no es parte de las labores habituales. Por otra parte, representa una excelente oportunidad para involucrar a la línea de mando superior o las diferentes gerencias, quienes no siempre pueden recorrer las instalaciones que dirigen y a la vez conocer más de cerca las situaciones domésticas de la empresa y la rutina de los trabajadores.


Participación transversal

Por su importancia para la seguridad de las operaciones y los trabajadores, el Safety Walk debe transformarse en una rutina participativa. Recorrer la planta o faena durante por lo menos una hora cada mes dará más claridad de los objetivos estratégicos de las gerencias, las cuales, por su parte, se irán interiorizando de los pormenores en la práctica.

En el caso de los mandos medios, salir a caminar acompañados de un colega por los sectores que están a su cargo, con el fin de ir evaluando en forma cruzada los sectores, propicia el espíritu competitivo en pro de mejorar el orden, aseo y buenas prácticas entre los equipos de trabajo.

En tanto, para los trabajadores las caminatas de seguridad pueden ser la rutina diaria de inspección de cada puesto de trabajo, detectando qué es lo que no está en orden dentro de los ambientes, tanto propios como de los compañeros, estimulando el autocuidado.


Elementos anexos

Es importante destacar que la caminata de seguridad se realiza con una cartilla de registro en mano, diseñada en lo posible para el uso de cualquier colaborador, esté o no capacitado para realizar una inspección, ya que la opinión en asuntos de seguridad desde un perfil distinto a veces representa el aporte que no pudimos ver desde nuestra rutina.

Es ideal que la cartilla de seguridad, que se ha comprobado que funciona, utilice un formato sencillo, orientado fundamentalmente a lo que se pretende evaluar, considerando si se cumple, no se cumple o no aplica, y dejando un poco de espacio para la descripción del lugar específico u otro detalle puntual en la situación que se desea mejorar.

Por lo que a inspección se trata, los puntos a evaluar van desde el orden y aseo de las instalaciones, pasando por las superficies de trabajo, hasta la programación de mantenciones. En cuanto a las observaciones dirigidas a los trabajadores, la cartilla de chequeo puede considerar desde el uso correcto de equipo de protección personal, cumplimiento de protocolos de seguridad o procedimientos, hasta la identificación de malas prácticas que redundan en una necesidad de capacitación o reinstrucción para los procesos más frecuentes o específicos a los que los trabajadores se ven enfrentados repetitivamente.

A la hora de las evaluaciones, los resultados de cada una de las caminatas de seguridad deben quedar registrados idealmente en un formato que represente una verdadera evaluación y aporte al programa de prevención de riesgos de la empresa.

La idea de este ejercicio es generar la ocasión para que todos los trabajadores participen en proponer una solución concreta a los problemas del día a día, y que cada uno pueda implementar o ayudar a rediseñar procesos que puedan ser perfectibles en el tiempo. Asimismo, esta práctica sirve para identificar nuevos escenarios a los que todo colaborador se ve enfrentado, como puede ser algún cambio de tecnología o mejora a la que no se le ha dado un nuevo análisis de seguridad, lo que debe apoyarse en la ayuda de una gerencia interiorizada en la necesidad de generar más recursos para la mejora continua de los procesos.

Noviembre 2014
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.