Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 29 de Septiembre de 2022         •         Dólar= $963,88         •         UF=$34.244,61         •         UTM=$58.772

Ulises Bugueño, Subgerente de Higiene, Seguridad y Medioambiente de EMEL
“La evolución y adaptación son necesarias en seguridad laboral”

El sector eléctrico presenta grandes riesgos laborales. Por eso, en el programa de seguridad laboral de EMEL, empresa de distribución eléctrica para gran parte del norte del país, todo procedimiento es cuidadosamente planificado e implementado. Para conocer su estrategia en materia de seguridad laboral y los resultados logrados, conversamos con Ulises Bugueño, Subgerente de Higiene, Seguridad y Medioambiente.
Ulises Bugueño

¿Cómo se conforma el área de seguridad laboral de EMEL?
Las directrices e iniciativas en materia de Seguridad, Salud Ocupacional y de Medioambiente, emanan de la gerencia de EMEL Norte y de la Subgerencia de Higiene, Seguridad y Medio Ambiente. Luego, cada una de las empresas asociadas (Emelari, Eliqsa, Elecda, Emelat y Conafe) posee un área de Prevención de Riesgos, que asesora, controla y apoya el cumplimiento del programa de Seguridad y Salud Ocupacional (SSO) en los diferentes programas de la compañía, incluyendo las empresas prestadoras de servicio externo.

¿Cómo se definió este programa de SSO?
Este programa se implementó en EMEL Norte en el año 2000, evolucionando y adaptándose en función de las iniciativas estratégicas impulsadas por la gerencia, de los indicadores de accidentabilidad, de la causa de los incidentes de alta potencialidad, del cumplimiento de los requerimientos legales que han ido surgiendo y de los requisitos que establece la norma OHSAS 18.001. Esta evolución y adaptación han sido los factores que han incidido en el éxito de este plan.

¿Qué metas persigue el programa?
Hemos definido metas anuales reactivas, como los indicadores de accidentabilidad, y proactivas, como las observaciones de conducta, las inspecciones planeadas, las reuniones de seguridad, los análisis de procedimientos críticos, las auditorías de terreno, salud ocupacional, entre otras.

Con estas últimas, el programa tiene una mirada de largo plazo, que busca fortalecer la cultura en prevención de riesgos en cada estamento de la organización.

¿Cuáles son los pilares del plan?
Consideramos tres pilares fundamentales: el compromiso, donde cada una de las líneas de la compañía debe comprometerse con las metas y actividades del programa; la capacitación y entrenamiento, con la finalidad de que cada trabajador sepa cómo realizar su tarea, identificar los peligros y evaluar adecuadamente los riesgos; y el autocuidado, que pretende que cada trabajador administre adecuadamente sus riesgos y decida en el momento las medidas a tomar para evitar accidentes.

¿Cuáles son los focos de mayor riesgo en las operaciones de la empresa?
Al ser una empresa de distribución eléctrica, el peligro más importante a controlar es la electricidad. En nuestras empresas, los accidentes eléctricos son pocos frecuentes, pero tienen la potencialidad de provocar mucho daño en el cuerpo humano. Si consideramos, además, que los trabajadores se ven enfrentados a voltajes entre 250 y 33.000 volts, y que en las subestaciones de poder, los niveles de tensión alcanzan entre 66.000 y 220.000 volts, es imperativo que el personal conozca los procedimientos, los riesgos y las medidas de control adecuadas en las distintas actividades.

Otro de los focos de riesgo importantes a controlar son los accidentes de tránsito. Nuestras instalaciones eléctricas, ya sean estas subterráneas o aéreas, están principalmente en la vía pública, por lo que las brigadas se desplazan en vehículos de la compañía, y los accidentes ocurren, ya sea por una conducción descuidada del personal de la compañía como de los terceros que transitan por la ciudad. Finalmente, otro de los riesgos que han venido creciendo son las agresiones de terceros y ataques de perros hacia nuestro personal de lectura, corte y reposición, cuyo trabajo está principalmente en la calle.

¿Qué desafíos deben enfrentar para difundir su cultura de seguridad y salud laboral?
La principal dificultad para anclar nuestra cultura, está en las empresas prestadoras de servicio, quienes son los brazos ejecutantes de la mayoría de los trabajos en terreno. La rotación de personal en algunas de las compañías contratistas, no permite que estas logren alcanzar su propia identidad en materia de prevención de riesgos, haciendo que este tema se vea en un constante inicio de actividades. También la diferencia en los niveles de competencias entre empresas prestadoras de servicio que realizan una misma labor es otro de los puntos difíciles que debemos enfrentar.

¿Cómo han enfrentado las dificultades?
Para cerrar las brechas entre compañías, se está trabajando en ciertas iniciativas, como por ejemplo, la presentación por parte de las empresas contratistas de un plan de SSO alineado con nuestro plan general, incluyendo el desarrollo de actividades con metas. Además, los representantes de las empresas contratistas y su experto en prevención de riesgos deben asistir todos los meses a paneles de control, donde se evalúa el avance de los programas de SSO.

¿Cómo han evolucionado las tasas de accidentes con la aplicación del programa?
Con orgullo podemos decir que los indicadores en Conafe han experimentado una baja importante; por ejemplo, la tasa de accidentabilidad por cada 100 trabajadores en 2010 era de 1,67%; el 2011, pasó a 0,54%, llegando el 2013 a 0,00%, cifra que mantenemos en la actualidad. Estos números nos ubican más bajo que la media de la industria, y desde que estoy a cargo de la prevención de riesgos, no hemos tenido accidentes fatales y los incidentes con lesión no han sido a consecuencia de descargas eléctricas.

Lo anterior nos ha permitido obtener reconocimientos de la mutualidad a la que estamos adheridos y del Consejo Nacional de Seguridad de Chile, que en mayo de 2014 nos premió por alcanzar tasas con valores en la categoría de significación. Los premios fueron tanto para Conafe como para las demás empresas que son administradas por EMEL Norte.

Octubre 2014
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.