Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 6 de Octubre de 2022         •         Dólar= $946,76         •         UF=$34.340,05         •         UTM=$58.772

William Baun, especialista en Bienestar Corporativo
“La salud corporativa debe ser vista como una inversión”

En el marco de la Corporate Wellbeing Conference 2014, evento organizado por Seminarium, William Baun, experto estadounidense en salud corporativa, visitó nuestro país. En esta entrevista con HSEC Magazine, nos cuenta más sobre este concepto que cada vez cobra mayor importancia en las empresas a nivel mundial.
William Baun

¿Cómo se debe abordar la salud corporativa?
La salud corporativa es un tema primordial en el management actual, ya que se enfoca directamente en las personas, que son finalmente el core de una organización. Actualmente, hay muchos modelos que abordan la salud en una compañía, pero como punto de partida, lo importante es que se enfoquen en los datos de la empresa, tales como las edades del grupo laboral, la cantidad de hombres y mujeres, y otras variables que determinarán los riesgos a los que las directrices apuntarán.

Como segundo tema, es necesario comprender las necesidades propias de los empleados y que potencialmente alcancen a sus familias, ya que estos programas funcionan en la medida que se implementan acciones en las que los trabajadores están interesados. Una tercera etapa sería correlacionar estos planes con las expectativas de los niveles altos de la organización, quienes deberían estar dispuestos en dedicar dineros y recursos en estos programas.

¿La salud empresarial trabaja en la misma línea que la ocupacional?
Son áreas distintas, pero que en la práctica muchas veces están relacionadas o emergen desde un mismo departamento. De hecho, en algunas compañías, ambos programas funcionan desde las áreas de salud ocupacional, como el caso de empresas de EE.UU. que tienen programas de asistencia en seguridad laboral, salud ocupacional, incluso enfermeras dentro de la institución y programas de bienestar que están considerados dentro del marco de salud laboral. Algunas veces son las mismas enfermeras quienes lideran los programas de bienestar, aunque no es lo óptimo, ya que su formación es clínica y en bienestar se necesitan otras herramientas.

¿A qué herramientas se refiere?
Quienes lideran los programas de bienestar, utilizan herramientas que podemos reconocer como de entrenamiento motivacional, entregándoles claves a los trabajadores para aplicar en sus acciones; es decir, se les entrega gran parte del trabajo a ellos. En cambio, desde la salud ocupacional se tiende a buscar la solución de un problema. Un líder de bienestar y salud en el trabajo, es más como un entrenador deportivo, ya que muestra cómo hacer las cosas, pero luego son los deportistas quienes deben hacer un trabajo personal. En este sentido, un líder de bienestar tiene un rol de apoyo y de motivador.

¿Qué elementos deben estar considerandos en un programa de salud?
Las necesidades incluidas deben adaptarse al grupo laboral. Por ejemplo, si en una compañía trabajan muchas mujeres, las acciones deben responder a sus necesidades particulares, como apoyarlas en el cuidado de recién nacidos, pre y postnatal, o bien espacios que incentiven la actividad física y la correcta alimentación. Otro ejemplo, puede ser una compañía manufacturera, donde los riesgos músculo- esqueléticos son recurrentes. Por ende, en este escenario, se recomienda enseñarles a los trabajadores rutinas de estiramiento y a cuidarse ellos mismos, acciones que son netamente de salud ocupacional.

En esta materia, ¿cuál debe ser el rol del CEO?
El CEO debe ser visionario. En la práctica, debe ser un modelo a seguir y creer realmente en la visión que se tiene como empresa. En este sentido, es muy importante que los ejecutivos que le reportan directamente al CEO también compartan esa visión. Supongamos que una empresa (de cualquier rubro) se propone ser una de las más saludables para sus empleados; eso implica que el CEO no puede ser un fumador, que debe tratar de practicar algunos hábitos saludables, como cuidar su comida y realizar ejercicio físico. Se han dado casos en los que algunos ejecutivos han tenido que enfrentar difíciles situaciones para mejorar, como, por ejemplo, su sobrepeso o hábito de fumar, en las cuales ellos explicitan el problema y logran cambiar, lo que es muy potente para los empleados, ya que entregan un mensaje de que “si él pudo, yo también puedo”. Asimismo, un CEO debe recorrer los departamentos de una empresa y averiguar cómo van funcionando las cosas, preocupado de hablar con las personas y preguntarles, por ejemplo, cómo están sus hijos, porque esas situaciones generan lazos de confianza.

¿En qué consiste el fenómeno del “iceberg” en salud corporativa?
Muchos ejecutivos se detienen a mirar solo los costos de las acciones tendientes a generar salud y bienestar en las empresas, pero bajo el “iceberg”, vemos personas que, por consecuencia de una mala salud, no son productivas (presentismo), y todos ellas representan finalmente un costo mayor que un programa de salud. Esto debe ser visto como una inversión, por lo que los CEOs deben estar involucrados con esta visión y creer en ella. No puedo esperar que algún trabajador haga esto por sí mismo; debo ayudarlo y crear un ambiente donde le sea más fácil tomar decisiones saludables, por ejemplo, implementando sesiones de masajes, salas de lactancia para las mujeres con bebés, estacionamientos para bicicletas, cafeterías, etc. Son cosas muy importantes, que pueden ser costosas, pero que ofrecen un mayor retorno de la inversión, porque las personas querrán trabajar en un lugar así, que les entrega un ambiente donde se les reconoce como personas y se responde a sus necesidades y donde se trabaje por objetivos.

¿Existe alguna clave para el éxito de estos programas?
Esto tiene un comienzo, pero no un final, y estamos enfocados en el proceso, no en el final. Entonces, debemos saber que estos programas deben ser adaptables, nunca rígidos, ya que los CEOs y los empleados cambian. Por ello, se trata siempre de hacer en conjunto con las personas, y eso se transforma en una cultura.

William B. Baun es Wellness Officer en el MD Anderson Cancer Center, de Houston, Texas. También es presidente de la National Wellness Institute. En marzo de de 2012, el Houston Business Journal nombró a MD Anderson como la organización más saludable en Houston, con 5 mil o más empleados en los Healthiest Employers Awards.
Septiembre 2014
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
alex toala sud (17/12/2014)

deseo saber mas en relacion de especialista en bienestar social

GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.